image_pdfimage_print

© R.Domi_nguez-Agusti_ Ferna_ndez Liquid Quintet, Jamboree 02.04.2013-2Ramon Prats Roura es un baterista catalán formado, entre otros, en el Taller de Músics de Barcelona y en el ESMUC (Escola Superior de Música de Catalunya). Además de su actividad como músico también imparte clases de batería y perfeccionamiento rítmico en el Conservatorio Superior de Música del Liceu.

Como suele suceder en el mundo de jazz, Prats forma parte de varios conjuntos entre los que se encuentran Sindicato Ornette, Duot, Liquid Trío, Movin Wes, Comaneci…. También participa como sideman con multitud de músicos, como por ejemplo: Ernesto Aurignac, Aruán Ortiz, Marcel.lí Bayer, Marco Mezquida, Agustí Fernández… y desde hace ya unos cuantos años, celebra cada jueves una sesión de música improvisada en el local Robadors 23 de Barcelona (no os las perdáis)

Poseedor de una técnica exquisita, Prats se desenvuelve a la perfección en los más variados registros. Acompañamientos (llamémosle) jazzísticos académicos, desarrollos vanguardistas de exploración y free jazz, libre improvisación… y por lo que he podido escuchar, es un músico que no tiene perjuicios para nada y que realmente siente devoción por su instrumento.

Muy amablemente nos concede esta breve entrevista que os ofrecemos. Espero que os resulte interesante y disfrutéis de ella. Las fotografías para esta entrevista las ha proporcionado Roberto Domínguez.

Jesús Mateu Rosselló: ¿Cómo empieza tu historia con el Jazz? ¿Recuerdas las primeras grabaciones que se cruzaron en tu camino?

Ramon Prats: Con colegas del instituto montamos un grupo de rock y mis padres me dijeron que debía hacerlo bien y apuntarme a clases de batería. Tuve la suerte que en aquel momento en Banyoles había gente que estaba muy metida en el mundo del jazz. En concreto César Martínez, mi primer profesor de batería, fue el primero que me pasó una cinta de casete y me acuerdo perfectamente: Sonny Clark (trío en una cara y quinteto en la otra). El segundo casete que me pasó fue una recopilación de baterías de jazz hecha por David Xirgu.
Antes de esto no tenía ni la menor idea de qué era el jazz.

Jesús Mateu Rosselló: ¿Cómo definirías con palabras la música etiquetada como JAZZ? ¿Es necesario etiquetar la música en diferentes estilos?

Ramon Prats: No sé cómo definir la palabra JAZZ, pero diría que es lo que tienen en común Louis Armstrong, Miles Davis, John Coltrane, Billie Holliday, Ornette Coleman, Duke Ellington, Paul Motian, Mark Turner,…
Las etiquetas ayudan a entender el arte, pero no hay que ir más allá. Si no tienes ni idea de jazz, por ejemplo, te va a ayudar el hecho de escuchar los discos con alguna guía o esquema de los estilos (hard bop, west coast, etc) que te ubique en el mapa sonoro. Una vez situado, no tiene más importancia, porque en el fondo cada artista tiene su manera de expresarse, y las etiquetas unifican en vez de potenciar la personalidad de cada uno. Y lo mismo pasa en la música en general. Al final no tiene mucho sentido pensar en “jazz” o “rock” o lo que sea. Si te gusta la música lo que quieres es buena música.
Jesús Mateu Rosselló: Recientemente leí una entrevista publicada en el año 1963 en la revista francesa Jazz Magazine. El entrevistado era Thelonious Monk y en una de sus respuestas decía lo siguiente: “A mí, nadie me inspiró mis ideas: las busqué dentro de mí” ¿Consideras que has sido inspirado por otros músicos, o por el contrario, todo sale de tu interior?

Ramon Prats: Creo que sale del interior en el sentido que no quiero ser una copia de alguien, pero al mismo tiempo las semillas son la gente a quien escucho, admiro y estudio. Hay fases en las que quiero ser Al Foster o Paul Motian o Elvin Jones… tocar igual, sentarse igual en la batería, etc. Pero al fin y al cabo es un proceso para conocerse a uno mismo.
No aparece la música por generación espontánea, hay un pasado y un presente, y conocerlo ayuda a entenderte a ti mismo para escuchar tu interior.

Jesús Mateu Rosselló: Marcel.li Bayer, Ivo Sans, Agustí Fernández, Marco Mezquida, Oriol Roca, Pol Padrós, Free Art Ensemble, Masa Kamaguchi, Julián Sánchez… ¿Qué demonios está pasando en Barcelona? ¿Qué ha podido originar esta generación tan prolífica de músicos de jazz y libre improvisación? ¿Qué grado de culpabilidad tiene Agustí Fernández?

Ramon Prats: No sé si hay alguna relación o no, con todo esto. Agustí nos ha ayudado a todos los que nos gusta esto, sin duda. Y es indudable que la escena ha crecido, pero desconozco las razones. Hay que tener en cuenta que mientras en Europa en los años 50 el jazz ya estaba presente, en España no había casi nada. Poco a poco se va tendiendo al equilibrio y por eso la escena va creciendo. Pero creo que cuando llegue al punto “natural” se va a mantener. Partíamos de cero, era fácil crecer. Puede que sea eso, no sé…

Jesús Mateu Rosselló: Pandora, tu último trabajo editado del Ramon Prats Quartet, grabado en directo en el Estival de Jazz de Igualada, es un proyecto muy concreto ya que se trata de una ‘carta blanca’ propuesta por el Estival. ¿Tiene continuidad un proyecto de estas características? ¿Se ha podido mover lo esperado?

Ramon Prats: Hemos hecho varios conciertos después del disco, y tenemos una gira en octubre por Valencia y Andalucía. Hay música nueva y muchas ganas de grabar el segundo disco.
¿Mover lo esperado? Mmmm, ¡nunca hay suficiente! Pero estoy contento con la respuesta que está teniendo.

 © R.Domi_nguez - Walk Tall, Jamboree, 23.01.2014

Jesús Mateu Rosselló: El segundo disco que nos comentas, ¿va a seguir las directrices de Pandora o va a ser algo completamente diferente? ¿Nos puedes adelantar algunos detalles?

Ramon Prats: El primer disco es muy especial por el hecho de que es el primer concierto del grupo y la energía seguro que va a ser distinta en el segundo. Tengo dudas entre grabarlo en directo o en estudio, pero por la música en concreto creo que se puede resumir en una evolución del repertorio anterior.

Jesús Mateu Rosselló: Queda latente que en Pandora, el silencio es un elemento esencial. Explícanos que supone para ti la utilización del mismo en la música.

Ramon Prats: En Pandora el silencio es fundamental ya que el repertorio nace de ahí. El paso del silencio absoluto al sonido es muy violento. Si se pudiera “mirar” el aire sería como tirar una piedra en un charco de agua, aparecen las olas y mueven todas las moléculas de agua. La idea es tratar el silencio con cuidado, haciendo vibrar el aire con simpatía con el instrumento y con la menor violencia. Se trata de un silencio más cercano a Morton Feldman que a John Cage.
El silencio en la música en general siempre es importante, sin silencio no hay música. Si la música es expirar, el silencio es inspirar.

Jesús Mateu Rosselló: Hace unas semanas reseñamos el disco Breaking the Lab! Que grabaste en directo con Agustí Fernández y Mats Gustafsson en la Sala Jamboree de Barcelona. Contamos en la reseña que no habías tocado nunca con Mats, creo que tan siquiera lo conocías personalmente. ¿Cómo fue la experiencia de lanzarse al vacío con estas dos bestias?

Ramon Prats: Fue muy fácil, la verdad es que todo fluyó de manera muy natural. No sentí que tuviera que forzar nada en ningún momento. Ellos dos son grandes músicos a nivel individual, pero además llevan mucho tiempo tocando en dúo. Eso ayudó, supongo. Y el hecho de pensar en disfrutar y no en querer hacerlo bien.

Jesús Mateu Rosselló: ¿Tienen o deberían tener cabida proyectos de libre improvisación dentro de los festivales de jazz más reconocidos, o están condenados (según se mire) a los pequeños espacios como puede ser el bar-local Robadors 23?

Ramon Prats: El problema lo veo en que es una música que tiene poco público. Eso explica porque se programa poco. La duda es si se puede conseguir más público programándose más. No lo sé. Pero me temo que aunque a todos nos gustaría que tuviera más aceptación, está bien así. Por el bien de la música. Si tiene aceptación popular masiva se tiende a canonizar, a decir lo que está bien y lo que no. Y esta música se va a morir el día que se intente comprender de este modo.

Jesús Mateu Rosselló: En relación a la respuesta quiero hacer un pequeño apunte. Pongo un ejemplo: En el mes de febrero visité precisamente Robadors 23 y asistí a la sesión de los jueves con un amigo que no está metido de lleno como puedo estar yo en el mundo de jazz y de la libre improvisación, eso sí, tiene muy buen gusto. Acabada la sesión me dijo que quedó completamente hipnotizado y que no había visto nada igual, que disfrutó muchísimo. Por lo que imagino que mucha gente podría disfrutar de esta música sin saber que existe y el único escaparate que veo son los festivales. Claro está que muchísima gente que asiste tienen un concepto (paradójicamente) muy cerrado del jazz. Podrían llevarse una sorpresa. No sé si estás de acuerdo.

Ramon Prats: Estoy seguro que hay mucha gente que no conoce esta música y que le apasionaría. Y quiero pensar que cada día hay más gente como el amigo que comentas. Los programadores pueden arriesgarse y el público también, claro. Pero también puede pasar al revés: si no es el sitio o público adecuado y se programa algo así, puede que la gente cierre sus puertas a esta música para siempre.

Por lo que comentas del público cerrado, tengo la impresión que la improvisación libre se está programando y aceptando más dentro del circuito indie pop/rock que en el del jazz, actualmente.

 © R.Domi_nguez-Agusti_ Ferna_ndez Liquid Quintet, Jamboree 02.04.2013

 

Jesús Mateu Rosselló: Mirando en tu página web se puede observar que tu actividad es bastante frenética. Imagino que es muy gratificante tener proyectos tan estimulantes como Duot, Ramon Prats Quartet, Sindicato Ornette, Movin’ Wes… además de todos los proyectos ajenos en los que participas como sideman. ¿Te gustaría poder dedicar más tiempo a otros menesteres como puede ser la composición, o te sientes perfectamente cómodo en esta situación? ¿Es por puro placer y enriquecimiento personal o es por qué no se puede sobrevivir de esta música si no se está en muchas formaciones?

Ramon Prats: Me encanta participar en estos proyectos, y no lo hago por necesidad. Pero es verdad que a veces la agenda se satura y me gustaría tener más tiempo para practicar, escribir, etc. Nunca me he planteado tener más o menos grupos, digamos que ha surgido así.

Jesús Mateu Rosselló: Hablando de proyectos, cuéntanos como está funcionando el proyecto Solot (batería sola) cuando puedes ponerlo en práctica. Leí en una entrevista del año 2011 que no te planteabas hacer una grabación de esta experiencia. ¿Sigues pensando igual?

Ramon Prats: En los conciertos de Solot hay discos para el público. Se trata de una carátula sin nada dentro. Solo hay un texto que habla de la memoria como un terreno fértil en el que lo que se deposita tiene su curso. La semilla es la audición del concierto, y va evolucionado en la memoria de cada uno. Por esto creo que no tiene sentido grabarlo.

Jesús Mateu Rosselló: Para redondear el tema proyectos, además del segundo disco del cuarteto ¿Qué grabaciones van a ver la luz en un futuro inmediato?

Ramon Prats: Una con el cuarteto de Josep Tutusaus, otra con Marco Mezquida, Tom Chant y Johannes Nästesjö, otra con Johannes y Alfonso Muñoz (aka Don Malfon), y en septiembre grabamos con el grupo de Ernesto Aurignac.

Jesús Mateu Rosselló: Varios de tus trabajos están auto editados. Cuando has optado por esta decisión, ¿ha sido porque no ha quedado más remedio o por aquello de tener el control total del producto? También, en estos tiempos, estamos viendo como muchos artistas optan por el crowdfunding, ayer mismo vi que Félix Rossy y Albert Sanz han optado por esta vía para publicar una edición en vinilo de un directo, ¿has pensado en esta posibilidad?

Ramon Prats: Los discos auto editados son por distintas razones. O bien no se ha encontrado la discográfica adecuada, o bien existe y no está interesada en el disco, o bien por comodidad. Comodidad en el sentido que la autoedición es rápida si tienes un mínimo de dinero para, al menos la primera tirada de copias. En realidad soy un poco perezoso y poco ambicioso para estas cosas, me cuesta contactar con gente de discográficas, etc. Lo mismo me pasa con el crowdfunding. Digamos que soy partidario de hacer una tirada corta de discos y al venderlos tener más dinero para las otras tiradas. Si con el futuro se da a conocer el proyecto y hay alguna discográfica interesada, ya se verá.

Jesús Mateu Rosselló: Hay muchos buenos músicos que son completamente autodidactas. ¿Crees que para ser un buen músico hay que estudiar música? ¿Se está enseñando correctamente en conservatorios o escuelas de música este arte?

Ramon Prats: Es una pregunta muy compleja. Creo que cada persona tiene su curso y sus necesidades. Hay ejemplos en todos los casos: grandes músicos autodidactas y también grandes músicos que han salido de conservatorios. Nada te garantiza nada, ni ir a tal escuela o a clases con este o el otro. Creo que cada uno tiene que buscar donde siente que va a crecer y aprender.

© R.Domi_nguez-Agusti_ Ferna_ndez Liquid Quintet, Jamboree 02.04.2013-3

Jesús Mateu Rosselló: ¿Eres de los músicos que escuchan música o eres de los que se concentran en su obra y prácticamente no le dedican tiempo a la escucha?

Ramon Prats: Soy de los de escuchar música. De todos modos, tengo temporadas de todo. Ahora mismo no estoy escuchando nada en concreto, por ejemplo. Y lo último que he escuchado son los dos discos de Ben Van Gelder, que no lo conocía.

Jesús Mateu Rosselló: ¿Qué músicos quieres reivindicar que estén en la escena jazz o de libre improvisación que consideres que están infravalorados o bien que sean completos desconocidos?

Ramon Prats: Hay tantos…

Jesús Mateu Rosselló: Por primera vez veo que artistas como Mut Trío, Miguel Fernández, los mencionados Felix Rossy y Albert Sanz, y próximamente Hidden Forces Trío están editando en vinilo, así como Marco Mezquida manifestó su deseo de, en un futuro, intentar hacer alguna edición limitada en este formato. ¿Hay posibilidad de publicar tus próximos trabajos en este formato?

Ramon Prats: ¡Nunca se sabe! Me gustaría, tal vez el segundo disco del cuarteto. El CD tiene una gran ventaja: para viajar ocupa poco espacio, y hoy en día que los discos se venden mayoritariamente en conciertos, el LP es un poco incómodo, aunque muy romántico y con un sonido especial.

Jesús Mateu Rosselló: ¿Crees que son necesarias las subvenciones públicas para empujar cualquier forma de arte? Personalmente tengo sentimientos contradictorios. Por una parte, entiendo que el dinero corrompe rápidamente y la gente siempre se aprovecha de ello, (como por ejemplo los muy abultados presupuestos para según que festivales) por otra parte, entiendo que apostar por la cultura es un bien para el futuro, y esto, a los dirigentes actuales, no les interesa como bien han demostrado.

Ramon Prats: Creo que falta educación. Esa es la raíz del problema. Necesitamos que el arte esté en la sociedad como una cosa natural, del día a día y no como una cosa puntual. Se quiere compensar esta falta de educación con subvenciones. Es una ayuda, si, pero en realidad es una muleta.

 © R.Domi_nguez-Concierto despedida Du_o Duot, Robadors23, 10.09.2013

Texto © Jesús Mateu Rosselló, 2014
Fotos © Roberto Domínguez, 2014