Ultra High Flamenco - UHF 2010


Composiciones: 1."Teviadeciunacoza" (5:22); 2."Carretera del soniquete" (5:43); 3."Calle Levíes" 18 (6:45); 4."Taxdirt" (4:54); 5."Alter Ego" (5:47); 6."Bulería de los 10 huevos" (7:12); 7."Alexiada" (3:16); 8."Sol Natural" (3:50); 9."Se masticó la tragedia" (4:52)

Músicos: Alexis Lefevre (violín), José Quevedo (guitarra), Pablo Martín-Caminero (contrabajo), Paquito González (percusión)

Duración: 47min 42seg

Grabado en 2007 en Audio Records y Small Room. Mezclado y masterizado por José Luis Crespo en Small Room. Distribuido por Karonte. KAR-7815
www.myspace.com/ultrahighflamenco

Comentario: El cuarteto UHF, compuesto por el violinista francés Alexis Lefevre, el vitoriano Pablo Martín-Caminero al contrabajo, y los gaditanos Paquito González (Sanlúcar de Barrameda) y José Quevedo (Jerez) a la percusión y la guitarra respectivamente, coincidió por primera vez en 2005, siendo sus componentes por entonces parte integrante de la banda del bailaor Joaquín Grilo. La presente es una reedición que nos trae Karonte del disco que la formación grabó en 2007, transcurridos tan sólo dos años desde aquel primer fructífero encuentro.

Hacen falta muchas tablas para, en tan poco espacio de tiempo, dar forma a un proyecto que combina tantos y tan diversos elementos. Y aun cuando el disco parece una coctelera en la que los cuatro integrantes vierten ideas provenientes de raíces bien distantes, los músicos tienen la habilidad de hacer converger todas sus aportaciones en un mismo punto focal. En cada tema se respira la complicidad y el buen hacer de los cuatro elementos de una formación flamenca atípica y en la que, sin lugar a dudas, el violín se eleva como elemento exótico.

El disco abre con los aires desenfadados de "Teviadeciunacoza", un aperitivo en el que los músicos van dándose constantemente el relevo en el protagonismo, y en el que las líneas vocales a ritmo de tango consiguen restar seriedad a los pasajes instrumentales. "Carretera del soniquete" arranca con el jaleo de voces y de la onomatopeya invertida de violín, guitarra y cajón flamenco; fraseos y rasgueos de guitarra a diez dedos que parecen veinte terminan solapándose y dando paso a Lefevre quien, con las inflexiones de su instrumento, parece querer perfilar las líneas vocales del tema a lo largo y ancho de las cuatro cuerdas. La huella de los años de Lefevre en Argentina deja su impronta en "Calle Levíes 18", un corte en el que del violín del francés emana el folclore del bandoneón de Saluzzi (y que, por otro lado, es una clara referencia a la Carbonería sevillana). Cinco minutos de deleite de guitarra del jerezano Quevedo en "Taxdirt", una exquisita pieza que toma el flamenco y los clásicos (Albéniz o Granados) como parejas de baile. "Alter Ego", composición firmada por Martín-Caminero ya en su anterior trabajo Doméstica, es un tema que planea de forma suave, homogénea y sin sobresaltos sobre paisajes que tiran más hacia el jazz que hacia el flamenco. La efusividad, energía y contundencia coral de la "Bulería de los 10 huevos" nos conduce a "Alexiada", tres minutos a solas con el violín en los que el francés opta por el virtuosismo instrumental con el flamenco a lejos vista. "Sol Natural" vuelve a recuperar el pulso de los dos primeros cortes del disco. Aunque parece querer arrancarse por ritmos de calipso, rápidamente las líneas melódicas del violín sitúan el tema en la geografía andaluza. "Se masticó la tragedia" rompe la simetría que "Sol Natural" hubiese significado de haber cerrado el disco, y es la ocasión de Paquito González de poner sobre el tapete una gran parte de los recursos con los que se maneja cuando se sienta sobre el cajón.

En resumen, si dejamos a un lado los tres cortes en solitario del disco, la fórmula magistral de UHF es sencilla, que no fácil: composiciones abiertas, frescas, y llenas de detalles ejecutados con una precisión envidiable; un quehacer capaz de satisfacer tanto a oídos exigentes como a aquellos más profanos en materia musical.

Nota: además de los 9 cortes que componen el disco, el CD incluye el vídeo de "Carretera del soniquete", grabado en directo en el Festival Encuentros’07.


Sergio Masferrer




Richard Bona - The Ten Shades Of Blues


Composiciones: “Take One”, “Shiva Mantra”, “Good Times” (Richard Bona & Frank McComb), “Mbemba Mama”, “Kurumalete”, “Souleymane”, “African Cowboy”, “Esukudu”, “Yara’s Blues” (Richard Bona & Morely Kamen), “Sona Moyo”, “Camer Secrets”

Todos los temas por Richard Bona, excepto donde se indica.

Músicos: Richard Bona (voz, bajo eléctrico, contrabajo, guitarra, mandolina, teclados, batería, percusión), Shankar Mahadevan, Nandini Srikar, Frank McComb (voz), Michael Rodriguez (trompeta), Bob Reynolds (saxo), Marshall Gilkes (trombón), Gregoire Maret (armónica), Bailo Baa (flauta), Christian Howes (violín), Sylvain Luc (guitarra), Nilandiri Kumar (cítara), Ryan Cavanaugh (banjo), Bert Van den Brink (órgano Hammond), Jean-Michel Pilc (piano), Obed Calvaire, Jojo Kuoh (batería), Vivek Rajgopalan, Satyajit Talwalkar (percusión)

Grabado en Blue Frog Studio (Mumbai, India), Skyline Studio (Brooklyn, Nueva York) y Avatar Studio (Nueva York)
Emarcy 00600753202258

Comentario: Ya nadie espera que Richard Bona publique un disco de jazz. El africano sigue ofreciendo su particular visión de la world music con su querida Camerún como origen y buscando sonoridades comerciales con las que engatusar a un público ecléctico. En este su reciente The Ten Shades Of Blues Bona amplía el espectro, incorporando a su propuesta componentes de músicas de raíz de distintos lugares.

Tras el dulce “Take One” a capela (con Bona haciendo todas las voces), el bajista nos transporta a la India de la mano de “Shiva Mantra”, haciendo uso de escalas orientales y contando con varios músicos de la mencionada península asiática. La armónica de Gregoire Maret abre “Good Times”, de ambiente rhythm&blues, con sección de vientos y Richard Bona cantando en inglés. El relajado “Mbemba Mama” incluye las colaboraciones de Sylvain Luc y Jean-Michel Pilc, y nos devuelve a Camerún en lengua y en estilo, al igual que el rítmico “Kurumalete”, con el violinista Christian Howes como invitado estrella. En el divertido “African Cowboy” la lengua materna de Bona se mezcla con las sonoridades americanas de violín y banjo, y el blues en estado puro (y, nuevamente, en inglés) aparece en “Yara’s Blues”, armónica y órgano Hammond incluídos. Cierra el disco “Camer Secrets”, en métrica de 7/4.

The Ten Shades Of Blues aporta algo de variedad en la carrera discográfica de Richard Bona, pero sin alejarse de ese punto intermedio entre el pop de calidad y esa indefinición de estilo que, alimentada por la presencia de componentes étnicos, sigue proporcionando al camerunés su espacio en los carteles de festivales de jazz. Ah, y de lucirse con el bajo eléctrico, lo que mejor sabe hacer, nada de nada.

Arturo Mora Rioja




Take 6 - The Standard


Composiciones: "Sweet Georgia Brown" (Maceo Pinkard, Kenneth Casey Sr. & Ben Bernie), "Straighten Up And Fly Right" (Nat King Cole), "Seven Steps To Heaven" (Miles Davis & Victor Feldman), "Windmills Of Your Mind" (Alan Bergman, Marilyn Bergman & Michel Legrand), "Someone To Watch Over Me" (George Gershwin & Ira Gershwin), "Grace (Pre-Prise)" (Quency Jones & Jeremy Lubbock), "Back To You" (Claud McKnight & Victoria Venier), "A Tisket A Tasket" (Ella Fitzgerald & Van Alexander), "Bein' Green" (Joe Raposo, Patricia Collins Sarnoff, Elizabeth Collins Raposo, William Andrew Raposo, Joseph Raymond Raposo & Nicholas Anthony Raposo), "Do You Know What It Means To Miss New Orleans" (Louis Alter & Edgar DeLange), "What's Going On" (Renaldo Benson, Al Cleveland & Marvin Gaye), "Shall We Gather At The River" (Robert Lowry), "Grace" (Quincy Jones & Jeremy Lubbock)

Músicos: Claude McKnight, Mark Kibble, David Thomas, Joey Kibble, Alvin Chea (voz) y Cedric Dent (voz, piano, teclados), con George Benson (voz, guitarra eléctrica), Jon Hendricks, Al Jarreau, Shelea Frazier, Ella Fitzgerald, Aaron Neville (voz), Till Bronner (fiscorno), Roy Hargrove (trompeta), Miles Robertson (teclados, Fender Rhodes), Mark Bowers (guitarra), Mark Kelley, Jamaal Andrews (bajo), Butter, Jimmie "JJ" Hodges Jr. (batería), Khristian Dentley (instrumentos misceláneos)

Heads Up CD3142

Comentario: Primer disco de Take 6 para el sello Heads Up. En The Standard el sexteto vocal brilla con poderío e intenta huir de la teórica monotonía del formato gracias a una cierta variedad estilística y, sobre todo, a la inclusión de colaboradores de lujo. Si el clásico "Sweet Georgia Brown", que abre el CD, camina con un swing contagioso a pesar de no contar con instrumento alguno (solo las voces de los seis cantantes), el gershwiniano "Someone To Watch Over Me" aborda sonoridades pop conducidas por la voz de Shelea Frazier y la presencia de teclados, guitarra, bajo y batería. Entre los invitados estelares se encuentran George Benson ("Straigthen Up And Fly Right"), Roy Hargrove ("Someone To Watch Over Me") y Aaron Neville ("Do You Know What It Means To Miss New Orleans"), y el humor aparece en "Bein' Green" ("siendo verde"), divertida reivindicación racial a cargo del mismísimo Kermit (la rana Gustavo de Barrio Sésamo), que se pregunta si llegará el día en que el Presidente de los Estados Unidos sea verde.

Lo mejor: la presencia de Jon Hendricks y Al Jarreau en "Seven Steps To Heaven", con el solo de Miles Davis interpretado en vocalese. El trompetista alemán Till Bronner también hace sus pinitos al fiscorno. Lo peor: el "A Tisket A Tasket" de Ella Fitzgerald con los Take 6 codeándose con la voz pre-grabada de la cantante, como ya hicieran hace años Natalie Cole con su padre o Kenny G con Louis Armstrong, en lo que Pat Metheny calificó como "necrofilia musical".

Arturo Mora Rioja




Sumrrá - 4.0


Composiciones: 1.“4.1”; 2. “4.2”; 3. “4.3”; 4. “4.4”; 5.“4.5”; 6. “4.6”

Los temas 1,3 y 4 son de Xacobe Martínez Antelo y los temas 2,5 y 6 de Manuel Gutiérrez

Músicos: Manuel Gutiérrez (piano), Xacobe Martínez Antelo (contrabajo) y Lar Legido (batería)

Grabado en directo los días 14 15 y 16 de julio de 2009 en la sala Nasa de Santiago de Compostela.
Free Code jazzrecords. FC48CD.

Comentario: Casi las mismas fechas (aunque dos años mas tarde) y el mismo escenario (sala Nasa de Santiago de Compostela) que su anterior disco Sumrrá3 Ao Vivo sirven para dar a luz el nuevo proyecto de Sumrrá, 4.0.

La carátula del disco parece mostrarnos con franqueza filosófica la intención del trío. En el anverso los músicos miran con alegría y satisfacción a un público entregado que los reconoce, y es en el reverso donde se integran con él dando a entender que su música no sería posible sin su participación. La imagen del grupo viene dada por la sobriedad, la seriedad y la elegancia a partes iguales reflejada por esa estética del blanco con el negro en su indumentaria y en la confección de sus portadas.

Por tanto, Sumrrá es un trío vivo para música en directo que demuestra sus cualidades de autenticidad, sinceridad, riesgo y compromiso y donde no tiene cabida el ilusionismo, sino la magia de lo espontáneo y la frescura del artista que trabaja sin red. Su mérito radica en la búsqueda del reconocimiento artístico por encima de lo mediático. Del que trabaja desde las sombras con sacrificio para poder demostrar a todos lo fácil que parece y lo difícil que es sacar un proyecto como este hoy día.

Las composiciones “4.1”, “4.2” y “4.6” siguen una pauta de similares características donde el largo solo de piano de Manuel Gutiérrez da paso al contrabajo de Xacobe Martínez Antelo, si bien en este último la batería juega sus bazas en forma de un destacado solo que desemboca en la fase inicial y expositiva del tema. Con el corte “4.3” llegamos al momento más largamente aplaudido y vitoreado por el público por la combinación de energía e inteligencia y solvencia interpretativa, sobre todo de Manuel Gutiérrez y Xacobe Martínez Antelo. Es en “4.4” donde una vez más la alternancia en los solos se produce con naturalidad y técnica impecable. Piano,contrabajo y batería muestran sus mejores esencias de estilo swingueante y moderno hasta el punto de alcanzar sonidos reminiscentes del Keith Jarrett de la pasada década de los 70 del siglo XX. La belleza serena y elegante viene de las delicadas manos de Manuel Gutiérrez con el apoyo de Lar Legido en la balada “4.5”.

El resultado final de la escucha de 4.0 nos lleva a la certera conclusión de haber asistido al mismísimo concierto sin haber estado allí. ¡Y que dure!

Enrique Farelo




Prophetz Of Time And Space - String Theory


Composiciones: “Boo Jee Woo Gee”, “Finnigan’s Dream”, “Milesaway”, “Tranzplacement Of The Underbearings”, “SieraRiviera”, “Healing And Revealing”, “Reminiscence”, “Tangashaka”, “Gem”, “Footprints”

ESC Records 03710-2

Comentario: El bajista Steve Vasconcellos es el cerebro de esta banda con un pie en el jazz-rock de los setenta y otro en el jazz fusion de los ochenta, donde la destacada presencia del violinista Jerry Goodman aporta constantes guiños a la Mahavishnu Orchestra (a la que pertenecía), compensados mediante el saxo de Brandon Fields (The Rippingtons, Dave Weckl Band).

String Theory funciona, el grupo suena a tal y no a proyecto de estudio, y cuenta con detalles de lujo como la naturalidad con que camina el 5/4 de “Finnigan’s Dream” o la exótica introducción de bajo y saxo soprano en “Milesaway” (con reminiscencias del “It’s About Time” del propio Miles Davis). También en 5/4 discurren los solos de “Tranzplacement Of The Underbearing”, cuya melodía discurre sobre un ritmo roto ejecutado con claridad por el batería Ndugu Chancler (Weather Report, The Crusaders) y el percusionista Munyungo Jackson (Miles Davis, The Zawinul Syndicate, Metro). Vasconcellos, que elude todo protagonismo, muestra buenas dotes de composición en el estilo. “SieraRiviera” tiene un groove contagioso y bien contrastado con efectos armónicos, la batería roquera de “Healing And Revealing” infunde inquietud, “Reminiscence” invoca al Coltrane de la época espiritual (también con métrica rota en su desarrollo) y la guitarra de Jeff Richman toma el control en un “Tangashaka” que retrotae al oyente a los años setenta. Cierra el CD una versión en directo del “Footprints” de Wayne Shorter que, si bien no aporta mucho a un disco ya bien concebido, tampoco rompe la cohesión de la obra, y permite escuchar a los miembros del grupo improvisando con libertad plena e ideas más que interesantes.

Arturo Mora Rioja




DouBt - Never Pet A Burning Dog


Composiciones: “Corale Di San Luca”, “Laughter”, “Over Birkerot”, “Sea”, “Passing Cloud”, “Cosmic Surgery”, “Aeon”, “Beppe's Shelter”

Músicos: Alex Maguire (Fender Rhodes, Mellotron, órgano Hammond y sintetizador); Michael Deville (guitarra eléctrica y Roland GR-9); Tony Bianco (batería) y Richard Sinclair (voz en 1 y 5 y bajo eléctrico en 1 y 2)

MJR032 Moonjune Records 2010

Comentario: Resulta sorprendente denominar a un grupo DouBt ("duda") cuando las ideas son tan claras, si acaso el título surrealista del disco puede sorprender y parecer difícil de entender pero, como digo, el resto es de lo más definido.

El grupo está formado por Alex Maguire (Hatfield And The North), Michael Deville (The Wrong Object) y el batería Tony Bianco, que ha tocado y grabado con Dave Liebman, Evan Parker, Elton Dean o los miembros de Mujician Paul Dunmall, Paul Rutherford, Keith Tippett o Paul Rogers. El trío se completa con colaboración del bajista y vocalista de Caravan y Camel, Richard Sinclair.

La primera toma de contacto se produce con el fundido de las dos composiciones que abren Never Pet A Burning Dog; es decir: “Corale Di San Luca” y “Laughter”. Richard Sinclair nos trae recuerdos Canterbury de los ecos vocales de Robert Wyatt y su bajo sirve de introducción tanto al Fender Rhodes en fuzz de Alex Maguire como a la guitarra eléctrica de Michael Deville con la batería de Tony Bianco inundándolo todo de energía arrolladora y produciendo una tormenta sónica perfecta. La composición de Terje Rypdal “Over Birkerot” lanza niveles corrosivos a través de la guitarra del belga Michael Deville, muy distintos de los ecos atmosféricos y espaciales del noruego. La guitarra y el Fender Rhodes arrasan todo a su paso sin miramientos pero con inteligencia y control, los diálogos entre ambos y el apoyo de Tony Bianco hacen del trío un todo compacto y granítico en un ejercicio de jazz-rock progresivo y abrasivo que corroe el cerebro.

“Sea” es un mar embravecido que recuerda al comienzo al Terje Rypdal de Odyssey para más tarde poner en práctica toda su furia en una sucesión de Fender Rhodes y guitarra eléctrica tan inquietantes como ácidos. En “Passing Cloud” a la voz de Richard Sinclair le arropan el Mellotron y el Fender Rhodes de Alex Maguire y la batería de Tony Bianco en otra bella demostración Canterbury. “Cosmic Surgery” es otro tema imaginativo, creativo y sobre todo progresivo donde vuelven a destacar Michael Deville y Alex Maguire con un Mellotron a lo King Crimson. ¡Buenísimo! “Aeon”, amalgama compleja y granítica, otra demostración palpable del gran teclista que es Alex Maguire, y con el apoyo de Tony Bianco que personifica su batería en las aspas de un helicóptero mientras Michael Deville dispara su guitarra al espacio infinito.

El disco se completa con “Beppe's Shelter”, donde el sintetizador-flauta de Alex Maguire pone un poco de agua fresca entre tanto fuego, aunque no consigue apagar el volcán. Burning intelligence, Burning intelligence, Burning intelligence...

Enrique Farelo




Dean Brown, Dennis Chambers & Will Lee - DBIII Live At The Cotton Club Tokyo


Composiciones: “Take This” (Dean Brown, Ricky Peterson, Richard Patterson, Michael Bland, Bill Evans & Randy Brecker), “Solid” (Dean Brown & Gerry Etkins), “Up From The Skies” (Jimi Hendrix), “Breaksong”, “Two Numbers”, “Camel Hump”, “Soul Eyes” (Mal Waldron), “Clave Groove”, “The Battle’s Over”, “All You Need Is Love” (John Lennon & Paul McCartney)

Todos los temas por Dean Brown, excepto donde se indica.

Músicos: Dean Brown (guitarras eléctrica y acústica, voz), Will Lee (bajo eléctrico, voz) y Dennis Chambers (batería), con Bobby Sparks (clavinet)

Grabado en directo en el Cotton Club (Tokio, Japón) el 5, 6 y 7 de diciembre de 2008.
BHM 1041-2

Comentario: Más roquero que funky en este caso, el guitarrista Dean Brown nos presenta a su power trio de lujo en esta grabación registrada en directo en el Cotton Club de Tokio. Perfectamente engrasado, el trío combina sutileza con ferocidad, mostrando buen manejo de dinámicas y un groove envidiable. Mucho tiene que ver el buen hacer del batería Dennis Chambers, un experto en estas lides, y del bajista Will Lee, experto músico de sesión que, al igual que el líder, comparte su instrumento con tareas vocales accesorias (“Breaksong”).

Brown le debe mucho a Jimi Hendrix, como demuestra no sólo versionando “Up From The Skies”, sino en su forma de tocar (especialmente apreciable en “Two Numbers”). Los efectos de guitarra también juegan un papel importante, combinando sonido limpio con distorsionado y hasta sintetizado (“Solid”). A pesar de la presunta “suciedad” de dicha distorsión, y del propio enfoque roquero del trío, los tres instrumentos suenan con total claridad hasta el punto de hacer parecer sencillo su trabajo.

Los temas discurren sin prisa y abarcando un amplio espectro entre el marcado ritmo del mencionado “Up From The Skies” (con slap a cargo de Lee incluido) a la desnudez de la guitarra sin acompañamiento en el “Soul Eyes” de Mal Waldron. Dennis Chambers se luce en “Camel Hump”, con background de bajo y batería, Lee ofrece lirismo en la melodía inicial de “The Battle’s Over” y Brown suena algo más clásico en “Clave Groove”. Para acabar, el “All You Need Is Love” de los Beatles, en plan funk y con bajista y guitarrista cantando. Otra buena producción del sello alemán BHM y una oportunidad de escuchar a Dean Brown en un formato al que no nos tiene acostumbrados.

Arturo Mora Rioja




David Garfield & Friends - The State Of Things


Composiciones: “Me”, “Five Storks”, “Tune For Tony”, “Black Cadillac”, “Forest For The Trees”, “If Six Was Nine”, “Aliens”, “Zuke”, “Naima”, “Toast For Eli”, “Big Bone”, “Chimo”, “Tsunami”

Músicos: David Garfield (teclados) con Michael Brecker, Randy Brecker, Vinnie Colaiuta, Allan Holdsworth, Jimmy Johnson, Michael Landau, Steve Lukather, Simon Phillips, Steve Tavaglione

ESC Records 03698-2

Comentario: Como la mayoría de grabaciones con muchos invitados (“& Friends”), este trabajo de David Garfield presenta varias caras, siendo más un compendio de sonoridades y sub-géneros que una obra cohesionada. En el mismo disco conviven ejemplos de jazz-rock descarnado (“Tsunami”) con devaneos de rhythm&blues vocal (“If Six Was Nine”), funk basado en un riff (“Zuke”) o jazz fusion sofisticado (“Five Storks”, “Aliens”), con prominente uso de guitarras eléctricas. La presencia de los hermanos Brecker se hace notable en “Tune For Tony”, no solo en su interpretación sino en el aire melódico del tema, que bien podría haber sido composición de Michael. Completa el potaje una revisión del “Naima” de John Coltrane que, a pesar de sus bellas sonoridades, no empasta del todo con el resto del material.

The State Of Things contiene detalles de altura, composiciones e improvisaciones de interés y una producción cuidada. Por desgracia es más un popurrí que un disco, pero eso se puede solucionar en trabajos futuros.

Arturo Mora Rioja




Pieces Of A Dream - Soul Intent


Composiciones: “Sway On”, “Vision Accomplished” (Curtis Harmon & James K. Lloyd), “Give U My Heart” (Kenneth Edmonds, Anotnio Redi, Daryl Simmons & Boaz “MC Wade” Watson), “APB” (Curtis Harmon, Bennie Sims & Holmer Lewis), “Hindsight” (Curtis Harmon, James K. Lloyd, David Dyson & Rohn Lawrence), “Soul Intent”, “Step On It”, “Things Are Looking Up” (Curtis Harmon, James K. Lloyd, David Dyson & Rohn Lawrence), “D Fuse The Situation” (Curtis Harmon, James K. Lloyd, Eddie Baccus Jr., David Dyson & Rohn Lawrence), “Stand Up” (Curtis Harmon & Bennie Sims), “Anywhere You Are” (Curtis Harmon, Bennie Sims & Eddie Baccus Jr.)

Todos los temas compuestos por James K. Lloyd, excepto donde se indica.

Músicos: James K. Lloyd (teclados y programaciones), Curtis Harmon (batería, percusión, teclados y programaciones), Tony Watson Jr., Eddie Baccus Jr., Joe Cunningham (saxo), Martin Walters (programaciones), Randy Bowland, Rohn Lawrence (guitarra), Bennie Sims, David Dyson (bajo)

Grabado en SEMAJ Studios (Canfield, Ohio)
Heads Up CD3136


Walter Beasley - Free Your Mind


Composiciones: “Steady As She Goes”, “Love Calls” (Kim L. Owens), “Oh Yeah”, “Message To Mark” (Walter Beasley), “Shirlitta”, “Free Your Mind”, “DukeZillia” (Walter Beasley & John Roberts), “Just Breathe”, “Barack’s Groove” (Phil Davis), “She Can’t Help It” (Phil Davis), “Miss Minnie” (Walter Beasley)

Todos los temas compuestos por James K. Lloyd, excepto donde se indica.

Músicos: Walter Beasley (saxo soprano, voz), Lynne Fiddmont (voz), Derek Cannon (trompeta), Tony Watson Jr. (saxo), James K. Lloyd (teclados y programaciones), Phil Davis (teclados, programación de baterías), Randall Bowland, Jeff Lockhart, Mark Strowbridge, Rick Watford (guitarra), Webstee Roach, Walter Barnes, Craig Shaw, Raymond McKinley, Sam Sims, Sean Michael Ray (bajo), David “Pookie” Cole (programación de baterías), John Roberts (batería), Rafael Pereira (percusión)

Heads Up CD3147


Alexander Zonjic - Doin’ The D


Composiciones: “Top Down”, “From A To Z” (James K. Lloyd), “Little Sunflower” (Freddie Hubbard & Bert Ligon), “Passion Island” (Lao Tizer & Chieli Minucci), “Tourista”, “Undun” (Randy Bachman), “Doin’ The D” (Ken Navarro), “Good As Goldie”, “River Raisin Nights” (James K. Lloyd), “Tongue Twister”

Todos los temas compuestos por Jeff Lorber, excepto donde se indica.

Músicos: Alexander Zonjic (flautas), Maysa Leak (voz), Bob Jensen, Mark Byerly (trompeta y fiscorno), Rick Braun (fiscorno), Kenny G (saxo soprano), Keith Kaminski (saxos tenor y barítono), John Rutherford (trombón tenor y bajo), Jeff Lorber (teclados, guitarra, bajo sintetizador), James K. Lloyd (teclados, bajo sintetizador, percusión), Chieli Minucci (teclados, guitarras eléctrica y acústica), Ken Navarro (guitarra acústica, teclados, programación de percusiones), Bob James (piano), Lao Tizer, Jay Rowe (teclados), Dwight Sills (guitarra eléctrica), Brian Bromberg (contrabajo), Jerry Brooks (bajo eléctrico), Tony Moore (batería), Lenny Castro, Kevin Prince (percusión)

Heads Up CD3126


Najee - Mind Over Matter


Composiciones: “Love You A Lifetime” (Will Holton & Najee), “Sweet Summer Nights” (Darren Rahn & Najee), “Mind Over Matter” (Najee & Will Brock), “Forever And A Day After” (Najee, Darryl Woodson, Kentric Morris & Chabra Mercer), “We Gone Ride” (DeMonte’ Posey & Eric Benét), “The Journey” (Najee & Darryl Woodson), “Stolen Glances” (Jeff Lorber, Andreo Heard & Najee), “Needless To Say” (Najee, Darryl Woodson, Kentric Morris & Chabra Mercer), “One More Thing” (Jeff Lorber & Najee), “Moon Over Carolina” (Gary Taylor)

Músicos: Najee (saxos alto y soprano, flauta), Lomon Andrews, Eric Benét (voz), Gary Taylor (voz, programaciones), Jason Rahn (trompeta y fiscorno), John Papenbrook (trompeta), Will Holton (saxos tenor y soprano), Mike Parlett (saxos tenor y alto), Andrew Lipman (trombón), Roderick Bonner III (teclados, programación de baterías y sintetizadores), Darren Rahn (Fender Rhodes, teclados, saxo tenor, programación de baterías), Jeff Lorber (teclados, bajo eléctrico y bajo sintetizador, guitarra), DeMonte’ Posey (programaciones), Darryl Woodson (teclados, piano), Myron McAdory, Frank Selman, Alvin White, Dwight Sills (guitarra), Richii Valentino, Mel Brown, C.J. Mercer, Pino Palladino (bajo), Daniel “DP” Powell, Kentric Morris, Tony Moore (batería), Victor Williams (percusión)

Heads Up CD3156


Marion Meadows - Secrets


Composiciones: “Secrets”, “Let The Top Down”, “You Lift My Heart” (Brian Keane & Charlie Karp), “Soul Sugar”, “The Child In Me”, “Sand Dancers” (Orly Penate & Roberto Vazquez), “Playtime” (Will Brock), “Flirt” (Michael Broening & Marion Meadows), “Friends” (Bobby McFerrin), “Urban Angels” (Michael Broening & Marion Meadows), “The Shade Tree” (Johnny Britt & Sean Thomas), “Here To Stay” (Pat Metheny & Lyle Mays)

Todas las composiciones por Michael Broening, excepto donde se indica.

Músicos: Marion Meadows (saxos), Michael Broening (teclados y programaciones), Maria Meadows, Charlie Karp, Brian Chartrand, Philip Hamilton, Sean Thomas (voz), Johnny Britt (voz y trompeta), Jesse McGuire, Ted Zimmerman (trompeta), Anthony Church (saxo), Brian Keane (guitarras acústica y eléctrica, piano, teclados, programación de baterías), Orly Penate (teclados, guitarra, bajo, programación de baterías y percusiones), Will Brock (teclados, guitarra, bajo y programación de baterías), Roberto Vazquez (piano y sintetizador), Rachel Eckroth (Fender Rhodes, Wurlitzer, órgano Hammond B3), Jay Rowe (piano), Freddie Fox, Brian Morgan, Perry Hughes (guitarra), Chip Shearin (bajo eléctrico y teclados), Mel Brown (bajo eléctrico), Michael White, Steve “Jabari” Kersey (batería), Tony Verdejo (percusión)

Heads Up CD3150


Fourplay - Energy


Composiciones: “Fortune Teller” (Nathan East, Bob James & Jeff Babko), “The Whistler” (Harvey Mason), “Ultralight” (Larry Carlton), “Cape Town” (Nathan East, Marcel East & Alan Dones), “The Yes Club” (Bob James), “Prelude For Lovers” (Kevin DiSimone & Hilary James), “Look Both Ways” (Bob James), “Argentina” (Harvey Mason), “Comfort Zone” (Larry Carlton), “Sebastian” (Bob James)

Músicos: Bob James (teclados), Larry Carlton (guitarras), Nathan East (bajo eléctrico, voz) y Harvey Mason (batería) con Esperanza Spalding (voz), Marcel East (programación adicional, percusión, teclados y guitarra), Sara East, Noah East y Elijah East (coros)

Grabado en Castle Oaks Studio (Calabasas, California)
Heads Up CD3146

Comentario: La discográfica estadounidense Heads Up ha arriesgado en los últimos años invirtiendo en numerosos artistas cercanos al jazz fusion (Yellowjackets, Spyro Gyra, Chuck Loeb), algunos con un gran futuro por delante (Esperanza Spalding) y otros en vías de canonización (Michael Brecker). Para compensar dicho esfuerzo, asegurándose de paso unos ingresos más o menos fijos gracias a las emisiones en radio FM, el sello atiborra más de la mitad de su catálogo con artistas de smooth jazz, ese subgénero con apariencia de jazz fusion (un comodín tan manido que, para algunos críticos, abarca desde Kenny G hasta la Mahavishnu Orchestra) pero realidad de pop instrumental, y que cualquier oyente avezado asociará rápidamente con músicas de ascensor o consultas de dentista.

Si echamos un vistazo a las recientes producciones del género en Heads Up, encontraremos una música cuidada hasta la extenuación, en la que no se ha pasado por alto ni el más mínimo detalle, y con unas interpretaciones técnicamente perfectas; pero también veremos una evidente falta de originalidad debida al abuso de fórmulas, la búsqueda de sonoridades preestablecidas y el trasiego de músicos de sesión, muchos de ellos repitiendo en varias de las grabaciones. En muchos de los casos el CD está a nombre de un saxofonista (generalmente soprano, siguiendo la estirpe del interesante Grover Washington Jr. o, en el polo opuesto, del mencionado Kenny G), que posa en portada y/o contraportada enarbolando su instrumento. Curiosamente, en varios de los casos el líder de la sesión tan sólo aborda melodías y pequeños solos, dejando las labores de composición en manos de sus músicos o de invitados especiales. Encontramos, de ese modo, un concepto que va más allá del mencionado “músico de sesión”, el del “compositor de estudio”, incluyendo en dicha categoría a músicos versátiles con alma de productor capaces de generar un flujo constante de composiciones en la onda del smooth jazz, tocar y/o programar todos los instrumentos y asignar dichos originales a cada uno de los artistas del género. Otra de las fórmulas habituales es la que incluye algún tema vocal dentro de un trabajo eminentemente instrumental, aunque rompa la cohesión del disco. Y una práctica en desuso es la que, hace años, recluía gran parte de los instrumentos en las entrañas de sintetizadores en los que se programaba la batería, el bajo y los teclados, como poco. Hoy en día, a pesar de que el concepto mecánico y repetitivo de la música no ha cambiado, la tendencia es alternar las programaciones y secuenciaciones con la presencia de músicos de carne y hueso en la mayoría de los casos. Pero no todo es blanco ni negro, vayamos por partes:

Pieces Of A Dream es un dúo ya veterano en estas lides. El batería Curtis Harmon y el teclista James K. Lloyd componen y producen la mayoría de los originales que componen Soul Intent, su quinto CD para Heads Up. Los temas, que invitan a bailar, presentan desarrollos melódicos largos y solos cortos, cortísimos. En este caso no hay piezas vocales, si bien las líneas de saxo parecen imitar la voz de un cantante de música pop. Cabe reseñar el hincapié en la combinación de canciones exentas de sección rítmica humana (Lloyd se encarga de las programaciones de teclados, bajo y batería) con temas donde un sonido de banda completa aporta contraste (“APB”, “Things Are Looking Up”, “D Fuse The Situation”).

En James K. Lloyd encontramos a uno de los mencionados “compositores de estudio”. Hasta cinco temas de Free Your Mind, el nuevo disco del saxofonista soprano Walter Beasley, son obra suya; los más comerciales y bailables (a destacar la pegadiza melodía del que da título al CD), con fuerte uso de programaciones. El resto de la obra es más variado, aun a riesgo de perder cohesión. Parece que Beasley ha intentado ofrecer un catálogo de canciones de distinto corte. Mal tendría que darse para que ninguna acabara siendo emitida por las radios de FM. “Love Calls” es el tema vocal de la sesión (con Lynne Fiddmont ante el micrófono). El teclista Phil Davis compone el repetitivo “Barack’s Groove” (con evidente mensaje político implícito) y “She Can’t Help It”, y la sorpresa la encontramos en los tres originales de Walter Beasley. Son, precisamente, los que cuentan con menos música programada, con banda completa (incluyendo bajo y batería), sonido más acústico y, posiblemente, los más interesantes de todo el disco: “Miss Minnie” es la balada que cierra el trabajo. “Message To Mark” incluye la colaboración del trompetista Derek Cannon, y se acerca a un jazz fusion lírico y elegante con un groove apoyado por un colchón de teclados y un suave ritmo de caja en la batería. Los solos, sobre una línea de bajo que juega con el tiempo débil del compás, duran más de lo habitual, al igual que la propia pieza, la más larga del CD (por encima de los seis minutos). “DukeZillia”, por su parte, es un buen ejemplo de latin jazz con aire metheniano de los ochenta (voces humanas, contrastes de altura en la melodía, apreciable presencia del piano en el acompañamiento, percusión, cambio de métrica –la melodía en 4/4, el solo en 3/4). No hay que ser muy malintencionado para pensar que, quizás, la música presente en sus propias composiciones es la que realmente le gustaría hacer.

James K. Lloyd repite en Doin’ The D, el nuevo trabajo del flautista Alexander Zonjic, junto a otro “compositor de estudio” de renombre: Jeff Lorber. Gracias a la Jeff Lorber Fusion, su grupo de los setenta, el teclista fue pieza clave en la evolución del jazz-rock hacia el jazz fusion de corte pop. Hace años que se encuentra inmerso en el universo del smooth jazz, con sus propios proyectos y colaboraciones como esta. Lorber compone cuatro temas de Doin’ The D, Lloyd dos. Aunque todos los cortes presentan una banda completa (incluso con contrabajo, percusiones y secciones de vientos en alguno de ellos), en general suenan mecánicos, pudiendo achacarse este hecho a un exceso en las labores de producción. Contradiciendo esta idea se encuentra el continuo cambio de instrumentación, plausible en el strumming de guitarra de Chieli Minucci en “Passion Island” o en la presencia de la cantante Maysa Leak en “Undun”. La mencionada sobre-producción, unida a la inocencia del timbre de la flauta travesera, más suave que el de un saxofón, hace de este un CD bastante plano, a pesar de contar con colaboraciones de altura (los mencionados Lorber y Lloyd, el percusionista Lenny Castro, el teclista Bob James de Fourplay o el contrabajista Brian Bromberg). Zonjic no recibe crédito alguno en labores de composición. Como anécdota cabe destacar la presencia de Kenny G en persona en una melosa versión del “Little Sunflower” de Freddie Hubbard. No en vano G fue miembro de la Jeff Lorber Fusion hace más de treinta años.

Lorber repite colaboración en dos composiciones de Mind Over Matter, lo último de Najee, otro veterano en estas lides. El saxofonista (que combina alto, soprano y flauta) escribe hasta siete de los originales del disco, siempre a medias con algunos de sus músicos. El sonido del CD no es tan agresivo como el de otras producciones del género. Posiblemente tenga mucho que ver la escasa presencia de programaciones y una mezcla que realza el sonido de la guitarra y el bajo eléctrico. Los temas caminan bien y los solos de Najee convencen, a pesar de obedecer a los cánones del estilo. “We Gone Ride” y “Moon Over Carolina” son los obligados números vocales, a cargo de Eric Benét y Gary Taylor respectivamente, que también los componen. Mind Over Matter es agradable y relajante, y no abusa de ese indispensable toque romántico. A destacar “Sweet Summer Nights” y “The Journey”.

En Marion Meadows encontramos a otro “sax hero”. Secrets es ya su sexto disco para Heads Up. Al igual que Najee, la interpretación prima sobre la programación secuenciada pero, en contra de Najee, Meadows apenas compone, labor que delega en su teclista Michael Broening. Meadows combate la monotonía con ligeros cambios rítmicos y tímbricos entre tema y tema, y aprovecha su excelente sonido de saxo soprano para recabar toda la atención del oyente en sus melodías y solos. Hasta tres piezas vocales surcan el álbum: Charlie Karp canta en “You Lift My Heart”, Brian Chartrand en el “Friends” de Bobby McFerrin y Sean Thomas y Johnny Britt en “The Shade Tree”. “Sand Dancers” cuenta con un toque latino, y “Let The Top Down” es una buena muestra de composición de smooth jazz. Cierra el CD el “Here To Stay” que abriera el We Live Here del Pat Metheny Group (Geffen Records, 1995), y que funciona divinamente en este contexto.

Para acabar, un trabajo de lujo de un cuarteto de lujo: Fourplay. En veinte años de historia Bob James y sus chicos han ofrecido una visión musical elegante y refinada, fusionando elementos de jazz y rhythm&blues, y con un más que evidente éxito comercial. Es la sonoridad del grupo más que su actitud la que nos hace incluirles en una categoría como la del smooth jazz, si bien teóricas bandas de jazz fusion como Spyro Gyra no andan muy alejadas de ellos. Categorías aparte, en Energy el grupo suena a tal, no a producción de estudio. Los cuatro músicos desgranan con paciencia y estilo una serie de originales bien construidos, con melodías brillantes y pegadizas como “The Whistler” (Harvey Mason), “Ultralight” (Larry Carlton) o el curioso “The Yes Club” (Bob James). “Argentina”, también del batería, camina con solemnidad, y “Comfort Zone” de Carlton aporta un toque bluesero. Los dos devaneos vocales son de altura: Nathan East contribuye “Cape Town”, de largo desarrollo, y Esperanza Spalding (artista exclusiva del sello) aporta su dulce voz a “Prelude For Lovers”. El punto álgido del CD se encuentra en “Look Both Ways”, original de Bob James de corte progresivo donde varias secciones musicales se entrelazan incluyendo sonoridades latinas y hasta una sección en swing. Una noticia buena y una mala para los fans del grupo: la mala es que Energy es el último trabajo en que la banda contará con el guitarrista Larry Carlton. La buena es que su sustituto será nada menos que Chuck Loeb.

Arturo Mora Rioja