image_pdfimage_print

Ruta 66_317_2014-07-08Nota inicial. Aunque el Jazz Fusion se identifica como un movimiento dentro del jazz desde finales de la década de los 60, si algo caracteriza a esta música desde sus inicios es su capacidad de fusionarse con (otros dirán apropiarse de) músicas con procedencias de lo más diverso. Dicho lo cual, vayan unas cuantas fusiones –actuales- de jazz con…

Hendrix: Raoul Björkenheim es un guitarrista finlandés que se mueve en los terrenos de la libre improvisación. Los excesos de algunas de sus propuestas (especialmente en directo) permanecen enjauladas en eCsTaSy (Cuneiform). Sus temas remiten al free jazz (la inmediatez de Ayler, la espirituallidad de Coltrane), pero también a África, al rock y a temas con un groove ciertamente delicioso. Variedad y potencia bajo control.

La música clásica: la Henry Mancini Institute Orchestra y un plantel de grandes figuras como Bobby Mcferrin (que hace una de sus demostraciones solivocales), los pianistas Chick Corea y Dave Grusin, el trompetista Terence Blanchard interpretan en Jazz & The Philarmonic (Okeh) piezas como El “Concierto de Aranjuez” de J.Rodrigo, «Spain», el “Solfeggietto” de C.E. Bach, “The Man I Love” de los Gershwin, la “Fuga en Do menor” de J.S.Bach, “Charada” de Mancini o el standard de origen húngaro “Autumn Leaves”. Temas muy conocidos que lejos de aparecer uniformizados, reciben unos tratamientos «personalizados»: los hay en solo, dúo, trío, cuarteto… con el añadido -o no- de la orquesta. Jazz intemporal, que en el DVD que acompaña al CD se beneficia de una componente visual y unos temas extra que sirve para incrementar el disfrute de la música.

El flamenco: elegante la música del quinteto del guitarrista Luis Balaguer en Verdeo. Composiciones originales, con una formación con saxos, vibráfono, contrabajo y percusiones. Música bonita (no en el sentido ñoño que puede tener el término), en el que el espíritu de la propuesta puede recordar a lo mejor del Pat Metheny más orientado a la fusión, aunque en el caso de esta obra la mirada es hacia el flamenco.

La música árabe: el octeto Gabacho Maroconnection cuenta en Bissara (Label Oued) con la participación de músicos franceses, españoles y marroquíes. El componente étnico ha estado presente en propuestas jazzísticas muy populares (léase, por ejemplo, Weather Report), pero para incorporar elementos de la música marroquí qué mejor que contar con músicos de esa nacionalidad. Dicho, hecho… y magníficamente conseguido.

© Pachi Tapiz, 2014

Publicado en el número 17 (Julio y agosto de 2014) de la revista Ruta 66.