Tet-Quart - Silencio


Composiciones: “Un lugar en la vida”, “Islands”, “Volver a casa”, “Traición”, “Vida en Bolivia”, “Perfume”, “Memento”, “Icaria”, “Viaje al otro mundo” y “Paciencia”.

Músicos: Alex Cid (saxo tenor), Teo Gómez (piano y teclados), Arturo Mora (bajo eléctrico y bajo sin trastes) y Carlos Franco (batería y percusión).

Grabado en Madrid el 28 y 29 de noviembre de 2009
Producido por Tet-Quart
Low Man Productions, 2010

Comentario: Silencio, primera y más reciente producción de estudio de este grupo madrileño, va a impresionar a más de uno. Los componentes de Tet-Quart –saxo tenor, piano y teclados, bajo eléctrico y batería– hacen un jazz moderno de amplio espectro. Los temas poseen una marcada energía, fuerza y solidez, y, sobre todo, sinceridad interpretativa. Sus raíces están en aquellas músicas que más les han influido, principalmente en el campo de la fusión, con un abanico que oscila entre Weather Report al trío de Esbjorn Svensson. Los solos no son usados de una forma sobrecargada, lo que reafirma la calidad de los intérpretes. La consistencia de las composiciones y los arreglos también aporta mucho en este ambicioso disco.

Ya desde el primer tema, “Un lugar en la vida”, donde por cierto hay una clara influencia del grupo EST, se aprecia el gran trabajo que realiza el pianista Teo Gómez. Hay piezas intimistas y de bella sonoridad como “Volver a casa”, en la que el saxo tenor homenajea a Wayne Shorter, una de sus claras influencias. En “Traición” la pieza está más volcada hacia la fusión, con la presencia más marcada del bajo eléctrico y los teclados. “Vida en Bolivia” es una balada, compuesta por el guitarrista Juan Camacho, en la que llevan el peso el saxo Alex Cid, que se revela como un músico a tener en cuenta, y Teo Gómez, que se convierten en los grandes valedores del grupo acompañados por una rítmica de gran personalidad. “Perfume” es un tema a medio tiempo, que transmite calma, con el peso en el pianista y un bello solo a cargo del bajista Arturo Mora.

Una de las piezas más logradas es “Memento”, que da muy bien la medida del grupo y se convierte en buena excusa para el lucimiento del pianista Teo Gómez, que acompaña también con los teclados. Es una composición muy bella y con gran intensidad a cargo de todo el cuarteto, marcada por un giro a mitad del tema que le arrima hacia vertientes más de fusión y donde el piano vuela en libertad.

Silencio es, por tanto, un trabajo de conjunto muy apreciable, con amplios espacios sonoros para que cada uno de los músicos pueda lucirse. Por un lado, el aficionado se va a encontrar con una cierta decantación hacia temas acústicos, y por otro también se explora una vía más eléctrica y de fusión. La claridad de ideas y la estructura de los temas realzan un trabajo general muy equilibrado. Por este motivo, el CD merece ser escuchado y el grupo merece que se permanezca atento a sus próximos proyectos.

Carlos Lara




Kaulakau - In Fabula


Composiciones: “Desert d'Equidistan” (Enric Canada); “Escaleta, escalona, escalina, escalota i escalassa” (Marc Egea); “Bestial” (Jordi Molina); “Areascopia” (Franco Molinari); “Introducció a Cuirinho” (Marc Egea y Jordi Molina); “Cuirinho” (Marc Egea); “Ussuri” (Marc Egea); “Conquibus” (Franco Molinari); “Andova” (Marc Egea); “Qüè” (Marc Egea); “Cap al bosc” (Franco Molinari)

Músicos: Marc Egea (zanfona y voz), Jordi Molina (tenora y efectos), Franco Molinari (contrabajo) y Enric Canada (batería y percusión)

Grabado en Girona del 29 de marzo al 1 de abril de 2010. Discmedi Blau.

Comentario: Cuando escuchamos un proyecto, por ejemplo, en el que un músico afro americano se une a músicos de Mali, Nigeria o donde sea, nos parece exótico y, en cierta forma, natural. Las raíces son las raíces e, independientemente de la relación que uno tenga con ellas, están ahí. Puedes obviarlas o negarlas, pero eso no hará que desaparezcan.

Cuando escribí sobre el anterior disco de Kaulakau, Bernoiver utilicé la propia sugerencia del grupo definiendo –aunque fuera circunstancialmente y con la boca pequeña– su música como folk jazz. Bien, escuchando In Fabula vuelvo a ese término, en este caso de forma convencida, rotunda y orgullosa. Kaulakau son una banda de folk jazz, una gran banda de folk jazz. Lo que hasta ahora era sólo un proyecto arriesgado y desafiante (como si fuese poco), se ha vuelto una perfecta maquina de hacer música, sin perder nada de ese riesgo y frescura en el camino.

En In Fabula el grupo suena compacto y natural, forjando una mezcla perfecta de improvisación, jazz y música tradicional. Parte de ese equilibrio tiene que ver con la producción (más cálida que en su anterior trabajo), con unos temas intachables y con la actitud de un grupo sólido en el que todos tienen un papel bien definido y casi intransferible.

Lo que hace Kaulakau no es fácil. Se trata de abrir fronteras sin invadir territorios, de dejar fluir los propios referentes sin dejar que se ahoguen entre ellos. De convivencia estilística y verdadera fusión, en el mejor sentido de la palabra. Los sonidos, tan personales, de la tenora de Jordi Molina y de la asombrosa zanfona de Marc Egea no salen de la casualidad o de un acercamiento parcial a las raíces, sino de la completa asimilación de estas y de una mezcla que, en su origen, ya se beneficia de la personalidad del grupo.

In Fabula es más que un paso adelante en la carrera de Kaulakau; también es historia viva de nuestra música y, muy seguramente, estará situado como se merece en las páginas de ese jazz fusionado que tanto nos gusta en otros países. Ya va siendo hora de reconocer el nuestro, ¿no?

Yahvé M. de la Cavada




Stefan Karlsson - Smilin’ Eyes


Composiciones: “Trikings” (Stefan Karlsson); “I Thought About You” (Jimmy Van Heusen / Johnny Mercer); “All The Things You Are” (Jerome Kern / Oscar Hammerstein II); “Old Folks” (Willard Robison / Dedette Lee Hill); “How Deep Is The Ocean” (Irving Berlin); “Smilin’ Eyes” (Stefan Karlsson); “My One And Only Love” (Guy Wood / Robert Mellin); “Footprints” (Wayne Shorter); “Darn That Dream” (Jimmy Van Heusen / Eddie Delante); “It Could Happen To You” (Jimmy Van Heusen / Johnny Burke)

Músicos: Stefan Karlsson (piano)

Grabado en Barcelona el 3 de marzo de 2009. BeByNe Records, 2011.

Comentario: Iñaki Sandoval ha apostado en la tercera referencia de su sello (Bebyne Records) por el pianista Stefan Karlsson, un músico poco conocido pero con un buen puñado de credenciales. La mayor parte de estas son junto a Eddie Gómez (que ha grabado Miracielos junto a Sandoval), ya que Karlsson es el pianista habitual del trío del contrabajista desde mediados de los 90. Karlsson es sueco pero lleva décadas en Norteamérica, impartiendo clases en el departamento de jazz de la UNT (University of North-Texas) y dedicándose al mismo tiempo al trío de Gómez y a sus propios proyectos. Smilin’ Eyes es su primera grabación en solitario y nos descubre a un pianista completísimo, multirreferencial y elocuente. Karlsson parece tener un gran conocimiento de los clásicos y domina diferentes estilos, haciéndolos un poco suyos en cada interpretación. Puede homenajear a Erroll Garner en “How Deep Is The Ocean”, recordar a Chick Corea en “Smilin’ Eyes” o mostrar la influencia de Brad Mehldau en “Footprints” o “It Could Happen To You”, pero en ningún momento llega a sonar como un pianista impersonal.

Karlsson dice en las liner notes que su intención era grabar un disco que tuviese un efecto calmante en el oyente y que considera que en la mayor parte de temas ha conseguido su objetivo. Eso no evita que el disco enganche de principio a fin o que resulte emocionante escuchar cómo Karlsson se mueve por el teclado. Smilin’ Eyes no tiene nada de inofensivo ni de rutinario; es un gran disco de piano solo que, con suerte, descubrirá la capacidad de Karlsson a unos cuantos aficionados.

Yahvé M. de la Cavada




Martí Serra - Tea Time


Composiciones: “Appointment at five”, “Please do come in”, “Milk, no sugar”, “Interludi”, “Isn´t it a lovely evening, my dear?”, “Delicious scones”, “Even nicer with jam” y “Dal segno al fine”.

Todos los temas compuestos por Martí Serra

Músicos: Martí Serra (saxos tenor y soprano), Sergi Sirvent (piano), Rai Ferrer (contrabajo) y Xavi Maureta (batería).

Grabado en 44.1 Estudi de Gravació (Girona) el 1 y 2 de julio de 2010
N57 Records

Comentario: En el segundo trabajo del saxofonista Martí Serra, uno de los músicos de jazz más destacados del año, hay muchos elementos a descubrir. Lo primero que llama la atención a lo largo de todo el disco es la frescura que respiran cada uno de los ocho temas que componen Tea Time. Los cuatro músicos participantes se entregan al máximo para crear un sugerente y completo conjunto de paisajes que, a modo de suite, van sucediéndose con intensidad. “Please do come in” parece un pasodoble reconvertido con la acertada improvisación del cuarteto. En “Milk, no sugar” se dibuja un cuadro más abstracto con un desarrollo a medio gas, Marti Serra un poco contenido pero dominando y fraseando con mucho sentido. El trabajo de Sergi Sirvent, Rai Ferrer y Xavi Maureta, acompaña de manera magistral a lo largo de todas las piezas. Las interpretación de Serra en sus ocho composiciones son sumamente emotivas, ya se trate de afrontar una balada como “Isnt it a lovely evening, mu dear?” o una interpretación a solo como “Interludi”. El disco hace gala de un equilibrio en todas sus facetas, de principio a final, que se acrecienta a medida que van sucediéndose los temas. Tea Time es un trabajo que otorga un lugar merecido a Martí Serra en el panorama del jazz nacional.

Carlos Lara




Iñaki Sandoval - Miracielos


Composiciones: “Prelude #1”; “Miracielos”; “Prelude #2”; “No excuses”; “Prelude #3”; “Ya no quiero más ná”; “Prelude #4”; “Keep it fresh”; “Prelude #5”; “Mr. Frank Martin”; “Prelude #6”; “Revolution is coming”; “Prelude #7”; “Eternitat”; “Epilogue”

Todos los temas por Iñaki Sandoval

Músicos: Iñaki Sandoval (piano); Eddie Gomez (contrabajo); Billy Hart (batería)

Grabado en Barcelona en 9 de noviembre de 2009. Publicado en 2011 por BeByNe.

Comentario: Con la que está cayendo en el mercado discográfico, es fantástico ver cómo debuta un nuevo sello dedicado al jazz en España, y más aún cuando lo hace con grabaciones interesantes. Así que tomen nota: Bebyne Records aparece de mano del pianista Iñaki Sandoval, protagonista a su vez de una de las primeras referencias del sello, Miracielos.

Para casi cualquier pianista de nuestro país, grabar en trío con dos monstruos como Eddie Gomez y Billy Hart resultaría tan estimulante como intimidante. En sesiones como estas, en las que la rítmica lleva a la espalda capítulos enteros de la historia reciente del jazz, es donde se ve la talla de un intérprete. Sandoval, en este caso, es uno de los mejores pianistas de nuestro país (conviene repasar discos como Sausolito o Usaquén) y como tal se presenta. Su dominio del teclado y del lenguaje jazzístico es remarcable y, junto a Gomez y Hart, se encuentra perfectamente cómodo. Lejos de mostrar tiranteces propias de una sesión apresurada, Miracielos suena a disco meditado e interpretado con gusto. No hay sobresaltos ni sorpresas, aunque tampoco uno espera eso en un disco del pianista.

Tanto o más por Gomez que por el propio Sandoval, la sombra de Bill Evans sobrevuela la sesión por momentos sin llegar a invadir con mimetismo o falta de personalidad la música del líder. De hecho, aunque Hart y Gomez tienen una categoría innegable, es Sandoval quien brilla con luz propia en la sesión, demostrando ser uno de los grandes del piano en España.

Yahvé M. de la Cavada




Brad Mehldau - Live in Marciac


Composiciones: “Storm”, “It’s All Right With Me” (Cole Porter), “Secret Love” (Fain, Webster), “Unrequited”, “Resignation”, “Trailer Park Ghost”, “Goodbye Storyteller (for Fred Myrow)”, “Exit Music (for a Film)” (Radiohead), “Things Behind the Sun” (Nick Drake), “Lithium” (Nirvana), “Lilac Wine” (James Alan Shelton), “Martha My Dear” (Lennon, McCartney), “My Favorite Things” (Rodgers, Hammerstein).
“Dat Dere” (Bobby Timmons; tema no incluido en el DVD)

Todos los temas por Brad Mehldau salvo los indicados.

Músicos: Brad Mehldau (piano)

Doble CD / DVD. El DVD incluye como extra la transcripción de “Resignation”. El CD incluye el tema “Dat Dere”.

Grabado en directo el 2 de agosto de 2006 en Jazz In Marciac, Marciac, Francia. Publicado en 2011 por Nonesuch

Comentario: Más de cuatro años después de la grabación en directo en el festival Jazz In Marciac Nonesuch publica el doble CD más DVD Live In Marciac consistente en algo más de una hora y media de música en directo a piano solo de Brad Mehldau.

El repertorio no presenta demasiadas sorpresas. En la primera mitad el recital está integrado por temas del pianista (salvo “It’s All Right With Me” de Cole Porter -que fusiona con “Storm”-, y “Secret Love”). En ellos es donde parece que el artista se encuentra con una mayor libertad a la hora de afrontar sus improvisaciones. Resulta muy interesante la magnífica forma en que maneja el tempo del concierto (que comienza alto con “Storm” y el tema de Cole Porter) para continuar suave con “Secret Love” e “Unrequited”, volver a tomar intensidad con la magnífica “Resignation”, aumentar el tempo con “Trailer Park Ghost” y volver a calmar el tono con “Goodbye Storyteller”, que recupera en su final enganchándolo con “Exit Music” de Radiohead. Es ya en estos primeros temas en los que van surgiendo distintas influencias (Chick Corea, una más que particular adaptación de técnicas más propias del stride, o la música clásica -en especial la barroca).

En la segunda parte (a partir del último tema del primer CD) se suceden las versiones de temas de pop y rock, algunos de los cuales ya habían aparecido en sus discos: “Exit Music (for a film)” de Radiohead, “Things Behind The Sun” de Nick Drake, “Lithium” de Nirvana, “Lilac Wine” (popularizado entre otros por Jeff Buckley o Nina Simone) y “Martha My Dear” de los Beatles. Más que reconocidas y reconocibles, el pianista no se aleja demasiado de sus estructuras. Esto es especialmente notable en “Lithium”, en la que a pesar de que su duración es únicamente de cuatro minutos y medio, a mitad del tema vuelve a la melodía principal, y su ejecución es por momentos excesivamente similar a la de Nirvana.

Sorprendentemente cierra el concierto con una deliciosa revisión de “My Favourite Things” (en el DVD es el último tema) en la que lleva el vals al terreno de las baladas. El CD finaliza con una versión de “Dat Dere” de Bobby Timmons (pianista de los Jazz Messengers de Art Blakey en la década de los 50 y autor de “Moanin’”). Si bien es interesante apreciar su aproximación al blues y resulta un tema perfecto para finalizar un concierto (buena composión, un tema muy conocido), su versión no aporta demasiado a la que grabase su autor.

El DVD resulta interesante. Musicalmente la única aportación es la transcripción de “Resignation”, que se puede ver conforme suena el tema y permite apreciar el trabajo de Mehldau. Visualmente está muy bien realizado. Usando un número reducido de cámaras realiza múltiples cambios de plano que se centran especialmente en el trabajo de las manos del pianista, así como en la expresividad de sus gestos.

Bercrit Cavei




Duot - Duot


Composiciones: “Idea 1”, “Infeccion”, “Sachs”, “Tripijoc”, “P.L.”, “Un Jazz”, “U”, “Idea 1”

Todos los temas compuestos por Duot.

Músicos: Albert Cirera (saxos); Ramón Prats (batería).

Grabado en Manresa en 2007.
Autoedición. Distribuido por Repetidor Disc.

Comentario: Duot es un proyecto con agallas y, sólo por eso, ya merece la pena. No es fácil ver propuestas que partan del free-jazz o una improvisación tan libre en nuestro país, lo que es una verdadera pena. El motivo es, con toda probabilidad, una mezcla de factores como ciertos complejos que arrastran gran parte de músicos, falta de referentes, de estímulos, de público o mera ignorancia musical.

El dúo formado por el batería Ramón Prats y el saxofonista Albert Cirera presentan su primer CD como un buen manojo de música improvisada, autoproducida, autoeditada y, en definitiva, independiente. Lo mejor que tiene este disco es precisamente esa independencia exenta de complejos. No es que los ocho cortes del CD sean perfectos, ni mucho menos, pero sí podemos afirmar que están tocados con naturalidad y entusiasmo. Hay momentos verdaderamente intensos aunque, en algunos otros, a ambos músicos parece faltarles experiencia y solidez. Pero esta música no es fácil de tocar y tanto Prats como Cirera la afrontan con mucha convicción.

Tanto la presentación, necesariamente sobria, como el contenido del disco, nos dejan con la sensación de que falta algo; de que este primer CD es una obra inacabada o el primer capítulo de una nueva aventura. No es música impresionante pero puede llegar a serlo. De momento es música arriesgada, inquieta, inspiradora, serena, valiente, fresca… Estaremos pendientes porque la cosa no pinta nada mal.

(Reseña publicada inicialmente en febrero de 2009)

Yahvé M. de la Cavada