image_pdfimage_print

La inusual visita de polvo africano en suspensión, acompañada por temperaturas impropias de la época, presagiaba una velada diferente. La música de programa –aquella con vocación de describir referentes externos a la propia música– no es ajena al mundo del jazz, pero sí inusual. Las composiciones de Sara Serpa tienen como punto de partida diferentes pasajes y escenas de obras literarias que, por diferentes motivos, han cautivado a la portuguesa. La anécdota se agradece no sólo porque esas escenas –explicadas por la cantante antes de cada interpretación– facilitan la escucha o al menos proponen información adicional para asimilarla, sino porque demuestra que algunos músicos también leen… La propuesta de la cantante, no obstante, se tambalea en algunos puntos. La omnipresencia del scat –cuyos recursos domina y luce sin inhibición– llega a ser excesiva en un repertorio de por sí áspero, con armonías oscuras y un tanto obsesivas. Cierto retrogusto de pop alternativo se cuela además en una solución que, si bien debe aplaudirse por el arrojo, la audacia y el inconformismo frente a lo obvio, denota la obstinación de la juventud por concentrarse en la postura sin reparar en el verdadero alcance de su contenido. El camino elegido por Sara Serpa no es fácil, pero seguramente la llevará en ulteriores aventuras a cotas más refinadas, más depuradas, mejor dosificadas y repartidas… sin tener que renunciar a su personalidad. La de la pianista Kris Davis quedó patente en solos que airearon el paisaje con miradas muy diferentes: minimalismo, voicings de expresión naif, incómodas reiteraciones, exabruptos etc. Kamaguchi, también habitual en ofrecer sorpresas, estuvo demasiado ocupado en no perder las indicaciones del papel pautado y sólo se soltó en el segundo pase, en el que por fortuna pudimos ver la verdadera cara de Andre Matos con algunas intervenciones originales. Amaneció despejado.

Texto © 2011 Quinito L. Mourelle

Sara Serpa Quintet

Ciclo 1906

Fecha: 7 de abril de 2011.

Lugar: Jazz Filloa (A Coruña).

Componentes:

Sara Serpa: voz
Kris Davis: piano
Andre Matos: guitarra
Masa Kamaguchi: contrabajo
Tommy Crane: batería