Zach Brock: Purple Sounds (Criss Cross Jazz, 2014)

Zach Brock_Purple Souns_Criss Cross Jazz_2014Purple Sounds es la segunda grabación del violinista Zach Brock en el sello Criss Cross Jazz. El planteamiento del CD, lleno de homenajes explícitos e implícitos a distintos violinistas de jazz, bien podría haber sido el de una de esas obras primerizas en las que el músico correspondiente pretende mostrar un mosaico de estilos e influencias. Unas obras que en más ocasiones que las aconsejables, terminan siendo un cúmulo de buenas intenciones, pero no de resultados. No es el caso. En primer lugar porque este violinista tiene ya publicadas más de media docena de grabaciones a su nombre. En segundo lugar, y afortunadamente, Brock sabe aportar su carácter a todos esos homenajes. En “Purple Sounds” y “Nuages” (con guiños a Stuff Smith y Stéphane Grappelli, como no podría ser de otra manera) los arreglos son los que definen el carácter de la pieza y que encajan con el mainstream contemporáneo que suele definir la oferta de Criss Cross. En el zappiano “Twenty Small Cigars” (con mirada a Jean Luc Ponty) la revisión de la pieza en clave de balada sirve para que aflore el gran tema que es. El parkeriano “Little Willie Leaps In” es una demostración de virtuosismo en homenaje a Harry Lookofsky, un violinista no muy conocido, pero que sirvió de inspiración a músicos como Ponty. Zbigniew Siefert es un violinista que falleció demasiado pronto, cuya figura ha ido quedando oscurecida con el tiempo, a pesar de su gran calidad. “Quo Vadis” es el homenaje de Brock en forma de versión. El restante tema ajeno es el standard “After You’ve Gone”, que en la versión de virtuosos de las cuatro cuerdas como Stuff Smith o Joe Venutti, es uno de los favoritos del violinista. Los dos temas restantes son las creaciones del titular de la grabación “Folkloric” (con reminiscencias al trío de Pat Metheny) y “Brooklyn Ballad”.

Imprescindibles para que la grabación camine de principio a fin son los tres acompañantes del violinista. El guitarrista Lage Lund (con quien comparte protagonismo el titular, ya que realiza un buen número de solos de gran nivel), el contrabajista Matt Penman (una sólida roca en la que amarrar el ritmo, así como un gran solista en las escasas ocasiones en que tiene ocasión), y el baterista Obed Calvaire (que permanece en un lugar más discreto).

© Pachi Tapiz, 2014

Zach Brock: Purple Sounds (Criss Cross Jazz, 2014)