image_pdfimage_print

Melodía Dispersa-II Edición de la Navideña: Feria Internacional de las Culturas (15-23 dic.)

  • Fecha: 17 de diciembre de 2016
  • Lugar: Matadero, Madrid
  • Grupo:
    Mosaikorea
    Heo Yunjeong (Geomungo, “Cítara negra”)
    Kim Jeong-Hi (Percusiones)
    Gang Gwon-Sun (Vocalista Gukak)
    Lee Ah-Ram (Daegeum, Flautas traveseras coreanas de bambú)
    Kim Yong-Ha (Haegeum, Violín tradicional coreano y Percusión)
    Lee Won-Sul (Contrabajo)
    Oh Jeong-Su (Guitarra Eléctrica)
    Shin Hyunpil (Saxos tenor y soprano)
    ShinDong-jin (Batería)

Comentario: Mosaikorea creado en el año 2014 actuaron en el festival Jazztopad de Polonia y en el festival de Jazz de Corea en Alemania y ahora lo hacen en Madrid siendo toda una sorpresa y un espectáculo fresco e inédito que unos no supieron entender y que la mayoría disfrutó. Mosaikorea ofreció una combinación de elementos propios del Gukak (música tradicional coreana) y el jazz vanguardista del S.XXI, valiéndose de una instrumentación divida en grupos de instrumentos, por un lado Lee Won-Sul (contrabajo), Oh Jeong-Su (guitarra elétrica), Shin Hyunpil (saxos tenor y soprano) y ShinDong-jin (batería) representando el jazz y por el otro la música tradicional coreana con Heo Yunjeong (geomungo, “Cítara negra”), Kim Jeong-Hi (percusiones), Gang Gwon-Sun (vocalista Gukak), Lee Ah-Ram (daegeum, flautas traveseras coreanas de bambú) y Kim Yong-Ha (haegeum, violín tradicional coreano y Percusión).

El noneto se estructura basándose en diversas divisiones de grupos ya sean a trío, dúo o solo sin acompañamiento como si de la muñecas rusas matrioskas se tratara, como una representación de sonidos cuánticos que se multiplican en infinitas posibilidades y cuyos instrumentistas aportan su sabiduría y espiritualidad a través de su virtuosismo.

Mosaikorea se mueve en aguas eclécticas donde tiene cabida el jazz y el rock progresivo y por supuesto el Gukak y lo demuestran con solidez granítica donde cada miembro es importante tanto individual como colectivamente.

Brillantes pasajes a trío con Oh Jeong-Su, Lee Won-Sul y ShinDong-jin con un solo de guitarra eléctrica del primero muy en la línea del noruego Terje Rypdal en un ejercicio de jazz progresivo superlativo al que terminó uniéndose de manera suave Lee Ah-Ram a la flauta travesera de bambú para ir rápidamente subiendo en intensidad hasta alcanzar un punto delirante y fogoso hasta la extenuación con el resto del grupo.

No menos impactante la vocalista Gang Gwon-Sun tan pasional y potente como espiritual que pareció exhalar el alma por la voz o el bellísimo solo sin acompañamiento de Heo Yunjeong a la “Cítara negra” (geomungo), Shin Hyunpil a los saxos sonó moderno y cool o Kim Yong-Ha al haegeum (violín tradicional coreano) y no digamos ya, el esplendoroso e improvisado solo de la “frágil” baterista ShinDong-jin que sonó de maravilla o los dúos de los mencionados Kim Yong-Ha y Heo Yunjeong por destacar algo entre tanto.

En definitiva música espontánea y emotiva que parte de ritmos lentos y apacibles cercanos a la meditación y la espiritualidad asiática para alcanzar el cenit de la pasión fogosa y delirante apoyado en percusiones hipnóticas de trance.

Con un bis se despidieron entre aclamaciones y no hubo para más. Pareció poco pero muy gozoso e inolvidable.

Fotografías y Texto: ©, Enrique Farelo 2016