image_pdfimage_print

Lucía Martínez Cuarteto De viento y de sal

La baterista y percusionista viguesa Lucía Martínez ha publicado De viento y de sal (Karonte, 2014), la segunda obra a nombre del Lucía Martínez Cuarteto. Pachi Tapiz charló con esta inquieta artista inquieta sobre sus nuevos proyectos. Sera Martín se encargó de las fotografías.

Pachi Tapiz: Si hay que calificar con un color tu CD, es con el color rosa… Esas fotos, la portada… el rosa abunda incluso en el libreto. ¿Por qué el rosa? ¿Tiene algún significado especial?

Lucía Martínez: Colores. Mi música fue siempre calificada de tener muchos colores y texturas, sobre todo mi manera de tocar la batería. La verdad que el azul ha sido un color que me ha acompañado y me acompaña siempre, seguramente por la referencia con el mar, el viento, el cielo luminoso de Vigo. Los colores siempre tienen una carga emocional importante para mí.

En esta ocasión pues es el rosa el que domina, pero no es cualquier rosa. Es un rosa fuerte, intenso, llamativo, con carácter. Se asocia el rosa con lo femenino, es cierto, a mí los estereotipos me dan igual. Yo soy mujer, y toque batería, me vista de negro, de blanco, de azul o de rosa, seguiré siendo mujer y femenina. La elección en esta ocasión fue de Mario [Burbano]. Cuando vi la foto así, decidimos que esa era la foto, al igual que Fernando Rosado de Karonte, el también comentó que Mario dió en el clavo a la primera. No hubo muchas dudas, ese era el color del disco, ¡con fuerza y con carácter!

IMG_8596.JPG-Lucía Martinezwm

Pachi Tapiz: Ya que hemos comenzado con los colores… ¿Qué colores tienen para ti el viento y la sal?

Lucía Martínez: De viento y de sal, tiene, claro el color rosa fuerte llamativo y luminoso, pero también tiene el azul, del cielo y del mar y el blanco de la sal.

Pachi Tapiz: Han pasado ya unos cuantos años desde que publicaste Soños e delirios, la anterior grabación de tu cuarteto. En la formación tienes a los mismos compañeros: Pedro Neves, Joao Pedro Brandao y Carl Minnemann. ¿Cómo ha evolucionado el grupo a lo largo de todos estos años?

Lucía Martínez: Con el tiempo se madura, y creo que eso exactamente lo que ha sucedido con el cuarteto. Tengo la fortuna además de poder continuar con ellos, tanto como músicos como amigos, lo cual nos da una felicidad enorme. A nivel musical todos hemos evolucionado tanto en el instrumento como en la parte estética, pero lo que se anunciaba con Soños e Delirios, siguió su camino y eso me produce una alegría enorme, el haber comenzado en una línea y haber acertado para poder continuar con ella.

Pachi Tapiz: En De viento y de sal te vuelves a encargar de todas las composiciones, salvo un tema que no es muy habitual en un repertorio jazzístico como es “Alfonsina y el mar”. Además, habéis incluido dos versiones del tema, una vocal y otra instrumental. ¿Por qué ese tema y por qué dos versiones?

Lucía Martínez: Es una idea que se estipuló en el primer disco del cuarteto. De alguna manera la manera personal de interpretar temas que pertenecen ya a una cultura, a una tradición musical. En el primer disco también hicimos esa experiencia con “Eu de Marín ausenteime”, un tema tradicional gallego que cantó María Joao, pero al cual también le hicimos una versión más personal. A mi manera de entender las cosas, la versión del cuarteto debe estar siempre, porque es nuestra manera de hacer las cosas,  y la versión del invitado es siempre a mayores. Por supuesto con una enorme alegría y respeto, y también llevándola a nuestro terreno. El por qué de “Alfonsina y el mar”, pues es un tema que ya estaba en nuestro repertorio al inicio del cuarteto, un tema que a mí me gustaba y tenía en mi “repertorio de canciones latinoamericanas”. Después lo dejamos de lado, y hace un tiempo, retomando cosas del pasado la volví a encontrar y a leer y fue para mi muy bonito, me trajo recuerdos del inicio del cuarteto, de la búsqueda de nuestro sonido. Así que decidí que la retomásemos y cierto es que ¡ahora suena mejor que antes! Necesitábamos simplemente el tiempo y la maduración para poder tocar un tema de esa envergadura haciendo nuestra propia versión. De sus versos, sale además en nombre del disco: De viento y de sal.

IMG_8623.JPG-Lucía Martínezwm

Pachi Tapiz: Tal y como sucedía en la anterior grabación cuentas con dos invitados, ambos cantantes. ¿Nos puedes presentar a Pável Urquiza y Mario Burbano?

Lucía Martínez: Son dos invitados muy especiales para mí. A Pável lo conocí en Berlín el año pasado en una gira que hizo por Alemania. Realmente ya conocía su música desde hace muchos años. Yo era una gran admiradora del dúo que tenía con Gema: Gema y Pavel. En realidad ya había pensado en él cuando grabé mi primer disco, donde colaboró María João. Pero lo reservé para esta ocasión, y creo que fue algo muy acertado.

Mario es voz. La tesitura de sus palabras es estremecedora. El es locutor en la televisión. Además ha hecho el diseño de mis últimos tres discos, las fotos, los carteles, los videos de promoción. En fin un apoyo incuestionable e incalculable el que tengo en él. Además es mi compañero, qué más puedo pedir.

Lucía Martínez Berliner Projekt AzulCieloPachi Tapiz: En unos días vas a presentar en la 10ª Edición de Imaxinasons tu proyecto Lucía Martínez Projekt Azulcielo. ¿Nos puedes hablar sobre el repertorio que presentarás allí? ¿Versará sobre lo ya grabado o hay nuevas piezas a la vista?

Lucía Martínez: El 5 de Julio presentaré al fin mi proyecto alemán en Vigo, en mi ciudad. El repertorio será el del disco y un par de temas nuevos. Es un repertorio muy bonito, con una formación muy especial, clarinete, acordeón, piano, contrabajo, batería y vibráfono. Son todas composiciones mías.

Pachi Tapiz: Si no estoy equivocado, en estos momentos estás residiendo en Berlin. ¿Nos puedes hablar sobre la escena jazzística de esta ciudad? Si pudieras, ¿qué trasladarías de esa escena a España?

Lucía Martínez: Vivo hace 7 años en Berlín y es una ciudad que no deja de sorprenderme, y me refiero en el buen sentido. La escena jazzística es enorme.  Siempre llegan músicos nuevos a vivir aquí, otros se van… así que se renueva mucho. Unos se quedan una temporada, otros para toda la vida. Hay muchos proyectos, muy diferentes y uno puede escuchar jazz cada día. Si pudiese, trasladaría el espíritu y las ganas de hacer música, y la mentalidad abierta de probar cosas y creer en nuevos proyectos. ¡Cierto es que de España también traería cosas a Berlín!

Pachi Tapiz: Otro proyecto muy importante en el que estás involucrada es el trío MBM con Baldo Martínez y Antonio Bravo. Por fortuna sigue en funcionamiento, y hace no demasiado habéis estado dando conciertos fuera de España. ¿Cómo fue la recepción de vuestra música?

Lucía Martínez: ¡Muy buena! Estuvimos en varias ciudades en Alemania, y la verdad, una gozada. Para mi un placer poder seguir tocando con Baldo y Antonio, porque además de la música nos une una profunda amistad. Y creo que eso se transmite también en la música. El público respondió muy bien.

Pachi Tapiz:¿Cuál es el siguiente paso en este proyecto?

Lucía Martínez: El siguiente paso es poder seguir tocando y grabar un nuevo disco en el 2015, ojalá podamos continuar en este ritmo.

Pachi Tapiz:¿En qué otros proyectos estás involucrada? ¿Hay alguna grabación tuya próxima a ser publicada?

Lucía Martínez: Como siempre, estoy involucrada en mil y un proyectos. Por un lado la música de cine, con la que últimamente estoy muy activa. Un nuevo trio con Kalle Kalima y Marcel Kroemker; el quinteto alemán con el que grabamos Azulcielo sigue activo; el cuarteto, claro; mucha música improvisada, y un dúo con Agustí Fernández, con el que grabamos en febrero y estamos a la espera de conseguir discográfica para editarlo. Es un disco a dúo muy bonito grabado en Madrid y mezclado aquí en Berlín, que espero pueda salir en el 2015.

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2014
Fotografías: © Sera Martín, 2014