Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Ramón López: Swingin’ with Ramón, por Pachi Tapiz

Ramón López vuelve a Tomajazz. La siguiente entrevista tuvo lugar la mañana siguiente al concierto de Tri-ez [1] en el Johnny en noviembre de 2007. Dicho concierto fue parte de una triple visita de Ramón López a España: en tres jornadas tocó en Valencia con Joachim Kühn y Majid Bekkas, en Madrid y en Barcelona, con Barry Guy y Agustí Fernández. La charla, mantenida en un ambiente cordial y muy distendido, se centró en sus últimos proyectos y grabaciones.

Pachi Tapiz y Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Pachi Tapiz y Ramón López
© Sergio Cabanillas, 2007

PACHI TAPIZ: ¿Cuál es tu formación favorita últimamente?

RAMÓN LÓPEZ: Hablar de mi formación preferida es un poco delicado. Lo son todas, porque con el tiempo he podido ir eligiendo esas formaciones para que en cada contexto la música que yo hago la pueda hacer o encaje con la del grupo. Son todos los grupos, ¡qué te podría decir! Lo que hicimos ayer con Tri-ez es una historia, lo que tocaremos hoy en Barcelona [2] es totalmente diferente, al igual que lo que estoy haciendo con Beñat Achiary en París. Cada grupo es diferente y es necesario hacerlo así, porque yo siempre he aprendido de esa manera: cambiando las formaciones y tocando con otros grupos. El motivo por el que multiplico tanto todos los contextos en los que me muevo no es por una cuestión de trabajo. Cada grupo requiere algo diferente y eso es lo que te hace ir descubriendo pistas…

PACHI TAPIZ: Te lo preguntaba porque en los últimos proyectos y en las últimas grabaciones en las que participas predominan los tríos de piano: Tri-ez, el trío de Aurora [2], Silent Cascades con Joe Fonda y el pianista Bruno Angelini, el trío con Joachim Kühn y Majid Bekkas, Iberia Trio también con Joachim Kühn y con Baldo Martínez, Misterioso Trio con Agustí Fernández…

RAMÓN LÓPEZ: Es una coincidencia. Lo que más estoy haciendo ahora son estos tríos con piano, aparte de los dúos y los solos. Es raro tocar música improvisada con una gran formación. Siempre son pequeñas formaciones. Por eso es más habitual el dúo y el trío. Ahora han salido más discos en trío con piano, aunque es una coincidencia.

TRI-EZ Agustí Fernández (piano), Baldo Martínez (contrabajo), Ramón López (batería, cajón, tablas y percusiones) © Sergio Cabanillas, 2007

TRI-EZ Agustí Fernández (piano), Baldo Martínez (contrabajo), Ramón López (batería, cajón, tablas y percusiones)
© Sergio Cabanillas, 2007

PACHI TAPIZ: ¿Cómo surge Tri-ez?

RAMÓN LÓPEZ: Yo había tocado bastante con Agustí [Fernández]. Con Baldo [Martínez] también en el Iberia Trio junto a Joachim [Kuhn], incluyendo algún concierto con bastante repercusión como el del Festival de Jazz de San Sebastian de 2006. En el festival de París Jazzycolors querían que tocásemos nosotros tres. Se lo plantearon a María Antonia de la agencia de management de Cuadernos de Jazz y así es como surgió el grupo. Tri-ez fue una creación para ese festival de jazz europeo en París. Una vez tocamos comenzamos a hablar del proyecto. A partir de ahí hemos hecho algunas giras, una de ellas por Polonia…

PACHI TAPIZ: ¿Qué tal fueron los conciertos en Polonia?

RAMÓN LÓPEZ: Tocamos en clubs y sitios así. Es lo cotidiano del músico. En general fueron muy bien. Como no habíamos tocado mucho los tres juntos eso hizo que el grupo se uniese. Una gira con tres o cuatro fechas está bien. Y lo del pasar de una sala grande a otra pequeña es la vida del músico.

PACHI TAPIZ: ¿Tenéis idea de grabar?

RAMÓN LÓPEZ: Ya lo hemos hablado algunas veces pero por el momento todavía no sabemos ni cuándo ni cómo, aunque ya estamos en ello.

PACHI TAPIZ: ¿Quizás estáis esperando lograr algunos conciertos seguidos?

RAMÓN LÓPEZ: Siempre son una buena oportunidad. Como cada uno estamos viviendo en un sitio distinto ese sería un buen momento para organizarlo, con una serie de ensayos, la grabación y unos conciertos. Una pequeña gira en que se pudiera hacerlo estaría bien, pero de momento no.

Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Ramón López
© Sergio Cabanillas, 2007

PACHI TAPIZ: ¿Y publicarlo?

RAMÓN LÓPEZ: Ni idea. En España no sé cómo está la producción.

PACHI TAPIZ: ¿Crees que tiene cabida en España la publicación la música de un trío como el vuestro?

RAMÓN LÓPEZ: Siempre hay gente a la que le gusta. Estos discos ya sabemos que se hacen en gran medida por amor al arte, para que el grupo exista, para que la gente pueda tener acceso a esa música. Cuando yo publico un disco no pienso jamás en un fin comercial.

PACHI TAPIZ: En los tres últimos días has dado tres conciertos con tres grupos diferentes, con Joachim Kühn y Majid Bekkas en Valencia el jueves, ayer viernes con Tri-ez junto a Agustí Fernández y Baldo Martínez y hoy lo harás nuevamente con Agustí y con Barry Guy. ¿Cómo logras meterte en músicas tan diferentes de un día para otro?

RAMÓN LÓPEZ: Es una cuestión de adecuación, de meterte enseguida en el sonido del grupo sin ninguna idea predeterminada. Yo no me digo “voy a tocar hoy esto como lo hice aquí o allá”. Además son repertorios diferentes. Lo de Joachim con Majid es con piano y guembri; es una música escrita de una manera particular, que tiene más contactos con la música tradicional. Tengo una manera de hacerlo, aunque se puede cambiar. Cada grupo necesita su forma. En el momento en que llega la música te concentras y ya está.

fernandez_guy_lopez_aurora

AURORA
Agustí Fernández – Barry Guy – Ramón López Agustí Fernández (piano), Barry Guy (contrabajo) y Ramón López (batería y percusión).
Maya Recordings 2006, MCD0601

PACHI TAPIZ: ¿Y lo de Aurora que vais a tocar hoy? Supongo que tocaréis algún tema del disco. Ayer por ejemplo, los temas que tocasteis de ese disco fueron distintos a como aparecen en Aurora.

RAMÓN LÓPEZ: No sé como los toqué en el disco. “Can Ram” y “David M”, que son los que tocamos ayer, no los he vuelto a oír para reproducirlos. Lo de ayer fue de esa manera por la sensación musical. La improvisación es algo a lo que yo le he dado mucha importancia: no reescuchar las cosas, no fijar la manera de hacer las cosas y aunque te guste más una forma de antes que otra de después, no tiene importancia. En ese momento estás en un estado de total libertad y en el momento en que suena esa canción, la tocas como está escrita o improvisas según ese momento y ya está. Si no, vas guardando y bloqueando cosas y yo no me encuentro bien en ese contexto. Prefiero dejarlo libremente y tocarlo en ese momento según lo que sienta en relación a lo que ha pasado en el concierto, antes y después. La improvisación no es sólo el momento, sino que es un todo. Es tal y como yo veo la batería: no veo una percusión aquí, un cajón allí, una tabla aquí, cosas separadas. Es un solo instrumento. El hecho de improvisar e improvisar sobre los temas lo veo como un todo respecto a los músicos con los que estoy, el momento, el tiempo del concierto, lo que se ha hecho. No hay un cálculo previo.

PACHI TAPIZ: ¿Te sorprendió que Agustí quisiera que tocaras en Aurora esos temas tan tranquilos?

RAMÓN LÓPEZ: No. No me sorprendió porque el resultado musical está lleno de toda nuestra intensidad, de toda nuestra energía, pero retenida. Es vertiginoso. Tocar así no es como si tocas una balada normal. Está cargado de otra tensión. No me sorprendió porque los temas son muy bonitos. Era muy natural. Necesitaba una concentración particular por que los temas son muy lentos, hay mucho espacio y hay que estar en equilibrio todo el rato. No te puedes ir en ningún momento.

PACHI TAPIZ: Si fallas en un momento se va todo al garete.

RAMÓN LÓPEZ: Sí, porque le quitas esa fragilidad. Si te pones a afirmar una cosa ya no estás en la música, en lo que está ocurriendo. Los temas son muy abstractos. Muy simples, melodía pero sin ritmo. Todo es rubato.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo lo tocáis en directo? ¿Cuál es el planteamiento?

RAMÓN LÓPEZ: El directo lo trabajamos sobre la base de ese mismo planteamiento y esa misma temática, aunque siempre hay algo más de energía y de invención. Cosas que llegan de un modo imprevisible y que desarrollamos también gracias a nuestra experiencia de improvisadores. De vez en cuando hay algún enfoque diferente.

PACHI TAPIZ: ¿No te has animado a componer alguna cosa para el proyecto de Agustí?

RAMÓN LÓPEZ: Justamente este año es una de las cosas que voy a hacer. Como soy autodidacta me cuesta mucho escribir las cosas, pero llevo unos meses en ello y quiero aportar mis composiciones a los grupos. Ya lo estoy haciendo.

PACHI TAPIZ: ¿Cuáles son los próximos proyectos que tienes tanto en grupo como en grabaciones?

kuhn_bekkas_lopez_kalimba

KALIMBA
Joachim Kühn – Majid Bekkas – Ramón López
Joachim Kühn (piano y saxo alto), Majid Bekkas (guembri, laúd, kalimba, voz), Ramón López (batería)
ACT, 2007, ACT 9456-2

RAMÓN LÓPEZ: Como este año pasado han salido bastantes discos voy a intentar que esos grupos toquen y puedan evolucionar. Acabo de grabar un disco con Christine Woodraska que saldrá este año. En marzo tengo una cita muy importante con Joachim Kühn en trío. Vamos a ir un mes a vivir a Marruecos.

PACHI TAPIZ: ¿Será también con Majid Bekkas?

RAMÓN LÓPEZ: Si, con Majid también.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo planteais la música de Majid en directo?

RAMÓN LÓPEZ: Con muchísima más libertad. Los temas son los mismos. Sólo hemos incorporado uno o dos temas nuevos, pero el espacio de improvisación es mucho más grande, mucho más energético. Hemos encontrado otras pistas.

El disco se hizo en nuestro primer encuentro. A veces en los encuentros de música improvisada hay unas cosas preciosas, pero cuando existe una temática como sucede con este grupo al estar basado en composiciones, una forma particular de dirigirlo con el guembri y también una forma de tocar muy particular, ese primer encuentro, aunque según mi parecer fue muy bonito, pedía la experiencia de los conciertos. En los últimos, por ejemplo el de anteayer en Valencia, utilizamos una paleta mucho más amplia de intensidades y la improvisación tiene un peso mucho mayor. Yo creo que ha mejorado muchísimo.

Para el nuevo disco vamos estar ir a Marruecos y haremos una especie de encuentros con músicos de allí. Iremos diez días al desierto, hacia el Sur, para tener un encuentro con músicos tradicionales de esa zona y grabar con ellos. También grabaremos imágenes. Estaremos un mes entero con estos encuentros, grabando imagen y música, preparando el nuevo disco, a ver qué sale.

El nuevo disco será en trío con músicos marroquíes tradicionales y también con algún invitado. Todo se irá haciendo allí en directo también en función de las cuestiones técnicas y de los desplazamientos.

PACHI TAPIZ: ¿Dónde se publicará? ¿En ACT, como el primero?

RAMÓN LÓPEZ: Yo pienso que sí. En ACT trabajan con Joachim y están interesados. No estoy al corriente de cómo está la cosa, pero es muy posible.

PACHI TAPIZ: ¿Y más proyectos?

RAMÓN LÓPEZ: La semana próxima iré a Nueva York para hacer dos o tres grabaciones. Una va a ser un nuevo disco con Bruno Angelini y Joe Fonda. Tengo también previstos varios encuentros con otros músicos. También los grabaremos pero no sé si se publicarán.

PACHI TAPIZ: El disco que comentabas con Woodraska, ¿saldrá en Leo Records?

RAMÓN LÓPEZ: No lo sé aún. Acabamos de grabarlo. Hay que ver luego como se podrá hacer.

drums_solo_ii

DRUM SOLO II. SWINGIN’WITH DOORS
Ramón López
Ramón López (batería), Teppo Hauta-Aho (grabaciones de puertas)
Leo Records 2007, CD LR 491

PACHI TAPIZ: ¿Te resulta muy difícil convencer a Leo Feigin de que te publique tus grabaciones? Porque por ejemplo tu disco con las puertas [3]…

RAMÓN LÓPEZ: No… lo de las puertas es una coincidencia. Puede parecer como un artificio pero no lo es en absoluto. La grabación de las puertas surge en una gira que estaba haciendo en Finlandia, ya que tenía intención de grabar el disco a solo tal y como grabé el otro. En Finlandia estaba tocando con Teppo Hauta-Aho, que es un músico que ha tocado durante varios años con Cecil Taylor y es también un compositor de clásica. Hablando con él, me dijo que había estado grabando esas puertas. Oí las cintas y sonaban como hechas por un compositor que escribiera utilizando esos elementos. A mi me inspiró muchísimo, y por eso cuando volví cogí las cintas e hice el disco. Me pareció una cosa sorprendente desde un punto de vista musical, con sentido. En el disco hay dos temas en solo, pero el resto son con las puertas. Lo que hay que oír es cómo funciona la dinámica entre las puertas y el solo. Estoy haciendo un solo con colores que está adaptado a las puertas, pero es totalmente improvisado.

Las puertas que suenan en el solo no las conocía de antemano. En el estudio grabé el solo tocando con las puertas. El primer disco a solo [4] lo hice en mi local de ensayo con un DAT y un mando a distancia.

En cuanto a lo que me preguntabas de Leo, cuando hice el primer solo lo estuve moviendo por Francia enviándolo a productores con los que tenía relación y no le interesó a nadie. Sin embargo Leo me contestó enseguida y a partir de ahí se ha establecido una relación de confianza. Es mi séptimo disco con él. Trabajamos sabiendo que las condiciones de los discos de jazz en general y los de música improvisada en particular son muy difíciles, pero se van haciendo las cosas. Tenemos una relación de amistad.

PACHI TAPIZ: ¿Está entendiendo la gente bien el disco de las puertas? Te lo pregunto porque puede haber quien se quede en lo anecdótico.

RAMÓN LÓPEZ: En general sí. Siempre puede haber alguien que se quede en el detalle de las puertas nada más. Para mí son un generador de sonidos, como si fuese algo así como música electroacústica.

PACHI TAPIZ: ¿Y proyectos a más largo plazo?

RAMÓN LÓPEZ: Por el momento las cosas van bastante rápido. A lo mejor, y a pesar de todo lo que estoy haciendo, vuelvo a encontrar a nuevos músicos o sale otra propuesta. Para el año que viene de momento van a ser esos dos o tres discos, el proyecto con Joachim y los dúos. Si todo va bien irán llegando más cosas.

Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Ramón López
© Sergio Cabanillas, 2007

PACHI TAPIZ: Desde que te comencé a escuchar has ido incorporando distintos elementos. Al principio estaban los del flamenco. Ahora son las tablas. ¿Estás estudiando incorporar algún otro elemento a tu paleta sonora?

RAMÓN LÓPEZ: No. Esto se ha ido haciendo de un modo natural. Siempre he tenido un cajón y siempre me ha gustado y he estado tocando flamenco. Por ejemplo, cuando ha habido proyectos en Francia con músicos de flamenco muy importantes como Esperanza Fernández, Carmen Linares o Rafael de Utrera. Siempre que se ha hecho en Francia una fusión del flamenco con el jazz he estado en esos grupos porque es algo que me apasiona. Con las tablas pasa igual: cuando llegué a París en 1985 descubrí este instrumento y lo estoy practicando hasta ahora. También lo enseñé en el conservatorio. Es algo que está en la batería porque ha formado parte de mi vida musical.

Lo mío no es algo del estilo de “voy a buscar una cosa africana” o algo así. Lo he hecho naturalmente porque yo oigo muchísima música tradicional. A mi me gusta mucho la música tradicional aparte del jazz. Lo que oigo en casa son más bien tradiciones populares de todo el Mundo: África, India, Japón…

Esto se me ha olvidado contártelo. Tengo un proyecto para ir a Japón. Es algo a medio o largo plazo. Quiero hacer que el próximo solo de batería sea un encuentro con taikos, que son grupos de percusión japoneses con un gran tambor. Sólo tocan percutiendo de derecha e izquierda, pero es una música de una gran intensidad.

La cultura del Japón me gusta mucho, ya que he ido escuchando muchas de sus músicas tradicionales. Hay unas pequeñas formaciones con dos o tres tambores y flautas que hacen una música muy frágil pero a la vez muy intensa, sin demasiada complicación. En esa repetición y en esa simplicidad hay una emoción muy fuerte. Estoy muy atraído por eso.

Me gustaría ir a pasar dos o tres semanas allí y tener un encuentro con músicos tradicionales y con improvisadores japoneses para ese futuro proyecto, que constaría de dos discos, una especie de cofre en el que se incluiría un disco de música tradicional y otro con los improvisadores japoneses. Esto es un proyecto. A ver si se puede ir haciendo. En Japón hay músicos improvisadores muy interesantes.

PACHI TAPIZ: ¿Sigues involucrado en algún proyecto de flamenco?

RAMÓN LÓPEZ: Hace un par de años que no.

PACHI TAPIZ: Volviendo a tu solo con las puertas, ¿te costó mucho grabarlo?

RAMÓN LÓPEZ: No, lo grabé en un día. Al día siguiente hice otro disco en el mismo estudio con Agustí y con Harri Sjöström porque ya estaba todo instalado, que es lo que ha salido con el libro. Fueron dos días, dos sesiones y dos discos: el solo y éste. Una vez estás en un estudio con buen sonido la producción de esos discos se hace tranquilamente.

MISTERIOSO TRIO L’étrange Partition Sonore Agustí Fernández (piano), Harri Sjöström (saxofón soprano), Ramón López (batería, tabla, percusión) JazzoSphère / No Limit 2007/01

MISTERIOSO TRIO L’étrange Partition Sonore
Agustí Fernández (piano), Harri Sjöström (saxofón soprano), Ramón López (batería, tabla, percusión)
JazzoSphère / No Limit 2007/01

PACHI TAPIZ: En ese disco, editado a nombre de Misterioso Trio, tú eres el líder. ¿Les indicaste alguna directriz a Agustí y a Harri [Sjöström] para la grabación?

RAMÓN LÓPEZ: Fue completa y libremente improvisado. El disco está a mi nombre porque yo hice la producción y la realicé en el contexto de los textos del escritor. Esa parte la he llevado yo, pero no la parte musical porque son sesiones de improvisación. Lo que hice fue organizarlo.

PACHI TAPIZ: Te lo preguntaba porque hay algunos temas más energéticos y otros…

RAMÓN LÓPEZ: Fue improvisado. Lo que pasa es que he dispuesto los temas de un modo que me ha parecido lógico. También hay temas que no han salido en el disco. He hecho un trabajo más bien de producción porque la música está improvisada colectivamente. No había ninguna directiva.

En mi caso particular cuando hay una temática, como sucedió ayer con Tri-ez, la respeto y la toco lo mejor que puedo dejando la parte improvisada libre. Cuando se hace un encuentro improvisado en ningún momento hace falta dar dirección alguna. Lo importante cuando trabajas con esos grupos de improvisación es la confianza: la composición es con quien haces ese grupo. Una vez está hecho el grupo, ya está. Cuando cambian sus integrantes la música cambia, porque cambia su música, su experiencia.

Una vez estamos en el estudio yo nunca oriento los proyectos. Cuando alguna vez lo han hecho conmigo y, por ejemplo, en el momento en que nos hemos puesto a tocar ha venido alguien a decirme toca así o toca de esta otra manera, yo no me he sentido cómodo. Yo respeto totalmente a la gente si estamos trabajando en un proyecto sin temática o improvisado como este trío.

Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Ramón López
© Sergio Cabanillas, 2007

PACHI TAPIZ: Volviendo al solo, ¿tienes intención de hacer algo con las puertas y el solo en directo?

RAMÓN LÓPEZ: No. Ha sido una grabación en estudio porque en directo sería difícil.

Tengo dos proyectos publicados en disco que que creo que nunca los voy a tocar en directo: los duetos para Rahsaan Rohland Kirk [5]] y el proyecto de las puertas. El primero sería muy complicado porque lo hice con nueve solistas y hacerlo en un escenario me parece imposible. El de las puertas tampoco ya que habría que poner un playback con las puertas y prepararlo.

PACHI TAPIZ: Te referías al disco homenaje a Kirk. ¿Tienes en tu cabeza algún músico al que te gustaría homenajear?

RAMÓN LÓPEZ: Ahora mismo no tengo ningún proyecto pero los encontraría fácilmente. Creo que lo haría sobre los maestros del jazz, sobre músicos que han creado standards, aunque ahora mismo tampoco sé sobre que músico en concreto.

PACHI TAPIZ: Hablando de homenajes como el que le dedicaste ayer sobre el escenario del Johnny, ¿qué ha significado en tu vida Max Roach?

RAMÓN LÓPEZ: Cuando lo vi la primera vez haciendo un solo fue una revelación. En ese momento llevaba unos diez años tocando la batería en grupos de jazz y jazz-rock. Cuando lo vi me abrió en una puerta por la que me metí y me enseñó un camino que seguir.

FLOWERS TRIO Flowers Of Peace Sophia Domancich (piano), Joëlle Leandre (contrabajo), Ramón López (batería y percusión) Leo Records 2005, CD LR 438

FLOWERS TRIO
Flowers Of Peace
Sophia Domancich (piano), Joëlle Leandre (contrabajo), Ramón López (batería y percusión)
Leo Records 2005, CD LR 438

PACHI TAPIZ: Otra de tus últimas grabaciones es Flowers Of Peace editado a nombre del Flowers Trio. ¿Por qué elegiste a dos mujeres?

RAMÓN LÓPEZ: Flowers Trio es una formación que hice con Sophia Domancich y Joëlle Leandre, que son dos de los músicos más activos e interesantes, creadores y creativos que hay en Francia. Tuvimos la oportunidad de tocar en Radio France. Allí hay una emisión de música improvisada dirigida por Anne Montaron y allí es donde tuvo lugar esa sesión con Sophie y Joëlle que dio lugar a la grabación Flowers Of Peace. Yo había tocado mucho con Sophie porque coincidí con ella dos años en la Orquesta Nacional de Jazz de Francia. Con Joëlle había hecho varias cosas. Además de algún concierto en directo había participado en los dúos en homenaje a Roland Kirk. Nos habíamos encontrado varias veces y así fue como surgió la oportunidad de hacerlo.

PACHI TAPIZ: ¿Lo habéis tocado despúes en directo?

RAMÓN LÓPEZ: Sí. En todos los grupos hay movimiento. Como Joëlle toca en muchos grupos y Sophie también últimamente no hemos tocado juntos, pero cuando salió sí que dimos varios conciertos.

Silent Cascades

SILENT CASCADES
Angelini / Fonda / Lopez
Bruno Angelini (piano), Joe Fonda (contrabajo), Ramón López (batería y percusión)
Konnex Records 2006, KCD 5170

PACHI TAPIZ: Vamos con otra grabación. Bruno Angelini es un pianista que es muy lírico, en oposición a la onda libre improvisada en la que te sueles mover. ¿Cómo surge Silent Cascades?

RAMÓN LÓPEZ: Silent Cascades es un proyecto particular. Yo había tocado con Bruno, conocía a Joe Fonda por sus grabaciones, pero no había tocado con él. Bruno sí había tocado con Joe y le planteó que cuando viniese a París tendrían que hacer algo. Cuando vino fuimos directamente al estudio los tres y ese el resultado fue Silent Cascades. Nos vimos en el estudio y lo grabamos. Desde entonces es una nueva aventura.

Es cierto que Bruno Angelini viene de un medio más lírico, más de piano tradicional, más jazz, y aunque siempre ha estado muy interesado por la música improvisada no había tenido la oportunidad de tocarla. Para él ha sido un primer paso que lo ha dado muy rápidamente. Tú ya has escuchado el disco: esa energía la tenía dentro de sí pero no había tenido la oportunidad de mostrarla. Esto ha sido el principio de la aventura, porque ese disco lo enviamos para solicitar una beca que se da a grupos franco-americanos y nos la otorgaron. Por eso voy a ir a Nueva York a grabar el segundo disco y hacer una gira allí. Por esa beca era el motivo por el que Joe tenía que venir a Francia y así surgió esa oportunidad: venir Joe a tocar aquí, encontrarnos, salir el disco, ir nosotros allá y grabar el segundo disco. Estamos preparando una gira para mayo de 2008 porque para entonces saldrá el disco y Joe volverá a Francia.

PACHI TAPIZ: ¿Buscar el lirismo fue simplemente la casualidad de encontrarte con Bruno Angelini? Por mi parte aprecio que en tus últimos proyectos hay más melodía, como si buscases más la musicalidad.

RAMÓN LÓPEZ: Eso también es natural. Es muy difícil resumir mi trayectoria. Llevo trabajando toda mi vida y son ya más de 30 años. Hay un momento para cada cosa. El descubrir algo, afirmarlo, ver que luego se transforma en algo nuevo y volver a afirmarlo. Según lo que dices, en el primer momento que nos conocimos [2001] estaba haciendo muchos más proyectos de música improvisada y afirmando todo eso, con esa densidad. Poco a poco eso se ha transformado en otra cosa. Quizás eso es lo que tú has sentido, como si se aclarase un poco todo aquello o que la música vaya hacia otro camino. Eso es lo que es interesante. Ahora lo estoy pensando porque me lo has dicho, si no, no lo piensas. Uno va tomando esos caminos en función de lo que hace. Con todas las cosas que he estado haciendo el tener un equilibrio entre la música improvisada, lo ruidista incluso, el free, la melodía, la fragilidad, eso es lo que me parece más adecuado en este momento en mi vida musical, es lo que más me gusta hacer. Aunque sin duda, y si es evolucionado mejor, la música se va moviendo.

achiary_lopez_ezcurra_avril

BEÑAT ACHIARY
Avril
Philippe de Ezcurra (acordeón), Beñat Achiary (voz), Ramón López (batería y percusiones)
Daquí 2007 DAQ 332032

PACHI TAPIZ: Para terminar con los discos, te quería preguntar sobre el disco con Beñat [Achiary]…

RAMÓN LÓPEZ: Beñat es amigo mío desde hace mucho tiempo. La primera que colaboramos fue con el disco de las canciones de la Guerra Civil en 2000 [6]. Desde entonces hemos hecho muchas cosas juntos. Hemos trabajado a dúo, en cuarteto con Agustí y con Claude Chamitchiam, en el teatro… Lo último es ese disco en trío que ha salido en un sello de música tradicional del País Vasco que también tiene alguna cosa de jazz. Lo he hecho con Beñat y Philippe de Ezcurra, un acordeonista del País Vasco que también lleva mucho tiempo tocando con Beñat. Estaban muy unidos. Los conocía a los dos de otros contextos y el resultado es un disco de canciones.

PACHI TAPIZ: ¿Cómo se os ocurrió versionear al Modern Jazz Quartet, el tema “Django” en concreto?

RAMÓN LÓPEZ: Es un disco de canciones pero muy abierto. El acordeonista viene más bien del clásico y de la música tradicional, pero como entre Beñat y yo hay mucha compenetración siempre estamos entrando y saliendo. Es un disco muy particular con esas canciones tradicionales y alguna versión de temas de jazz o “The Meeting”, que es el himno de los Panteras Negras. Esas canciones tocadas en trío sin bajo y al mismo tiempo muy improvisadas son algo muy especial. Son canciones pero tienen mucha carga improvisada.

PACHI TAPIZ: Para terminar, ¿qué tenéis que hacer en este país algunos músicos como tú para que se os reconozca de una vez?

RAMÓN LÓPEZ: Nada… seguir tocando lo que estamos haciendo. No creo que la meta es que se nos reconozca. Si uno pone la energía que tiene que poner en la música que está haciendo, el que se le reconozca está fuera de sus objetivos.

Ramón López © Sergio Cabanillas, 2007

Ramón López
© Sergio Cabanillas, 2007

Notas:

[1] Tri-ez: Agustí Fernández (piano), Baldo Martínez (contrabajo), Ramón López (batería y percusiones)
[2] Agustí Fernández – Barry Guy – Ramón López Aurora
Agustí Fernández (piano), Barry Guy (contrabajo) y Ramón López (batería y percusión).
Maya Recordings 2006, MCD0601
[3] Ramón López Drum Solo II. Swinging With Doors
Ramón López (batería), Teppo Hauta-Aho (grabaciones de puertas).
Leo Records 2007, CD LR 491
[4] Ramón López Eleven Drum Songs
Ramón López (batería).
Leo Records Laboratory 1998 LEO LAB CD 044
[5] Ramón López Duets 2 Rahsaan Roland Kirk
Ramón López (batería y percusión)
Invitados: Thierry Madiot (trombón), Emmanuel Bex (órgano Hammond), Chim Nwabueze (voz y sierra musical), Beñat Achiary (voz), Noël Akchote (guitarra), Harry Beckett (trompeta), Joëlle Leandre (voz y contrabajo), Andrea Newmann (electrónica), Majid Bekkas (voz y guembri).
Leo Records 2002, CD LR 356
[6] Ramón López Quartet Songs Of The Spanish Civil War
Daunik Lazro (saxo alto y barítono), Thierry Madiot (trombón bajo), Paul Rogers (contrabajo de cinco cuerdas), Beñat Achiary (voz), Ramón lópez (batería)
Leo Records 2000, CD LR 299

Más sobre Ramón López

Página web de Ramón López http://www.ramonlopez.net/
Texto © 2008 José Francisco Tapiz
Fotos © 2007 Sergio Cabanillas