Joe Zawinul & The Zawinul Syndicate - 75th


Composiciones: “Introduction To Orient Express”, “Orient Express”, “Madagascar”, “Scarlet Woman”, “Zansa II” (Joe Zawinul & Paco Sery), “Café Andalusia”, “Fast City / Two Lines”, “Clario” (Alegre Correa), “Badia / Boogie Woogie Waltz”, “Happy Birthday” (Nilred Hill & Patty Hill), “In A Silent Way”, “Hymn”.

Todas las composiciones por Joe Zawinul, excepto donde se indica.

Músicos: Joe Zawinul (teclados, Vocoder), Sabine Kabongo (voz, percusión), Alegre Correa (guitarra, voz, berimbau), Linley Marthe (bajo eléctrico), Paco Sery (batería, kalimba, voz), Jorge Bezerra (percusión, voz) y Aziz Sahmaoui (percusión, voz) con la colaboración de Wayne Shorter (saxo soprano en “In A Silent Way”).

Grabado en directo en el Estival Jazz Lugano (Suiza) en agosto de 2007, excepto “In A Silent Way”, grabado en directo en Veszprem (Hungría) el 2 de agosto de 2007.
BHM 4002-2

Comentario: Músico de culto en vida, se augura una avalancha de material póstumo del recientemente malogrado Joe Zawinul, máxime habida cuenta de la enorme cantidad de composiciones que dejó sin grabar. En este caso se trata de un CD doble que documenta el directo del teclista austriaco en su septuagésimoquinto y último cumpleaños (de ahí su título, 75th, y la versión del “Cumpleaños feliz” en el segundo compacto).

La grabación da buena prueba de los directos del Zawinul Syndicate, incluyendo también piezas de su etapa en Weather Report (con nuevos arreglos) e, incluso, contando con la colaboración de Wayne Shorter en una lenta y sorprendente versión del mítico “In A Silent Way” que ambos músicos registraran para Miles Davis en 1969. Desarrollos largos (“Madagascar”, “Badia / Boogie Woogie Waltz”), sonidos cercanos a la World Music (“Zansa II”), riffs de bajo repetitivos (“Orient Express”, “Fast City / Two Lines”), uso de voces (“Clario”), predominio de la percusión y, por supuesto, el teclado siempre sugerente de Zawinul son los elementos fundamentales de un trabajo emotivo que se espera sea el primero de una larga serie predestinada a hacer las delicias de los más acérrimos seguidores del pianista.

Arturo Mora Rioja




Jim Beard con Vince Mendoza y la Metropole Orchestra - Revolutions


Composiciones: “Holiday For Pete & Gladys”, “Hope”, “Diana”, “Lost At The Carnival”, “Holodeck Waltz”, “Princess”, “In All Her Finery”, “Parsley Trees”, “Trip”, “Crossing Troll Bridge”.

Todas las composiciones por Jim Beard.
Todos los arreglos por Vince Mendoza, excepto “Lost At The Carnival” (Matt Harris), “Holodeck Waltz” (Gordan Goodwin) y “Crossing Troll Bridge” (Jim Beard).

Músicos: Jim Beard (piano y sintetizador), Vince Mendoza (dirección), Marc Scholten, Paul Van Der Feen, Leo Janssen, Jos Beeren, Max Boeree, Werner Janssen, Bob Malach, Bill Evans (saxos), Wim Both, Jan Hollander, Henk Heijink, Ruud Breuls, Jelle Schouten, Jan Oosthof (trompeta), Roel Koster, René Pagen (trompa), Friederike Darius, Janine Abbas. Mariël Van Den Bos (flauta), Willem Luijt, Martin De Ruiter (oboe), Bart Van Lier, Jan Bastiani, Jan Oosting, Martin Van Den Berg, Ilja Reijngoud (trombón), Joke Schonewille (harpa), Arlia De Ruiter, Sarah Koch, Denis Koenders, Erica Korthals Altes, David Peijnenborgh, Pauline Terlouw, Seija Teeuwen, Ruben Margarita, Vera Laporeva, Merijn Rombout, Herman Van Haaren, Lucja Domski, Simone Vierstra, Wim Kok, Seda Erdem, Polina Cekov, Coleman Willis, Elizabeth Liefkes Cats, Marianne Van Den Heuvel, Seija Teeuwen (violín), Aimée Versloot, Mieke Honingh, Julia Jowett, Iris Schut, Norman Jansen, Marit Ladage, Lex Luijnenburg (viola), Bastiaan Van Der Werf, Wim Grin, Annie Tangberg, Anders Davidsson, Jos Teeken (violonchelo), Erik Winkelmann, Arend Liefkes, Jeroen Rekké, Maaike Wierda, Annemieke Marinkovic (contrabajo con arco), Peter Tiehuis, Jon Herington (guitarra eléctrica), Aram Kersbergen, Frans Van Geest (contrabajo), Marcel Serierse, Martijn Vink (batería), Arthur James (clavicordio), Mike Schäperclaus, Jeroen De Rijk, Frank Wardenier, Murk Jiskoot (percusión orquestal), Marcio Doctor (percusión).

Grabado en MCO, Hilversum (Holanda) en marzo de 2005 y junio de 2007.
Intuition 3418 2

Comentario: Jim Beard es un pianista, teclista y compositor excelente, como ha demostrado en numerosas colaboraciones con enormes figuras del panorama jazzístico mundial (John McLaughlin, Wayne Shorter, Pat Metheny). Sus discos, aun incluyendo composiciones de nivel, nunca han llegado a otorgarle un nombre sólido como líder, en parte debido a unos arreglos festivos, histriónicos y demasiado densos. En esta ocasión dichos arreglos son tarea de un maestro en la materia, Vince Mendoza, quien, a cargo de la Metropole Orchestra, aporta elegancia y solidez, haciendo que una música originalmente sugerente se vuelva descriptiva y enganche al oyente.

Con la colaboración de solistas como Bill Evans, Bob Malach o Jon Herington, además del propio Beard improvisando en varios de los temas, el disco hace un repaso por lo más destacado de sus CDs Song Of The Sun, Lost At The Carnival, Truly y Advocate. El aire festivo sigue presente en composiciones como “Holiday For Pete & Gladys”, “Lost At The Carnival” o “Princess”, si bien con gusto y conviviendo en buena armonía con los más reposados “Diana” o “In All Her Finery”, el swingueante “Trip” o el solemne “Crossing Troll Bridge” (único arreglo del pianista), que cierra el disco. El punto álgido se encuentra en la melodía obsesiva de “Hope”. Es especialmente delicioso escuchar el uso de silencios y la combinación de secciones e instrumentos solistas dentro de la orquesta, como se pone de manifiesto en “Parsley Trees”.

Podrá parecer paradójico que Jim Beard aparezca mermado en lo que a dirección musical se refiere en, quizás, el mejor disco de su carrera, pero su extraordinaria labor como compositor y pianista está fuera de toda duda, y el trabajo de Vince Mendoza no sólo le complementa, además aporta brillo a una obra valiosa por sí sola.

Arturo Mora Rioja




PMJ Featuring Roy Ayers - Love Not Truth


Composiciones: “Sun Theme”, “Love Not Truth”, “Lucy”, “Crazy Love Song” (Jim Wellman/Lascelles Gordon), “Darkness Into Light”, “Good Vibrations” (Jim Wellman/Roy Ayers), “Everything”, “Love Once More” (Jim Wellman/K.B. Rickets/Mike Smith/Gerard Presencer), “Undecided” (Jim Wellman/P.Kirk), “Another Kind Of Culture” (Jim Wellman/Roy Ayers), “Love Not Truth”, “Time And Space Theme” (Jim Wellman/Mike Smith).

Todas las composiciones por Jim Wellman, excepto donde se indica.

Músicos: Jim Wellman (director), Roy Ayers (vibráfono, voz), Judy La Rose, Mel Nixon (voz), Lascelles Gordon (guitarra y percusión), Mike Smith (saxo), Keith More (guitarra), Gerard Presencer (trompeta), Dennis Rollins (trombón), Robert Carter (teclados), Rob Mularchy y Colin Mackenzie (bajo eléctrico).

Postmodern Jazz CD 0003

Comentario: Jim Wellman, miembro de los Brand New Heavies, presenta este proyecto de poco riesgo pero brillante producción, a tenor de la escasez de medios, donde la colaboración del legendario vibrafonista Roy Ayers brilla con luz propia. Alejado tanto del intrincado camino de la fusión como de la comodidad del smooth jazz, podemos encuadrar Love Not Truth en el género del acid jazz, si bien el propio autor decide etiquetarlo como jazz funk en la carpetilla del CD, donde aprovecha para relatar sus problemas con la industria discográfica a la hora de lanzar el disco. Cinco de los doce cortes son remezclas de Crazy Love Songs (1994), y el resto de piezas se grabaron en 2001.

En lo estrictamente musical, Wellman cuenta con destacados músicos de la escena británica, entre ellos tres compañeros de los Brand New Heavies. Los temas están bien construidos, caminan con soltura y aportan un toque de elegancia propio de un pop vocal sofisticado aderezado con ritmos funk y buenas improvisaciones, en su mayor parte a cargo de Ayers y el teclista Robert Carter. “Love Not Truth” y “Another Kind Of Culture” cuentan con excelentes líneas de bajo a cargo de Rob Mularchy y Colin Mackenzie, respectivamente. Love Not Truth no es un trabajo que destaque por lo intrincado, pero su escucha es más que agradable y rebosa sinceridad. Fresquito, fresquito.

Arturo Mora Rioja




Sean Conly - Re: Action


Composiciones: “Gazzelloni”, “Daily Mutation”, “Suburban Angst”, “There’s The Rub”, “Luminiferous Aether”, “Concrete Garden”, “Ulterior Motives”, “Refutable Logic”, “Something I Said?”, “Saitta”, “Illes Du Vent”

Todos los temas compuestos por Sean Conly excepto “Illes Du Vent” y “Luminiferous Aether”, por Conly y Attias, y “Gazzelloni”, por Eric Dolphy.

Músicos: Sean Conly (contrabajo); Michael Attias (saxos alto y barítono); Tony Malaby (saxos tenor y soprano); Pheroan Aklaff (batería).

Grabado en Nueva York el 30 de agosto de 2007.
Editado en 2008 por Clean Feed Records. CF124

Comentario: El contrabajista Sean Conley comenta en las liner notes de este CD que siempre ha preferido que le contraten por su forma de tocar y su personalidad musical, y no porque le necesiten para cubrir una parte de contrabajo ya definida a la que no va a poder aportar nada.

Bajo esa premisa, Conley afirma haber construido su cuarteto en base a la personalidad de los cuatro músicos que lo componen, ¡y vaya músicos! Por un lado Michael Attias, saxofonista excepcional que no es desconocido para Clean Feed, puesto que su disco Credo fue publicado por el sello portugués en 2005, resultando una de las mejores grabaciones del año. Después tenemos a Tony Malaby, uno de los mejores saxofonistas del momento que muestra un talento desbordante en cualquier contexto, tal y como demuestra en sus últimos CDs, Tamarindo (clean feed) y Warblepeck (songlines). Por último, Pheroan Aklaff, uno de los grandes baterías vivos y figura mítica por sus colaboraciones con Oliver Lake y Henry Threadgill, entre otros.

Con una banda semejante es difícil no crear música estupenda, pero es que, además, Conly hace exactamente lo que dice: escribir con la personalidad de sus músicos en la cabeza, casi específicamente para cada uno de ellos. Desde el principio el CD es dinámico y se muestra arriesgado, pero seguro de lo que ofrece; sin abandonar una óptica postfree, la música se mantiene abierta y no suelta el interés del oyente bajo ningún concepto.

La excitante versión de Dolphy que abre el CD es el aperitivo para 10 originales muy variados que sirven como muestrario de los universos musicales de Conly. Universos que se ven enriquecidos por la enorme complicidad que manifiestan sus compañeros, que dan lo mejor de sí. Desde la empatía de la batería de Aklaff a las posibilidades que despliegan los saxofonistas (ambos doblan instrumento, Malaby tenor y soprano y Attias alto y barítono), todos los detalles sirven para realzar y mejorar uno de los mejores debuts del año. Y tratándose de Clean Feed, ya van unos cuantos.

Yahvé M. de la Cavada




RIDD Quartet - Fiction Avalanche


Composiciones: “False Aura”, “Sky Circles”, “Float/Run”, “Paoli”, “The Eye And The Telescope”, “The Five Ways”, “Monkey Catcher”, “Fiction Avalanche”, “Past The Reflector”, “Blue Cry”

Todos los temas por the RIDD Quartet.

Músicos: Jon Irabagon (saxo alto); Kris Davis (piano); Reuben Radding (contrabajo); Jeff Davis (batería).

Grabado en New Jersey en junio de 2005.
Editado en 2008 por Clean Feed Records. CF121

Comentario: Recuerdo la primera vez que escuché a Jon Irabagon. Estaba en mi casa, con el disco Twelve de Jostein Gulbrandsen sonando de fondo mientras hablaba por teléfono con otro crítico. En varios momentos de la conversación, mi mente se iba con las líneas que tocaba el saxofonista e interrumpía a mi interlocutor con alocuciones del tipo, “ostras, como suena esto” y “¿pero este tío quién es?”. Comentamos el nombre de Irabagon y coincidimos en que no nos sonaba de nada, pero quedó almacenado en mi memoria.

Algo más de un año después, hace no demasiado, Irabagon ganó la Thelonious Monk Competition de 2008. Este hecho, afortunadamente, atraerá cierta atención sobre el joven saxofonista filipino-americano, que además ha publicado uno de los mejores discos del año: Jon Irabagon’s Outright!.

Pero hablemos de Fiction Avalanche.

En un principio, me pareció que el RIDD Quartet no era sino una nueva versión del cuarteto de Kris Davis. La pianista lleva unos años trabajando desde la escena independiente (en muchas ocasiones junto al excepcional Tony Malaby), desarrollando una música cerebral, pero libre y distendida al mismo tiempo. Sin embargo, la presencia de Reuben Radding al contrabajo y, especialmente, la de Irabagon, eliminaban esa posibilidad.

El grupo tiene afán democrático y en muchos momentos reina la colectividad bien entendida y la excelencia grupal. El matrimonio Davis se entiende a la perfección y Radding ha tocado en tantos frentes que le resultaría imposible no compenetrarse. Y luego está Irabagon, que es sin ninguna duda uno de los saxofonistas más interesantes e inspiradores de la escena actual. Tanto, que lo repetiré en una línea aparte.

Jon Irabagon es uno de los mejores saxofonistas que se pueden escuchar actualmente y, si no ocurre ningún imprevisto, estoy seguro de que estamos ante uno de los grandes nombres del jazz del futuro.

Dicho esto, y sin ánimo de repetirme en exceso, hay que remarcar que la colectividad del RIDD Quartet se ve comprometida por la enorme personalidad del saxofonista. Kris Davis está estupenda, repleta de ideas y más centrada que en algunos de sus propios discos, pero Irabagon muestra una madurez y un lenguaje arrollador.

Dicho de otra forma: que Fiction Avalanche no pase desapercibido ante ti, porque bajo su apariencia inofensiva se encuentra un disco mayúsculo de música tan libre como contundente. Te gustarán todos los miembros del cuarteto, pero enseguida llegará el momento en que cojas rápidamente la carpetilla repitiéndote “ostras, como suena esto” y “¿pero este tío quién es?”. Eso, o algo parecido.

Yahvé M. de la Cavada




Memorize The Sky (Matt Bauder - Zach Wallace - Aaron Siegel) - In Former Times


Composiciones: “Did I Tell You?”, “The Sun Is Going Down”, “I Am The Founder Of This Place”, “Treat Me Like A Picture”, “In Former Times”

Todos los temas por Memorize The Sky.

Músicos: Matt Bauder (saxo tenor y clarinete); Zach Wallace (contrabajo); Aaron Siegel (caja, bombo y vibráfono).

Grabado en Austria el 27 de abril de 2007.
Publicado en 2008 por Clean Feed Records. CF122.

Comentario: Al final, está música es para el que la disfruta. Así de claro.

No es fácil, no es ortodoxa y se maneja todo el tiempo dentro de unos parámetros tan libres como arriesgados. Esto presenta al grupo Memorize The Sky como unos equilibristas acústicos y a In Former Times como una muestra de música catártica y subyugante, pero también monótona y necesitada de una serie de circunstancias.

In Former Times es la grabación de una actuación en directo que el grupo ofreció en Ulrichsberg (Austria) en abril del 2007. Puede que la clave esté ahí, en el directo y en esa conexión que ofrece entre el músico y el oyente. Dicha conexión se pierde por momentos en algunos pasajes del disco, pero es que lo que se plantea es complicado. Los tres miembros de la banda suenan maduros y compactos, y es evidente que han sabido interiorizar las enseñanzas de Anthony Braxton; tanto, que han sabido ir más allá y aspiran a crear su propio universo.

Aquí, de jazz, hay poco, lo cual no quiere decir nada. Simplemente que esto es música improvisada, que se apoya más en la acústica que en las notas y que apela, mediante la sonoridad, a las capas más profundas del cerebro del oyente.

Notas sostenidas, patrones hipnotizantes, un sonido tan natural como artificial y una tensión que crece a medida que el tema se desarrolla. Las sensaciones obtenidas van de lo mágico a lo exasperante, pero la implicación del receptor es básica. Y, para quien disfruta de esta música, la recompensa es generosa.

Yahvé M. de la Cavada




Fight The Big Bull - Dying Will Be Easy


Composiciones: “Dying Will Be Easy”, “November 25th”, “Grizzly Bear”, “In Jarama Valley”

Todos los temas escritos y arreglados por Matt White.

Músicos: Matt White (guitarra); Pinson Chanselle (trap kit); Cameron Ralston (contrabajo); Brian Jones (percusión); Bob Miller (trompeta); Reggie Pace (trombón); Bryan Hooten (trombón); J.C. Kuhl (saxo tenor); Adrian Sandi (clarinete).

Grabado en Richmond, Virginia el 23 de julio de 2006.
Publicado en 2008 por Clean Feed Records. CF108.

Comentario: ¡Madre mía, pero esto qué es! Uno cree que conoce, más o menos, a las nuevas voces de la escena y un buen día descubre una banda como Fight The Big Bull. Capitaneada por el guitarrista, compositor y arreglista Matt White, el grupo se presenta con una curiosa instrumentación (trompeta, saxo tenor, clarinete, dos trombones, guitarra, contrabajo, batería y percusión) y un pedazo de disco bajo el brazo.

Dying Will Be Easy tiene retazos de Mingus, de Ellington, de Carla Bley, de los Lounge Lizards y de Sex Mob, entre otros. Todo ello está comentado con una lucidez pasmosa por Steven Bernstein (que parece una influencia mayor en la música de White) en las impagables liner notes del CD. Pero aquí hay mucho más que influencias. Hay una banda madura, unos arreglos fantásticos y un concepto que, si bien está repleto de tradición, resulta de lo más contemporáneo.

Además de la pluma de White, hay que destacar la labor de unos músicos sólidos y eclécticos. A algunos de ellos se les puede escuchar en el debut del cantautor indie Josh Small, Tall by Josh Small, y otros llevan mas tiempo en la palestra, como el inquieto batería Brian Jones (un tipo lleno de proyectos) o el excelente saxofonista J.C. Kuhl, ambos miembros de la banda Agents of Good Roots. Entre el punzante contrabajo de Cameron Ralston y la sutil guitarra del líder (más sorprendente e ingeniosa que impresionante), hay un puñado de solos de altura firmados principalmente por Kuhl y Bob Miller.

Pero Dying Will Be Easy suena colectivo hasta el extremo y es imposible entenderlo como un grupo de voces independientes. La propuesta es fresca y emocionante, y solo se le puede recriminar la corta duración de este debut (algo menos de treinta y dos minutos). Aunque si hubiese durado el doble, probablemente seguiría haciéndoseme corto.

Yahvé M. de la Cavada




Jörg Brinkmann Trio - Ha!


Composiciones: “Sirius B”, “Hühner-Walzer”, “Intermezzo 1”, “Klassentreff”, “Mister Nice”, “Rapunzel”, “Intermezzo 2”, “Miss Wise”, “Intermezzo 3”, “Kleinod”, “September”, “Mister Nice 2”, “Live in Hamburg”, “Intermezzo 4”, “Sputnik 68”, “Intermezzo 5”, “Introduktion”, “Song”.

Músicos: Jörg Brinkmann (chelo y efectos); Oliver Maas (piano, Fender Rhodes); Dirk-Peter Kölsch (batería, glockenspiel y objetos).

Grabado en Colonia en 2007.
Publicado en 2008 por ACT. ACT 9662-2

Comentario: Con el tiempo he aprendido a desconfiar de los jóvenes talentos. Al fin y al cabo, el único valor seguro e indiscutible del que pueden presumir es su juventud, y eso se acaba pasando. Así que cuando alguien pone la etiqueta de “joven talento” por delante, tiendo a creer que lo que me quieren vender puede ser humo.

El sello ACT tiene una línea que se presenta bajo el epígrafe de “Young German Jazz”. El que la palabra “talento” no aparezca por ninguna parte es algo que, hasta cierto punto, me desconcierta. En realidad todo lo expuesto anteriormente me hace detenerme un segundo en la cuestión de cómo se vende un producto y como afecta a nuestro juicio previo (y probablemente inevitable).

Antes de escuchar Ha!, carta de presentación del trío de Jörg Brinkmann, el aspecto desenfadado del CD (moderno, dirían algunos) y su pertenencia a la rama de supuestos jóvenes talentos alemanes de ACT, me hicieron prejuzgar lo que resultó ser un gran disco. No ayudó el hecho de que, meses antes, tuviese que escribir sobre otro de los discos de la misma línea: el desastroso y oportunista Climbing Up de Chris Gall. Pero esa es otra historia.

Así que, libres los oídos de prejuicios y necedades, Ha! dejó de sonarme a “Ha!, te voy a vender la moto” y empezó a sonarme a “Ha!, te vas a enterar de lo que es bueno”. Y es que el trío de Jörg Brinkmann no es ninguna promesa; es una autentica realidad.

El grupo desprende madurez y sentido del humor a partes iguales, con una receta que parece imposible para muchos y que estos jóvenes cocinan con facilidad. Los ambientes y caracteres de las piezas son tan diferentes que rozan el absurdo pero, con una destreza asombrosa, Brinkmann y los suyos dan sentido a todo con auténtica prestidigitación acústica. Ahora lo ves, ahora no lo ves. Como con los grandes maestros, el truco es lo de menos; solo te quedas con la magia.

A veces parecen sonar a E.S.T, otras a Medeski, Martin & Wood y, sin embargo, uno tiene la sensación de que son completamente personales. Kolsch, que no es tan joven como sus compañeros, sabe lo que se hace y domina todos los aspectos rítmicos por los que transcurre la música. Más que un líder, Brinkmann se perfila como un subdirector con carácter de sideman en sus líneas de acompañamiento, y como un solista creativo en sus intervenciones principales. Y la mayor sorpresa, con menos de 30 años, el pianista Oliver Maas, que parece tener mil caras, todas ellas sorprendentes.

El disco te lleva de un terreno a otro violentamente y está lleno de giros inesperados, pero lo que en teoría debería ser un verdadero caos tiene perfecto sentido en manos de Jörg Brinkmann, Oliver Maas y Dirk-Peter Kölsch. Tres tipos a los que no hay que perder de vista y de los que puedo afirmar que son jóvenes, que son alemanes y que tienen talento a raudales.

Yahvé M. de la Cavada




Alex Maguire Sextet - Brewed In Belgium


Composiciones: “Psychic Warrior”, “John’s Fragment”, “Saturn”, “Theresa’s Dress”, “Pumpkin Soup”, “Seven For Lee”
Todos los temas compuestos por Alex Maguire, excepto “Saturn” por Jean-Paul Estiévenart, “Theresa’s Dress” por Michel Delville y “Seven For Lee” de Elton Dean.

Músicos: Alex Maguire (piano, sintetizador), Michel Delville (guitarra sintetizador), Robin Verheyen (saxos tenor & soprano), Jean-Paul Estiévenart (trompeta y fiscorno), Damien Polard (bajo eléctrico) y Laurent Delchambre (batería)

Grabado el 27 de octubre de 2007 en directo en De Singer in Rijkevorsel, Bélgica
Moonjune Records, 2008. MJR022

Comentario: Composiciones imaginativas y complejas e impactantes arreglos definen una obra de jazz progresivo por momentos inquietante y oscuro –sobre todo en los teclados–, donde cool, free, bep-bop y hard-bop están presentes y vienen al rescate de este disco de sonido directo y ambiente de estudio.

Se abre el repertorio con “Psychic Warrior”: en primera persona el piano de Alex Maguire en clave be-bop con el apoyo sutil de la sección rítmica al que se une el saxo tenor de Robin Verheyen para fundir con “John’s Fragment”, donde sus giros y rodeos son complementados por la trompeta de Jean-Paul Estiévenart y empastados por el oscuro sintetizador de Alex Maguire.

En “Saturn” Alex Maguire manda señales misteriosas desde un lejano segundo plano a la corrosiva guitarra sintetizador de Michel Delville y un saxo tenor de Robin Verheyen que da vueltas y revueltas, a lo John Coltrane.

En “Theresa’s Dress” encontramos disonancias free para diálogos obsesivos y delirantes entre Jean-Paul Estiévenart, Robin Verheyen y el piano de Alex Maguire.

Solemnidad y música contemporánea de un piano que se rompe por el teclado frente al saxo tenor de Robin Verheyen que se sale por la tangente en un dialogo que se une por la distancia y la disonancia de la improvisación colectiva.

El punto y final lo pone “Seven For Lee” una composición del desaparecido Elton Dean, en el que el saxo soprano de Robin Verheyen se transmuta en el oboe de Karl Jenkins.

Enrique Farelo