image_pdfimage_print

Marc Halbheer (batería), Christy Doran (guitarra) y Arild Andersen (contrabajo) han sido testigos de algunos de los momentos más memorables de la historia del jazz europeo, desde la Vienna Art Orchestra hasta el nacimiento y florecimiento del mítico sello ECM. Pudimos tener una agradable charla con ellos en su última (y exitosa) visita a Bogui Jazz en Madrid.

Marc Halbheer, Arild Andersen © Sergio Cabanillas, 2014

Marc Halbheer, Arild Andersen
© Sergio Cabanillas, 2014

Carlos Lara: ¿Cómo empezó este trío?

Marc Halbheer: Pedí a Arild que se incorporara en adelante a mi quinteto mientras buscaba fechas de gira para los cinco, pero solo estábamos disponibles tres de nosotros para esta semana, así que decidimos hacer la gira a trío.

Sergio Cabanillas: ¿Continuará este trío en el futuro como un proyecto independiente?

Marc Halbheer: Bueno, el plan es tocar con el quinteto en otoño, y luego veremos cómo continuará el trío.

Christy Doran: Seguro que hay otros músicos que no estarán disponibles (risas)…

Marc Halbheer: …eso es (risas). La próxima vez que busquemos fechas pasará lo mismo. Siempre es complicado encontrar fechas en las que todos estemos disponibles.

Carlos Lara: ¿En este repertorio son todas composiciones de Marc o todos aportáis temas?

Arild Andersen: No, todos traemos composiciones para esta gira. Creo que tenemos dos o tres temas cada uno. Es un compendio de material de todos nosotros.

Marc Halbheer © Sergio Cabanillas, 2014

Marc Halbheer
© Sergio Cabanillas, 2014

Sergio Cabanillas: ¿Cómo tomaste la decision de crear Textit Music?

Marc Halbheer: Grabé un disco con todos mis amigos de Los Angeles. Era bop de la Costa Oeste, muy directo. No hay ningún sello interesado en sacar este tipo de música, pero yo quería publicarlo, así que creé mi sello, así empezó todo. Hicimos otro disco después. Comencé a escribir mi propia música y editamos el tercero.

Sergio Cabanillas: Parece que la situación del mercado discográfico te indujo a poner en marcha tu sello.

Marc Halbheer: Hoy día, a menos que trabajes con un gran sello como Blue Note o ECM, donde Arild ha grabado muchas veces… los sellos pequeños ya no pueden hacer nada por nosotros, porque no tienen dinero. Tienes que pagarles el diseño…

Sergio Cabanillas: …producción, diseño, incluso la fabricación…

Mark Halbheer: …así que decidí hacerlo yo.

Marc Halbheer © Sergio Cabanillas, 2014

Marc Halbheer
© Sergio Cabanillas, 2014

Enrique Farelo: Christy, en el año 2006 ECM publicó una retrospectiva del grupo OM, del que fuiste integrante, que comprendía desde el año 1976 al 1980: Cerberus (Japo/ECM, 1980) OM with Dom Um Romao (Japo/ECM, 1978), Rautinahaha (Japo/ECM, 1977) y Kirikuki (Japo/ECM, 1976). ¿Participasteis en la selección de los temas de esta retrospectiva los integrantes del grupo -Urs Leimgruber, Bobby Burri, Fredy Studer y tú mismo- o por el contrario fue una decisión unilateral de la compañía?

Christy Doran: No, nosotros pudimos elegir los temas. Cerberus, el último disco, creo que musicalmente era el mejor, así que seleccionamos muchos temas de él.

Enrique Farelo: ¿En qué medida crees que influyó el grupo en otras formaciones como Soft Machine o Wheater Report?

Christy Doran: Creo que fue exactamente al revés. OM estaba influenciado por dos corrientes musicales diferentes del jazz. Siempre tuvimos un saxo, Urs Leimgruber, en el grupo, y él estaba más interesado en el estilo free como Archie Shepp, Albert Ayler… y Coltrane, por supuesto. A mí me interesaba el estilo de McLaughlin, no con la Mahavishnu, más como en Bitches Brew de Miles Davis… y, por supuesto, me gustan los primeros Weather Report con Airto Moreira, Miroslav Vitous… el primer disco. Era más abierto, no tan rockero como cuando, más adelante, Pastorius se unió al grupo. Éstas eran nuestras influencias más profundas.

Christy Doran © Sergio Cabanillas, 2014

Christy Doran
© Sergio Cabanillas, 2014

Enrique Farelo: En el 2008 retomáis la actividad nuevamente con un concierto en el mítico festival suizo de Willisau con los mismos integrantes. ¿Piensas que este disco es continuación de los anteriores o por el contrario es un cambio de filosofía y transformación del cuarteto?

Christy Doran: No habíamos tocado como cuarteto en 25 años. En aquel momento, Urs Leimgruber, el saxofonista, estaba metido de lleno en la música libre improvisada, no hacía nada más. A los demás nos era difícil tocar cualquier otra  cosa con él, así que, o bien parábamos y lo dejábamos o seguíamos por su camino. Es curioso cómo cuando estas cuatro personas nos juntamos suena a OM, aunque sea improvisado. Yo lo siento así. Suena especial, no sé muy bien por qué, pero es así.

Carlos Lara: ¿Te sientes más cercano a Jimi Hendrix o a John Abercrombie?

Christy Doran: Es una pregunta difícil (risas). No tengo una respuesta. No diría que estoy muy influenciado por Abercrombie, mientras que aún toco composiciones de Jimi Hendrix. En noviembre próximo grabaremos un disco nuevo con Erika Stucky, Jamaladeen Tacuma y Fredy Studer. Ya hay dos conciertos contratados, estamos trabajando duro, así que… estoy más cerca de Jimi Hendrix.

Christy Doran © Sergio Cabanillas, 2014

Christy Doran
© Sergio Cabanillas, 2014

Sergio Cabanillas: Escuchando a New Bag, yo diría que sí. Es la primera vez que escucho a alguien haciendo canto armónico en jazz rock, es impactante para mí.

Christy Doran: ¡Sí, pero solo es uno de mis grupos! Bunter Hund, el otro grupo, no suena así. El año pasado salió un disco con Yang Jing, la intérprete china de pipa… y no suena a Jimi Hendrix en absoluto (risas).

Enrique Farelo: Después décadas trabajando bajo el mandato de Manfred Eicher. ¿Cómo ha sido trabajar a su lado?

Arild Andersen: Le conocí muy pronto, al principio de ECM, y nos hicimos buenos amigos, así que llevamos trabajando juntos estos 40 años. No está mal (risas).

Enrique Farelo: ¿Con qué músicos te has sentido musicalmente más identificado de los que forman parte del sello?

Arild Andersen: Todo el mundo ha estado en ECM. Todo empezó con Jan Garbarek, Jon Christensen y Terje Rypdal, ése fue el comienzo de mi época con ECM. A veces toco con Jon Christensen. No veo mucho a Garbarek, y a Terje de vez en cuando. Pat Metheny estuvo allí, Ralph Towner también… es casi una familia.

Sergio Cabanillas: ¿Y Vassilis Tsabropoulos?

Arild Andersen: Hace mucho tiempo que no le veo. Creo que ahora está haciendo más música clásica que jazz. Hace ahora 10 años que tuvimos ese trío. Fue un buen grupo durante dos años, después toqué un par de veces en Atenas. Luego comencé mi trío con con Tommy Smith y Paolo Vinaccia, con el que sigo trabajando. Ha sido mi ocupación principal los últimos 8 años.

Arild Andersen © Sergio Cabanillas, 2014

Arild Andersen
© Sergio Cabanillas, 2014

Carlos Lara: ¿Qué diferencias observas entre componer para cine o teatro o para jazz?

Arild Andersen: No he escrito mucho para teatro, pero sí para un par de películas. Electra, el disco que salió con ECM, se hizo para teatro. Al director le gustaba mucho el jazz, de modo que lo escribí como si fuera para cuarteto o quinteto, pero teníamos un coro griego cantando en griego antiguo. La música debía escribirse de forma que se pudieran oír los diálogos sobre la música. Cuando sacamos el disco, lo mezclé de nuevo para tener trompeta y mucha percusión que, de otro modo, habría estorbado a la voz, que debía sobresalir. En general, cuando compongo, necesito saber quién va a tocar esa música, no escribo por escribir, siempre es para un proyecto concreto y sé quién la va a interpretar. Después, escribo lo mínimo imprescindible para que capten la idea, y se toca según su estilo, utilizando mis esbozos para hacerlos sonar lo más cercano posible a ellos mismos.

Sergio Cabanillas: ¿De modo que escribes para músicos, no por la música en sí misma?

Arild Andersen: Sí, pienso en los músicos cuando escribo. Después, esos mismos temas se pueden usar en distintas formaciones, así que he elegido algunas de mis composiciones para traerlas a este trío. Sé que se pueden utilizar en general, pero cuando me siento a escribir, me gusta saber quién va a tocarlo. Creo que esa es la principal diferencia entre escribir para jazz y hacerlo para cine o teatro.

Enrique Farelo: ¿Qué importancia concedes al folk de tu país en tus composiciones?

Arild Andersen: Empecé a escucharlo con atención a finales de los ’80 y recibí un encargo para combinar música improvisada y folk. Si captas la simplicidad de la música folk de Noruega en tus propias composiciones y la empleas como una herramienta sobre la que improvisar, creo que eso da mucha fuerza a la música.

Arild Andersen © Sergio Cabanillas, 2014

Arild Andersen
© Sergio Cabanillas, 2014

Sergio Cabanillas: Parece una herramienta potente, ¿no?

Arild Andersen: Sí, la simplicidad y creer en los músicos que la van a interpretar, su fuerza y su personalidad, hace que destaque. Eso es lo más importante para mí.

Sergio Cabanillas: Te vi tocar en el Bull’s Head en 2010 con John Etheridge y John Marshall. Hay un CD de esa formación llamado In House. ¿Sigue funcionando ese proyecto?

Arild Andersen: Se grabó en el Pizza Express. No hemos tocado en dos años. Etheridge y Marshall son geniales, pero no es un proyecto activo en este momento.

Carlos Lara: Marc, ¿Qué aprendiste de los bateristas del grupo de Frank Zappa, Ralph Humphrey y Ed Man?

Marc Halbheer: Estudié con ellos las relaciones polirrítmicas y cómo funciona de verdad el ritmo. Son los grandes maestros y a mí me interesaba mucho aprender sobre ello. Escuchaba mucho a Frank Zappa cuando era un adolescente.

Texto y fotografías © Sergio Cabanillas, 2014.

Agradecimientos: Carlos Lara, Enrique Farelo y Bogui.