image_pdfimage_print

PORTADA DE AUSENTEGracias a la labor de los colectivos que fomentan la música, como es el caso de la Associação Porta-Jazz, podemos disfrutar de diversos trabajos discográficos que nos muestran la exquisita creatividad de los artistas portugueses, y nos permiten conocer a los excelentes músicos que cohabitan en el entorno del género jazzístico, en el país lusitano. El pianista Pedro Neves es uno de ellos. Su primer disco, Ausente, es también su estreno como compositor, a la vez que lidera un proyecto a trío, integrado por reconocidos músicos de la escena del jazz: el contrabajista Miguel Ângelo, autor de dos de las piezas que conforman el álbum, y el baterista Leandro Leonet, cerrando, ambos, un triangulo bien compactado, capaz de transmitir una gran emotividad musical, tanto a niveles individuales como en conjunto, a través de sus instrumentos.

“Ausente”, es el tema que encabeza la audición y da nombre al álbum. Una pieza extensa que nos recuerda mucho el sonido moderno de grupos ubicados en el norte europeo, como Esbjorn Svensson Trio, Tingvall Trio y otros, no por ello exenta de la personal visión y del particular tratamiento que el pianista, Pedro Neves, impregna a sus obras.

En el carácter musical del disco destaca el sonido del piano como instrumento principal en las melodías e improvisaciones, pero también notamos la brillante presencia de los dos instrumentos que le acompañan, contrabajo y batería, mostrándonos una excelente interacción entre ellos. El contrabajista, Miguel Ângelo, ejecuta un corto y sugerente solo en el tema “Cinco almofadas”, bien construido, abrigado por las sutiles cadencias armónicas del pianista y los acertados juegos del baterista Leandro Leonet.

Una de las partituras más destacadas del álbum es una pieza llamada “Casa do Santa”, una preciosa balada en la que Neves hace gala de su creatividad con una elocuente y magistral improvisación, arrastrándonos a una atmósfera sumamente onírica y trascendental.

Los tiempos lentos y medios predominan en el disco, continuando con “Sete palmos”, y “A bonança pode esperar”, donde la complicidad de los músicos va creciendo paralela a la intensidad de los temas, a los cambios dinámicos, y a las estructuras más complejas. “Aifos” y “Tramal”, son los títulos que aporta el contrabajista Miguel Ângelo en el disco, desempeñando, junto al pianista, un papel primordial en las improvisaciones y en los diálogos melódicos.

Nos acercamos casi al final de la audición con “Lady Bug”, de corte medio funky, en el que cabe destacar la labor de Leandro Leonet, impecable y decisivo en el manejo de su instrumento. Y “Presente”, última composición de Neves incluida en el álbum, en la que el pianista nos evoca paisajes de una gran calma anímica que embelesa al oyente desde las primeras notas.

Sonido limpio, emoción, elegancia, maestría y saber hacer, son elementos presentes en este primer disco de Pedro Neves. Ausente es una muestra del espléndido momento por el que atraviesa este gran compositor. Enhorabuena a los músicos que integran el trío por su excepcional y generoso trabajo.

© José Antonio García López, 2014

 

Pedro Neves: Ausente

Composiciones: “Ausente”, “Cinco almofadas”, “Casa do Santa”, “Sete palmos”, “A bonança pode esperar”, “Aifos”, “Tramal”, “Lady Bug”, “Presente”.
Todos los temas están compuestos por Pedro Neves, excepto “Aifos” y “Tramal” de Miguel Ângelo.

Músicos: Pedro Neves (piano), Miguel Ângelo (contrabajo) y Leandro Leonet (batería).

Sello discográfico: Carimbo Porta-Jazz. Grabado en 2013.