image_pdfimage_print

Nordestin@s es un proyecto musical en el que Ugia Pedreira y Guadi Galego, dos de las voces más importantes del panorama gallego, se unen a Abe Rábade, uno de los mejores pianistas de jazz del país.

En la actualidad, Ugia Pedreira (Chouteira, Marful) dirige el Conservatorio Folque de Lalín; Guadi Galego (Berrogüeto, Espido) ha colaborado con lo mejor de la escena folk de Galicia y Abe Rábade, antiguo alumno de Dave Frank y Barry Harris, co-dirige el Seminario Permanente de Jazz de Pontevedra

Grabado en directo, Nordestin@s es un paseo por el mar en el norte gallego, trufado de boleros y habaneras, de canciones cantadas en las tabernas y de conversaciones oídas a los marineros en las largas noches de temporal; es la música de la gente del mar modelada por nuevas formas de pasión y melancolía. Nuevas armonías impregnadas de jazz para darle la vuelta a estas canciones populares sin abandonar en ningún momento las raíces.

Los componentes de Nordestin@s estuvieron en Madrid para presentar su disco, y Tierrafolk tuvo la oportunidad de compartir con ellos una agradable tarde de diálogos y reflexiones. La entrevista fue publicada originalmente en Tierrafolk y cedida a Tomajazz para su publicación por su autor, Carlos Javier Monje Pindado.

Abe Rábade © Sergio Cabanillas, 2007

Abe Rábade
© Sergio Cabanillas, 2007

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Cómo surgió el proyecto de Nordestin@s?

ABE RÁBADE: Ugia y Guadi se mueven en el terreno de la música popular y de la música folk. Llevan años trabajando en el Conservatorio Folque de Lalín, una institución muy importante de la que Ugia es directora, en el centro neurálgico de Galicia, equidistante de todas las ciudades, un sitio muy céntrico. En mi caso, me muevo en el terreno del jazz y estuve cinco años estudiando jazz en Estados Unidos, con el contrabajista Paco Charlín.

Aparte de nuestras carreras como intérpretes y compositores, tenemos un especial interés en el ámbito educativo, en hacer, con toda la modestia del mundo, un movimiento que vaya abriendo Galicia al folk y al jazz, y que tenga un futuro, que haya una cantera de jóvenes valores que puedan ejercer la profesión.

Ellas, al coincidir dando clases de canto, empezaron a ver que tenían muchísimas cosas en común, e incluso se enseñaban mutuamente diferentes variaciones de un mismo tema en su zona. Ugia es de Foz, concretamente Vilaronte, y Guadi de Cedeira, en el norte de Galicia, pero son dos sitios que, aún siendo muy parecidos, tienen sus diferencias. Las tienen en los cantos, porque un mismo tema tiene diferentes letras, diferentes variaciones. Por otra parte, a Guadi le gustan especialmente muchos temas y muchas melodías de Ugia, y viceversa.

El proyecto surgió como una confluencia de ellas dos, intentando hacer algo especial, y contactaron conmigo cuando lo tenían muy claro. Yo tardé unos días en contestar, porque de entrada es un poco raro para lo que uno está habituado a hacer, que es jazz acústico, instrumental, y podría suponer meterse en un terreno farragoso. Nunca se sabe cómo puede salir esa confluencia de dos estilos, a priori tan diferentes.

Al final, como me dieron total libertad con los arreglos y para hacer las armonías tan sofisticadas como yo quisiese, fue muy grato trabajar, e incluso muy divertido. Ellas me pasaron un CD con la mayoría del repertorio del disco a capella, sin armonía de ningún tipo ni referencias armónicas, y yo aporté mi grano de arena y me sentí muy involucrado en el proyecto.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Os conocías ya antes entre vosotros?

ABE RÁBADE: Sí, sabía quiénes eran, pero no personalmente.

UGIA PEDREIRA: Yo conocí a Guadi hace casi veinte años, cuando ella tocaba la gaita. Nos conocimos muy jóvenes, nos hemos seguido las carreras musicales y hemos tenido amigos en común. Desde que ella llegó al conservatorio de Lalín como profesora de canto, pasamos tiempo juntas hablando del mar, que echamos de menos, y vimos que queríamos hacer algo juntas, una “delicatessen” para la Navidad de 2006.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Y por qué decidisteis grabar el disco en directo?

ABE RÁBADE: En la naturaleza del propio proyecto está la desnudez y que no haya más aderezo que los que hay. La concepción del disco y la idea de grabarlo como un falso directo, con la sala cerrada, y dos o tres tomas como máximo de cada tema, son muy jazzísticas. Los discos de jazz se graban así hoy en día, con poquitas ediciones al final, aunque hay mezcla y hay que intentar ecualizar voces y el piano, corregir determinadas cosas que pueden estar mejor. Pero el propio disco, si se hubiera grabado de una forma convencional, en un estudio cerrado, por pistas, es decir, no grabando de forma culta y con una sola energía por parte de tres personas, creo que hubiese perdido muchísimo y que después empezaríamos a echar en falta una batería, una percusión, un solo, y sería muy diferente a lo que es, al menos en mi opinión.

GUADI GALEGO: Sí, estoy totalmente de acuerdo. Si no, sí que echaríamos de menos otros elementos, porque parecería un poco frío, pero al grabarlo así, creo que le echamos bastante valor, sobre todo Ugia y yo, que no lo habíamos hecho nunca.

Abe Rábade © Sergio Cabanillas, 2007

Abe Rábade
© Sergio Cabanillas, 2007

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Destacaríais algún tema entre todos los del disco? ¿Con cuál habéis disfrutado más?

GUADI GALEGO: Yo creo que todos los temas tienen su razón de ser, porque al ser un disco temático, todos los temas están ahí por algo, por implicación personal o por lo que significaron en cierto momento para nosotras. Por supuesto, hay temas que nos gustan especialmente, otros que nos gustan un poco menos, que nos quedaron peor de lo que esperábamos, o temas de los que no esperábamos tanto y nos quedaron mejor, pero como en todos los discos. Creo que, por ejemplo, “Ari Ari” es un tema que rompe con ese carácter un poco más lento de algunos temas, es más rompedor y más contemporáneo. En el plano más clásico está “Non Sei” , que es una habanera para la que Abe hizo un arreglo especial, y que nos gusta muchísimo cantar.

UGIA PEDREIRA: La estructura es como las mareas: unas veces va, otras veces viene, otras es como el mar bravo, otras está más tranquilo, y la verdad es que este disco rezuma mar por todos los lados. En especial, para el que conozca el mar del norte, que es el eternamente olvidado en el Estado español, y menos mal que es olvidado en muchos casos, porque ahora se están acordando demasiado en lo urbanístico. Es un canto a las gentes que viven allí, a las gentes que trabajan día a día y que tienen ese punto duro, pero también ese punto mágico de las leyendas, las sirenas, lo que lo echas de menos.

GUADI GALEGO: Y en el aspecto musical, al estar cada tema en el contexto jazzístico, cada concierto es diferente. Dependiendo del solo que haga Abe, te va a tirar por un lado o por el otro, da pie a que tu discurso sea más rápido, más lento o más agresivo, dependiendo del día que tengas, eso es lo bueno.

ABE RÁBADE: Sí, yo tengo mis temas favoritos del disco. Según está hecho, el disco tiene tres vertientes: los temas solistas, los temas de grupo con un aire relajado, como “Non Sei” o “Lendas do Mar” , tema que abre el disco, que es bastante tranquilo, y la tercera vertiente estaría en temas como “Ari Ari” , “Falar de Amores” , o incluso “Romaxe a Santo Andrés” , que son temas de grupo, pero con aire muy festivo. De los temas solistas, de Ugia mi favorito es “Montemar” ; de Guadi mi favorito en directo es “Camariñas” , pero en la grabación el que más me gusta es “Mal de Amores” . Eso también depende del día., porque no era el día de “Camariñas” cuando lo grabamos, aunque está muy bien.

En directo, “Habaneira de Ribadeo” , cantada por Ugia, me gusta más que en el disco, es curioso, y hablo siempre de un punto de calidad que considero alto para lo que teníamos. “Ari Ari” también es de mis favoritos, y por supuesto “Non Sei” , que es un tema para enamorar, que además está colocado en un sitio del disco muy especial, y creo que está hecho de una forma muy serena. En directo, ese tema es un bis que Guadi siempre anuncia como la canción del amor, del enamoramiento colectivo. Si tuviera que elegir un solo tema, sería “Non Sei” .

Pero el disco está concebido como una historia; los temas no están ordenados de forma arbitraria. El primer tema es una especie de prólogo; la propia letra habla de sirenas, de mirar el mar que viene, es una introducción a lo que viene después. Los otros temas pasan de coral a solistas, siempre con el piano como nexo de unión, con solos y con introducciones, y el último tema es una despedida en toda regla.

También hay una sorpresita al final, para el que sea curioso y lo quiera ver, que quita un poquito de la carga nostálgica que tiene el disco en general. Aunque hay temas movidos y temas más rítmicos, la mayoría del disco tiene una carga que tiene el mar, que tiene Galicia y tenemos nosotros tres, y para quitarla un poco, hay una bromita que sucedió en la grabación, que está a un minuto del final del disco, para quien la quiera escuchar.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Por lo que comentáis, el jazz permite mucha más creatividad. ¿Está la música tradicional más encosertada, permite menos libertades?

ABE RÁBADE: En principio, en cuanto a un tipo concreto de libertades, tienes toda la razón. Los músicos de jazz no nos cortamos un pelo ante determinadas cosas. Por ejemplo, si un tema está en un compás determinado y de repente decides hacerlo en otro, rearmonizas un tema porque sí, cambias su melodía, sí es una música muy maleable.

Viendo la música de jazz en perspectiva, es una síntesis muy curiosa de tradiciones musicales, de la tradición clásica europea con la tradición africana, que sucede en Estados Unidos a finales del siglo XIX, es decir, que tiene tres elementos muy fuertes, que hacen que sea una música muy difícil de definir. Sí es cierto que en un determinado momento el jazz fue música popular, aunque hoy estamos lejos de ese momento. De hecho, en los años 30 en Estados Unidos era el equivalente a la música pop, entre comillas. La big band de Count Basie, incluso la propia big band de Duke Ellington, o las big bands con un saxo tenor como solista acompañando a cantantes, hicieron sus temas muy populares.

Quizá fue eso lo que me facilitó el trabajo, a efectos de arreglos y de armonización de melodías, porque la melodía popular es sincera, al menos en Galicia, y no tiene excesivos adornos, no hay escalas extrañas ni sofisticadas, como ocurre en el jazz. Pero a veces hay elementos con los que te llevas una sorpresa; Ugia canta un tema tradicional en 5/4, “Canción do Leiteiro”, con un ritmo a priori muy sofisticado, lo que no es muy convencional. Pero yo creo que la sofisticación que tiene la música popular quizás esté en la forma de interpretarla, y cada uno tiene una forma personal de hacerlo, aunque sea popular, aunque sea del pueblo, pero deja de ser del pueblo en cuanto alguien la coge y la reelabora. Si me haces la misma pregunta hace dos años, te habría contestado de forma opuesta, pero ahora creo que ambas músicas son muy conjugables, las dos tienen su grado de sofisticación y son maleables.

UGIA PEDREIRA: A día de hoy, creo que quienes se dedican profesionalmente a la música popular, si se quieren comunicar, lo hacen. Los gallegos podemos ir con nuestra música a una jam session en Bretaña o en Hungría y nos entendemos, y si quieres tocar música húngara y tienes técnica y talento, también te entiendes. Para que una música sea popular tiene que estar asimilada, interiorizada por una comunidad, unos individuos o un pueblo. La música la hace la gente y siempre ha tenido una autoría, sea conocida o desconocida.

Abe Rábade © Sergio Cabanillas, 2007

Abe Rábade
© Sergio Cabanillas, 2007

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Parece que los músicos que os dedicáis a la tradición en Galicia estáis empezando a mirar también a otros caminos, con mejor o peor fortuna. Milladoiro está empezando a cantar, y no lo hacía antes; Carlos Núñez acaba de sacar un disco con música clásica y de bandas sonoras; también está lo que Ugia hizo con Marful, y ahora Nordestin@s. Quizá la música tradicional en Galicia ya está en unos niveles muy altos, hay mucha gente trabajando en todos los estilos, y eso permite que se puedan buscar otros caminos.

UGIA PEDREIRA: Creo que esos son ejemplos de gente que se dedica profesionalmente a la música. Unos discos tienen unas influencias y otros discos tienen otras, y la verdad es que unos tiramos por los otros. Las ideas están ahí para que todo el mundo las cueza en su olla, pero por detrás hay una serie de grupos noveles que están volviendo a los clásicos de los años ochenta, donde había un poco de fusión entre rock y folk. Ahora mismo hay muchísimos grupos noveles que están haciendo rock-folk o funky-folk. En cambio, en mi generación están Carlos Núñez, Berrogüeto o Fiana Roca, para los que cada disco puede ser una continuación de lo que estaban haciendo, o puede ser una apuesta diferente. En mi caso, son más de dos apuestas, es salirse al espacio y mirar un poco hacia la infancia, que es donde realmente están muchas de las ideas.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Esos dos trabajos están muy relacionados, ¿verdad?

UGIA PEDREIRA: Para mí están íntimamente relacionados, porque los dos hablan de donde yo he nacido de una manera u otra. En Nordestin@s solo tengo dos composiciones, pero en Marful casi todas.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Sigue existiendo la tradición de la música de tabernas, se sigue cantando?

GUADI GALEGO: Sí, se canta, pero ya no tanto como antes, la gente ahora no crea sus propios temas. Quizás ya no hay esa cultura de taberna, de cantar los mismos temas casi todos los días, pero cambiados. Sí la hay entre la gente de cuarenta años, pero entre la gente joven ya no, porque ahora tocan versiones de los grupos que les gustan.

ABE RÁBADE: Ya no es espontáneo.

GUADI GALEGO: Cuando mi padre cantaba, era espontáneo.

UGIA PEDREIRA: De todas maneras, en los lugares donde nosotros vivimos, en O Barqueiro, Ribadeo, Cedeira, todavía la gente se junta en Navidad y en algunas ocasiones.

GUADI GALEGO: Yo tengo tres días al año que sí, siempre.

UGIA PEDREIRA: Ahora, casi todos los grupos de música folk, muchos de ellos liderados por mujeres, han dejado la parte instrumental de los años 70, y hay muchísimas más voces. Si contamos las voces femeninas que hay dentro del mundo del folk gallego, de las pandereteiras a las solistas, somos mogollón. Yo creo que esas mujeres han marcado a muchos hombres que solamente hacían música instrumental, y no es ego femenino. La música cantada siempre ha estado ahí, y hay miles de panderetas, muchas más panderetas que gaitas en este país. La pandereta cuesta treinta o sesenta euros, y la gaita no. Ahora hay un movimiento muy importante de gente que está haciendo canción de autor dentro del pop y del rock, también con influencias del jazz y del folk, y por eso creo que la sección masculina canta más.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Pensáis que la música tradicional está ya en el puesto que tiene que estar? Hace veinte años, o quizá alguno más, no era así, la música tradicional no estaba en el puesto que está ahora.

ABE RÁBADE: Voy a utilizar tres términos que en absoluto son sinónimos, pero los voy a intercambiar: popular, folk o tradicional; sería un debate filosófico que no viene al caso, pero entre esos tres anda el tema. En Galicia, en su momento, hubo un boom en la música popular, y creo que hay que agradecérselo a los que siempre estuvieron ahí, que son Milladoiro, pero especialmente a quien acabó llevando la historia a efectos de mercado, a efectos mediáticos, que fue Carlos Núñez, y eso hay que reconocérselo.

UGIA PEDREIRA: Y a una discográfica gallega que se llama Boa, y que ha apostado por muchísimos grupos gallegos, que sacaron el primer disco en 1995. Ahora han bajado en la edición, pero para el conocimiento de nuestra música en el Estado español, sí que ha dado un importante empujón. Se edita música en Galicia desde 1904, y se han hecho muchísimos discos, se han vendido tantos discos en la emigración como pudieron estar vendiendo los irlandeses pero, como estamos en este recuncho de Europa….

GUADI GALEGO: Fuxan os Ventos vendió 25.000 discos, que es una barbaridad.

UGIA PEDREIRA: Y Andrés do Barro ha vendido muchísimos discos, y Os Gaiteiros de Soutelo, no os podéis imaginar, en América y en muchísimas partes del mundo.

GUADI GALEGO: No se puede comparar, porque son etapas diferentes de la vida.

ABE RÁBADE: Pero la pregunta se refería a la marca “música gallega”, la marca “música tradicional de Galicia”.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Creo que pasa lo mismo en todo el Estado. Ahora mismo en Aragón hay muchísimos grupos interesantes, en el País Valenciano es increíble la cantidad de movimiento que hay.

UGIA PEDREIRA: Yo no puedo pensar en la actualidad sin pensar en nuestro patrimonio, y cuando estábamos los gallegos grabando, no estaban los aragoneses. Hemos sido de los primeros que han grabado música en el Estado español, y es en Galicia donde se hizo la primera grabación de una zanfona en el mundo. El patrimonio musical gallego es enorme, ha sido siempre influenciado por muchísimos pueblos, y tenemos un largo recorrido histórico que no empieza en Milladoiro, desde luego.

ABE RÁBADE: Claro, pero hablaba de una cierta contemporaneidad. Si hablamos específicamente de música popular, eso es poso de años y años, de siglos. No surgen las melodías de la nada, y mucho menos con un grupo que lleva practicando música desde los 70, que viene de muy atrás. Ese boom, que se ha dado no solamente en Galicia sino, como tú decías, en el resto del Estado, afectó a la música folk. Al hilo de eso, aparecieron ciertas tendencias que ahora van cediendo, algunas rayando en la aberración, como la mezcla de tecno con música popular, que a mí no me gusta, porque son como agua y aceite.
Volviendo a nuestro disco, había un cierto riesgo de embarcarse en un proyecto donde los límites no estuvieran claros, aunque no fuera tan radical como mezclar bacalao y zanfona, que se está haciendo también. Yo estoy muy satisfecho, porque me parece que la propuesta no rechina en absoluto y es bastante armónica.

Abe Rábade © Sergio Cabanillas, 2007

Abe Rábade
© Sergio Cabanillas, 2007

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿Y cómo ves el panorama del jazz en Galicia?

ABE RÁBADE: El jazz en Galicia ha vivido una renovación muy fuerte en los últimos años. En el resto del Estado se hablaba de “tocar gallego”, queriendo decir tocar mal. Esto no sé si lo sabe mucha gente, pero era así, y fuimos unos cuantos a callar bocas a Madrid y a Barcelona, esto hay que decirlo. Y me sale este ramalazo de chulería, entre comillas, en defensa propia, porque considero que es muy injusto decir eso. Esto se dice en Canarias, se dice en Barcelona, en Madrid, afortunadamente cada vez menos, porque somos ya unos cuantos los que hacemos que esto se deje de decir.

No me considero en absoluto una persona arrogante, pero tengo un alto sentido de la justicia y a veces hay que sacarlo. Y creo que por varias razones; por los que hicieron jazz en los años 80 en Galicia como pioneros, como mi profesor de piano, Suso Atanes, Dani García o Baldo Martínez; y por el trabajo de la gente, que sentó las bases del estilo en Galicia, como el grupo Clunia Jazz, que nació hace 25 años y que son lo que yo llamaría los precursores.

A mediados de los años 90, un grupo de gente que estábamos estudiando jazz desde muy jóvenes, la mayoría en escuelas de Barcelona, Madrid y Galicia, en escuelas de gente que había estudiado en Estados Unidos, tuvimos la suerte de poder ir a estudiar a Berkelee, a la Universidad de Miami o a la New School de Nueva York. Al regresar de allí, creamos nuestras propuestas educativas, como el Seminario Permanente de Jazz de Pontevedra, que inciden en que esa experiencia deje un poso en nuestros alumnos, que son muy jóvenes, y nos alegra muchísimo ayudar a que esta gente pueda educarse en Galicia, pueda acceder a la formación allí.

Creo que el Seminario de Pontevedra y muchas otras escuelas que hay en Galicia, como el Estudio Escuela de Música o la Escuela Municipal de Música de A Coruña, que llevan trabajando años, han hecho que cada vez haya más músicos, más gente joven apostando por el estilo, y por tanto más oportunidades para tocar. En Galicia hay una jam session todos los martes en Santiago de Compostela, que para el tamaño de la ciudad y para Galicia es algo muy loable, y lleva siete años funcionando.

También hay discográficas como Free Code Records, que publica jazz hecho en Galicia, y hay cada vez más festivales, más actuaciones y más músicos y público. Creo que el futuro que se le augura es cada vez mejor, aunque a veces los políticos hagan salvajadas, como la que hicieron este año, al convocar unas plazas para oficializar la educación de jazz en Galicia de una forma muy poco ética, muy poco transparente. Son las decepciones que se lleva uno de gobiernos supuestamente plurales y de izquierdas, que defienden los intereses de Galicia y a veces parece que hacen todo lo contrario.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Para vosotras, ¿este proyecto significa un paréntesis en los proyectos que llevabais anteriormente, como Berrogüeto, Espido o Chouteira?

UGIA PEDREIRA: Chouteira desapareció en 2000, y luego montamos el Conservatorio Folque de Lalín. Estuve seis años con el proyecto, y en esos seis años estuve haciendo canciones, trabajando con músicos y haciendo viajes, hasta que lanzamos Marful en junio de 2006. Y en 2007 estoy con este encuentro con Guadi en Nordestin@s y trabajando con Marful. Los dos discos han sido premiados, uno por la radio gallega y otro por los Premios Opinión de Música Folk, y estoy encantada, porque después de seis años de trabajo con el conservatorio, ha sido un regalo para mí. Lo mejor es cómo el público ha recibido los dos discos; me siento muy contenta de poder ver al público gallego emocionarse con lo que canto, que se pongan en pie, que canten y lloren.
Para mí es un año fantástico musicalmente, por compartir trabajo con mis compañeros, con Pedro Pascual, Marcos Teira, Pablo Pascual, con Guadi y Abe.

GUADI GALEGO: Yo soy una pluriempleada, no tengo ningún paréntesis. Creo que hay etapas vitales que ofrecen oportunidades a las que no puedes decir que no. Espido nace como una necesidad absoluta en mi cabeza y en mi corazón de hacer algo diferente, con una tímbrica totalmente distinta a la de Berrogüeto. Eso es Espido, un desnudo absoluto de Guillermo y mío, un proyecto intimista.
Nordestin@s nace como un capricho de mi amiga Ugia y mío de recuperar nuestra infancia y nuestros temas emblemáticos, mirando a nuestro mar. No, no hay paréntesis, porque la vida son oportunidades y aún somos jóvenes.

UGIA PEDREIRA: Yo veo un paralelismo entre las dos, porque hay cantantes que tienen una carrera en solitario, pero aquí las dos somos muy inquietas, y Nordestin@s permite sacar la ternura y cierta dulzura. Marful para mí es más arrebatador, y seguramente dentro de poco me haga falta algo de caña. Vamos haciendo nuestra carrera bastante libremente, y en vez de ser un inconveniente, es un gusto.

GUADI GALEGO: Es importante que un artista, un cantante, haga realmente lo que quiere. Eso es lo bueno y lo malo de nuestras carreras, que a lo mejor no te permiten desarrollar un proyecto hasta límites insospechados, que te acabe quemando y que no puedas más. O sí, si realmente tú quieres, pero sí necesitas hacer más cosas y es importante poder compaginarlas, aunque a veces sea difícil.

UGIA PEDREIRA: Es una carrera de fondo, de largo recorrido.

GUADI GALEGO: La ambición en este caso es del espíritu.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: En nuestra opinión, si alguien escucha el disco sin conocer vuestras trayectorias, pensaría que lleváis toda la vida cantando jazz. ¿Ha sido difícil adaptarse a ese tipo de armonías?

GUADI GALEGO: ¿Tú crees? Abe no creo que piense así. Yo creo que nos ha sido tan difícil a nosotros como a él, y para mí no fue difícil y yo sé que para él tampoco.

ABE RÁBADE: Es un campo nuevo y encontramos una zona de confluencia relativamente cómoda haciendo concesiones por las dos partes. En ese sentido, encontramos un terreno bastante neutral para que los tres nos sintiésemos en confianza y con soltura.

GUADI GALEGO: Al fin y al cabo, nosotras llevamos quince años cantando, y también en algo se tenía que notar.

ABE RÁBADE: Los géneros musicales tienen fronteras abiertas, porque la música, a fin de cuentas, es una sola.

GUADI GALEGO: Yo lo que tengo claro, y creo que Ugia estará totalmente de acuerdo conmigo, es que hace cinco años nosotras no podíamos haber hecho este disco.

UGIA PEDREIRA: Es que estamos muy acostumbradas a cantar solas, somos dos solistas y ahora a veces nos sorprende la capacidad de conjunción que tenemos, cómo nos entendemos ya, casi sin mirarnos. Sientes el cuerpo de tu compañera, que va de una manera, y el tuyo de otra, y creo que los tres hacemos lo que nos da la gana en este disco, y creo que podemos.

Abe Rábade © Sergio Cabanillas, 2007

Abe Rábade
© Sergio Cabanillas, 2007

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: ¿No os vais a animar a hacer algo más por esa vía del jazz?

UGIA PEDREIRA: No creo.

GUADI GALEGO: No es que no me anime, es que soy bastante pudorosa. Creo que ya hay gente que hace bien esas cosas y es un discurso muy diferente al nuestro. No lo conozco mucho, pero creo que es un discurso bastante diferente, para el que hay que estar muy preparado. Nosotros hacemos bien lo que hacemos, y yo todo lo hago sin complejos, nunca me planteo problemas de géneros.

UGIA PEDREIRA: En mi caso, canto las canciones que me gustan y las que compongo, y me da igual que suenen más a jazz, ni me lo planteo. Sí creo que cantar en gallego tiene una prosodia distinta que en castellano. En Galicia hay mucha gente que canta en gallego con acento español, y eso produce un tipo de música, un tipo de cantar. Yo valoro positivamente el acento gallego cantando, creo que queda muy bien. Parte del mundo de la armonía melódica es el modo en que pronunciamos nuestro idioma. El otro día escuché decir a Cunqueiro, uno de nuestros grandes autores, que ya ha muerto, que una lengua, para ser buena, tiene que saber a pan, como si estuvieras comiendo un buen pan. Yo creo que eso lo tienen esta lengua, el brasileiro y el portugués, y a lo mejor por eso les gusta tanto a los españoles.

GUADI GALEGO: Con el gallego todavía no conseguimos triunfar como con el brasileiro, y con lo bien que se entiende, no comprendo que eso pase en esta España plural, que todo el mundo grita tanto. A ver si algún día conseguimos que de verdad sea plural.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Nadie es profeta en su tierra.

UGIA PEDREIRA: ¡Con la cantidad de gente que compra música como el fado! La industria gallega todavía es pequeñita, pero vamos poco a poco. Sin embargo, la música instrumental gallega ha sido muy conocida.

GUADI GALEGO: Claro, como no se dice nada, la lengua no te compromete. Eso sí que es triste, que tu lengua te comprometa políticamente; es una frustración absoluta. Que la gente pregunte por qué cantas en tu lengua, no te cabe en la cabeza. ¿Y por qué tienes que tener cerradas ciertas puertas por cantar en tu lengua?

El otro día, fui con Berrogüeto a los Premios de la Música, y me decía un autor de flamenco que no entendía cómo había una categoría de mejor canción en gallego, o en castellano. ¡Si la música es música! Si todos somos españoles, me decía él desde su lógico razonamiento, ¿por qué ustedes no entran en una categoría global?

UGIA PEDREIRA: Pero es que la SGAE está perjudicándose ella misma. Aquí hay varias lenguas, varios autores, y en muchos casos con el mismo talento que puede tener una persona que hace música en Andalucía, en Castilla, o donde sea. Tenemos tres idiomas y clama al cielo por que no estemos en igualdad de condiciones. Y total, pagar pagamos todos, y los derechos nos los cobran también.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Mañana estaremos en el concierto, en Clamores. ¿Tenéis alguna sorpresa?

UGIA PEDREIRA: Este es un disco con piano y dos voces, a un ritmo tranquilo, lento, un poco arriba y abajo, como las olas, pero después vamos a tener un punto racial, para que no se diga, para traer este mar del norte a Madrid, que falta le hace.

GUADI GALEGO: El concierto de Nordestin@s es muy divertido, los tres nos lo pasamos muy bien. Como dice Ugia, es como quien entra en una casa, se sienta en la cocina, le dan un plato de pescado y después viene la carne, el postre…

ABE RÁBADE: Hay una gran diferencia con respecto al disco. El tono nostálgico y grave que tiene el disco se mantiene en el directo, pero en el desarrollo del concierto y en las presentaciones, se va completamente y la gente se troncha. Hay verdaderos monólogos de El Club de la Comedia, y de los tres, además.

UGIA PEDREIRA: En directo pasan cosas impresionantes, como dejar de cantar y partirse de risa allí mismo.

ABE RÁBADE: Vale la pena ir.

GUADI GALEGO: Mañana no lo haremos.

ABE RÁBADE: Al final sí que lo haremos.

CARLOS JAVIER MONJE PINDADO: Lo de dejar de cantar, espero que no.

ABE RÁBADE: Dejar de cantar por no poder aguantarse la risa…

UGIA PEDREIRA: Es un punto como de taberna.

GUADI GALEGO: Sí, es muy divertido. Lo que me río yo en Nordestin@s solo lo sé yo, no tiene precio.

© 2007 Carlos Javier Monje Pindado