image_pdfimage_print

Xavi Reija pertenece a una nueva generación de músicos con ideas comprometidas y arriesgadas, que además guarda en su curriculum el haber fichado por uno de los sellos más prestigiosos de los últimos tiempos. (Moonjune Records, de Leonardo Pavkovic).

Resolution ha sido el motivo, su última obra, que ha compartido con dos viejos amigos y grandes músicos como son Dusan Jevtovic y Bernat Hernández. Además, se da la particular circunstancia que Dusan Jevtovic también está con Moonjune Records con Am I walking Wrong?, su primer trabajo para el sello de Pavkovic. Vidas paralelas y músicas afines con la creatividad, el compromiso y la complejidad.

Xavi Reija y Dusan Jevtovic vienen colaborando desde el año 2005 con el DX Project (2Sides) formado por ellos mismos con colaboraciones. Volvieron a aunar esfuerzos en Xavi Reija Quintet (Dreamland 2006 y en Ritual 2008) y lo vuelven hacer en Resolution. Sirva como excepción Am I Walking Wrong? de Dusan Jevtovic, donde no aparece Xavi Reija pero sí el bajista Bernat Hernández que trabajó en todos sus proyectos, incluido el anterior registro On the Edge (2008). Por todo ello existen argumentos más que sobrados para charlar con él e intercambiar impresiones sobre su mundo profesional, dejando la puerta abierta a una segunda parte dedicada a Dusan Jevtovic, su fiel complemento.


Xavi Reija © Marcelino Miguel Castro, 2014

Xavi Reija
© Marcelino Miguel Castro, 2014


Tomajazz: Hay una clara evolución desde una fusión eléctrica de los trabajos anteriores hacia la improvisación más abierta y la exploración del sonido y las texturas. ¿Qué factores han influido para esa transición?

Xavi Reija: Por mi parte siempre he ido en busca del concepto de improvisación en mayúsculas. Si bien es cierto que en el amplio abanico de estilos y sub-estilos que se engloban dentro del término “jazz” existe el nexo común de la improvisación, a mi entender, no es menos cierto también que en todos ellos existe cierta rigidez formal, estilística, armónica e incluso… en mi caso los cuatro trabajos anteriores desde D.X. Project hasta Live at Casa Murada con el Electric Trío, han padecido siempre de cierta visión “comercial” que impedía la liberación de ideas. Digo comercial, por el condicionante que supone el querer gustar a ciertos sectores que puedan proveer de cierto beneplácito y a la vez de proyección profesional. Quizás el trabajo más libertario en ese sentido fue Dream Land donde por ser la primera vez que juntábamos al quinteto pecamos de gloriosa inexperiencia.

Más allá de formas estilísticas, este disco no ha pretendido ser nada, simplemente captar un instante. Captar aquello que realmente nos hacía diferentes en esencia a cualquier otro trío de cualquier otro formato. Llegamos al estudio sin ensayar ni una nota, ya que ni Dusan ni Bernat sabían que iban a grabar. Por mis circunstancias personales hasta la fecha del encuentro en el estudio no pude y al final no quise que supiesen de que iba ir la grabación, si bien es cierto que los años nos ponen en antecedentes, y casi 10 años trabajando juntos son muchos como para no conocernos. Más allá de eso, el momento personal de cada uno hizo el resto.

Tomajazz: Se aprecian paralelismos entre el nuevo trabajo a trío de Dusan Jevtovic, Am I Walking Wrong? y tu Resolution ¿Ha sido Dusan quien os ha atraído al “lado oscuro” de la improvisación y os ha animado a explorarlo?

Xavi Reija: En mi caso no realmente, como te decía, ante una situación personal muy concreta como fue la muerte de mi padre y una posterior etapa de meses muy dura en mi vida, hizo que mi visión sobre ciertos aspectos vitales cambiara sustancialmente. El concepto de temporalidad, captar un instante único, el concepto de memoria, de tiempo, la vida, la muerte… Sentía una necesidad muy grande de hacer una cosa así y de expresarla de esa manera.

Tomajazz: ¿Ha sido Resolution el disco más comprometidos y complejo que has grabado hasta la fecha?

Xavi Reija: Para mí ha sido una liberación en muchos sentidos. En lo musical, la realidad de mí mismo como músico, mi esencia en ese momento. Al mismo tiempo y después de un proceso largo de años de buscar en ese gran concepto que es la improvisación, quizás el trabajo más sencillo y más cómodo que he emprendido, ya que no había nada que esconder, sobreactuar, aderezar, etc…

2Sides DX Project Stachmo Records, 2006

2Sides DX Project
Satchmo Records, 2006
 

Xavi Reija Dream Land Xavi Reija, 2006

Xavi Reija
Dream Land
Xavi Reija, 2006

Xavi Reija Electric Quintet Rithual L'Indi Records, 2008

Xavi Reija Electric Quintet
Rithual
L’Indi Records, 2008

Xavi Reija Electric Trio Live At Casa Murada (DVD) Xavi Reija, 2009

Xavi Reija Electric Trio
Live At Casa Murada (DVD)
Xavi Reija, 2009

Xavi Reija Resolution Moonjune Records, 2014

Xavi Reija
Resolution
Moonjune Records, 2014

Tomajazz: Tanto tú Dusan Jevtovic habéis sido los primeros músicos en grabar con el sello Moonjune records de Leonardo Pavkovic y ambos sois miembros de proyectos afines. ¿Qué importancia concedéis a este hecho?

Xavi Reija: Toda… Moonjune es una puerta a un mundo distinto, pasillo luminoso con vistas al mar… tener la posibilidad de salir al exterior no tiene precio, aunque sólo sea el primer paso, pero es un gran paso.

Tomajazz: ¿Cómo conociste a Leonardo “Moonjune” Pavkovic y cómo ha sido vuestra relación con él?

Xavi Reija: Si no voy errado creo que él nos conoció a nosotros primero por un vídeo del Electric Trío colgado en Youtube… En mi caso fue gracias a Dusan Jevtovic en una visita que hizo Leonardo a Barcelona en Septiembre, donde charlamos a tres bandas, cenamos, y pusimos en común nuestro interés de trabajar juntos.

Leonardo es muy grande, está entre el manager tradicional y la discográfica moderna. Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia él. Ha ido guiando todos y cada uno de los pasos que debía seguir en todo el proceso de aparición del disco, siempre con mucho criterio y rigor.

Tomajazz: Ambos conocéis la experiencia de la autoedición. ¿Qué os aporta trabajar con un sello como Moonjune? ¿Ventajas e inconvenientes?

Xavi Reija: Ningún inconveniente, todo son ventajas. Desde aquí, solo, hubiese sido imposible llegar a todos los rincones del mundo como he llegado… imposible.

Tomajazz: ¿Creéis que hay un público en España para este tipo de música?

Xavi Reija: Existe un público para cualquier tipo de música. La autenticidad te hace diferente, y siempre encuentras gente que le gusta lo auténtico.

Otra cosa son los programadores, lo nuevo, lo arriesgado asusta.

Xavi Reija © Marcelino Miguel Castro, 2014

Xavi Reija
© Marcelino Miguel Castro, 2014

Tomajazz: ¿Qué repercusión está teniendo Resolution dentro y fuera de nuestras fronteras a nivel de crítica?

Xavi Reija: Espectacular…jamás hubiese pensado que tendría tantas y tan buenas críticas. Sólo he tenido una negativa de entre casi 50 críticas a nivel mundial en tres meses. Sin palabras… quizás sorpresa.

Tomajazz: ¿Y entre los programadores?

Xavi Reija: En mi caso, y aunque es pronto para decir nada ya que el disco lleva sólo tres meses en el mercado, ninguna…

Tomajazz: ¿Qué expectativas tenéis respecto a presentar vuestros trabajos en directo?

Xavi Reija: El pasado 28 de mayo hicimos nuestro debut en Barcelona con buena acogida. Ahora, a trabajar para que lleguen más.

Tomajazz: ¿Cuándo en Madrid?

Xavi Reija: ¿Siendo realista? Difícil…

Tomajazz: “Los músicos tienen que cobrar menos por sus actuaciones”. Estas declaraciones están atribuidas al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. ¿Qué opinas de semejante perla?

Xavi Reija: ¡Que se vaya a la mierda!… si esto es lo único que sabe decir un “ministro” de educación es para flipar… yo hablaría de regularización, de dejar de ser indocumentados, de evitar el intrusismo mediante la profesionalización, obligaciones como sector de autónomos que somos, evidentemente, prestaciones, etc. Regularización en los bares, para que una persona-músico-ciudadano, tenga los mismos derechos-obligaciones que tiene cualquier autónomo de este país para ejercer un trabajo. Sueldos, contratos, facturas… Es inconcebible que se hagan bajo no se qué paraguas legal concursos de bandas, con el pretexto de promoción para las mismas, donde van a tocar niños gratis, donde supuestamente no paga ni Cristo la Seguridad Social, y lo peor, con el beneplácito de los padres y, evidentemente, de las autoridades, ya que muchos de estos locales cobraban o cobran subvenciones de cultura por hacer un bien a la divulgación… es surrealista… Podría seguir, pero hoy he decidido ser tóxico lo justo por mi salud mental… No me gusta el señor Wert. Creo que mucha de la culpa de lo que pasa en este país con la música es culpa nuestra, de los músicos.

Xavi Reija © Marcelino Miguel Castro, 2014

Xavi Reija
© Marcelino Miguel Castro, 2014

Tomajazz: ¿Cómo proyectos de futuro es cierto que tenéis en ciernes un disco en común, mano a mano entre ambos?

Xavi Reija: De hecho ya está grabado. Leonardo nos ha bautizado con el nombre de XADU y estamos en proceso de mix y mastering. La idea surgió sin duda por la complicidad existente musicalmente hablando entre ambos desde hace tantos años ya.

Tomajazz: ¿La batería como instrumento es más protagonista en Resolution que anteriores trabajos?

Xavi Reija: No lo sé, y si es así no ha sido premeditado. Quizás el hecho de tocar a trío deja mucho más espacio. No soy un tipo, por ejemplo, que le guste mucho hacer solos al uso, creo mucho más en el desarrollo del discurso en grupo, y si te fijas bien verás que en todos mis discos anteriores, existen los solistas principales y yo suelo ser el que menos solos hace. En este último en concreto, tan sólo uno. Sí que es cierto que en algún sentido, y debido a que el disco es mío, hago lo que me da la gana sin pensar mucho en si debo o no debo. Y no lo digo con acritud, simplemente constato una realidad. Por lo menos en este último, no ha habido como te comentaba ninguna intención de mostrar nada, más allá de lo estrictamente musical, de expresar a mi manera, con Dusan y Bernat, mi situación personal en relación a ciertos conceptos. No hay un título puesto porque queda bien o porque vende más o menos, hay ganas de hablar de ciertos temas desde la subjetividad del momento. ¿Batería? Claro, ¿protagonismo? el 33 %.

Tomajazz: Al crítico Guillermo Urdapilleta parece que una de las cosas que le han incomodado son algunas pausas en determinadas composiciones como: “Flying to Nowwhere”, “Abyss” o en “Unfinished Love”.

Xavi Reija: La música es pausa, es silencio, son notas fuertes, débiles. La música es un arte, una forma de expresión, y como tal, hay tantos millones de percepciones como habitantes tenga el mundo. Mi visión de mi música es mía, y la comparto con el mundo entero para que la gente la disfrute, piense, se enfade, se horrorice… entiendo que haya gente que no le guste y lo acepto con humildad, sin rencor, pero con decisión, con conocimiento de causa, a pesar de los pesares. Si no hubiéramos hecho pausas en este disco, no sería Resolution, sería otra cosa y no sería mío.

Tomajazz: ¿Cuál es el propósito de estas pausas que tanto le han incomodado?

Xavi Reija: No hay propósito premeditado, es la concepción de tres músicos de que aquello que están tocando, se toca así. No se podría haber tocado de otra manera en ese momento de nuestras vidas, sin más. En este disco no ha habido premeditación, llegamos al estudio y ni tan siquiera yo sabía muy bien que iba a pasar, tenía claro el cómo, pero no el qué, tenía clara mi situación personal en ese momento, mi concepción sobre lo que quería, y nos dejamos llevar.

Xavi Reija © Marcelino Miguel Castro, 2014

Xavi Reija
© Marcelino Miguel Castro, 2014

Tomajazz: ¿La música de Resolution es lo suficientemente comprometida que impide ser digerida y por tanto puede ser injustamente apreciada?

Xavi Reija: Es posible. Además, el hecho de que llevemos tantos años trabajando juntos en proyectos personales tampoco ayuda a que, y sobre todo en directo, tengamos mucha piedad de la gente, ja, ja, ja. No, en serio, considero este disco como una reunión de amigos afines a una manera de hacer, que disfrutan y se explayan haciendo aquello que les motiva. Piensa que los tres tenemos una vida profesional activa donde siempre hacemos aquello que se espera de nosotros como instrumentistas en cada momento, en ámbitos más pop, rock, incluso más cercanos al jazz o a lo que sea. Yo personalmente tengo la sensación de salir al “patio” a jugar a lo que más me gusta. En el resto de trabajos disfruto como un enano también, pero no puedo hacer lo que yo quiero o lo que yo creo que podría, mejor dicho, hay alguien que espera algo de mí y me ciño a lo que esa persona quiere, siempre dando todo y más, claro.

Tomajazz: ¿Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que en Resolution te has acercado más que en otros proyectos al nu-jazz y al drums and bass además de al rock progresivo más crimsoniano?

Xavi Reija: Si te soy muy sincero, desde la salida del disco en marzo he estado escuchando King Crimson, ya que nunca había puesto mucha atención en este grupo. Y es cierto que hay similitudes. Las etiquetas nos sirven para catalogar cualquier cosa, y en ese sentido nos están diciendo las críticas que hacemos post jazz-rock avant-garde jazz o progressive jazz… quién sabe, bienvenidas sean las catalogaciones.

Supongo que no puedo evitar, estos últimos años, haber escuchado y haberme interesado por músicas diversas. El pasado año estuve colaborando en un programa de radio online especializado en jazz y dirigido por mi buen amigo David Talleda para iCat radio, en el que aportaba y comentaba discos de jazz interesantes desde mi visión como músico en activo. En esos meses escuché mucha música y me adentré en nuevas formas, en nuevas estéticas, las que yo creía que eran realmente vanguardia en este mundo del jazz…

Tomajazz: ¿Cómo ha sido la acogida de los anteriores discos y qué esperas de Resolution?

Xavi Reija: En este país es muy difícil que se acepten músicas alternativas, más allá de los seguidores que por diversos motivos puedas tener. Del primer disco a quinteto se vendieron mil copias, se agotó la edición, del segundo cometí el error de firmar por una mala compañía y no pasó nada, se vendieron poco más de 300 que yo sepa, y de este no sé que espero, quizás nada… tal vez por eso esté siendo tan alucinante ver la respuesta de tanta gente para con él. Creo que antes te comentaba, cuando hablábamos de Leonardo, que tengo la sensación de que se ha abierto una nueva puerta que servirá para seguir trabajando en el empeño o en el sueño de poder vivir de mi música. Sirva esta última frase como deseo lanzado al universo… ja, ja, ja.

Xavi Reija © Marcelino Miguel Castro, 2014

Xavi Reija
© Marcelino Miguel Castro, 2014

Tomajazz: ¿Crees que la gente que escucha jazz- rock y jazz contemporáneo o free jazz comparte gustos paralelos, o sigue habiendo partidarios de los géneros estancos?

Xavi Reija: Supongo que hay de todo. El feedback que yo estoy teniendo de este disco me viene de lugares dispersos y de gente muy diferente entre sí. Desde el músico que busca identificarse con mi discurso mediante el instrumento o el que no, gente que tiene que ver con el mundo del arte, por tanto, se les supone una sensibilidad especial o por lo menos acentuada y percibe esta música como un viaje intimista hacia sus propios desvaríos, hasta gente que no tiene nada que ver con la música ni el arte en general y simplemente perciben esa energía o no. No sé ciertamente si alguien defensor a ultranza de algo se acaba perdiendo mucho del resto, no sé qué decirte al respecto, quizás creo que todos estos que dices compartimos el gusto por la improvisación. Ahora tampoco sé si a alguien que le guste el Michael Brecker o Dennis Chambers de los ‘90, puede gustarle de igual manera Ornette Coleman o el moderno Jim Black, por ejemplo, o le pueda gustar todas las épocas de Chick Corea o de Miles Davis… a mí, sí… pero a ratos.

Tomajazz: ¿Eres más favorable a ser un batería enérgico donde prime la potencia por encima de los matices o compartes ambos registros?

Xavi Reija: Creo que quien me conoce musicalmente y conoce mi registro sabe que como buen “géminis”, (pongo este adjetivo como anécdota un tanto graciosa) hoy soy heavy y mañana soy el baladista más sensiblero del mundo. En serio, no soy ni favorable a una cosa ni a la otra. Creo que cada tema, cada canción pide de ti un espectro de dinámicas diferente, depende de con quién tocas, su discurso, sus matices… En este disco creo que hay de todo, incluso los temas digamos más “heavy” tienen sus espacios de matiz… los silencios que antes me comentabas… siempre nos han dicho como crítica positiva que llevábamos al extremo los matices. Por otro lado me siento afortunado de haber podido tocar con infinidad de artistas de muy diferentes estilos, esto me lleva a pensar que soy como consecuencia o causa de ello, un músico muy camaleónico. Es probable que cuando cierro los ojos y dejo de pensar, salga el Deep Purple que llevo dentro…

Texto: © Enrique Farelo, Carlos Lara y Sergio Cabanillas, 2014.

Fotografías: © Marcelino Miguel Castro, 2014.