image_pdfimage_print

Eivissa Jazz 2014

  • Fecha: 21 de agosto de 2014
  • Lugar: Baluarte de Sta. Llúcia, Eivissa
  • Formación:
    Eivissa Jazz Big Band
    Daniel Durán, Santi Bofill (saxo alto); Natxo Marí, Siggi Jonsson, Matíes Ribas (saxo tenor); Sergio Gumbao (saxo barítono); Eugenio Pérez, Raúl Gálvez, Fulvio Azzini, Pep Riera (trompeta); Vicent Tur, Iván Prats, Jaume Tur, Lázaro Ruiz, (trombón); René Mercier (guitarra); Chema Pellico (bajo); Toni Sansano (percusión); Dani Marín (batería); Eva Cano, Nacho Lezcano (voz); Santiago Pérez (piano y dirección).
    Mambo Jambo
    Dani Nel·lo (saxo); Mario Cobo (guitarra); Ivan Kovacevic (contrabajo); Anton Jarl (batería).

Santiago Pérez

Santiago Pérez
© José Luis Luna Rocafort

Bienvenidos a déjà vu 2014, quería decir, a la vigésimo sexta edición de Eivissa Jazz 2014. Si en algo era abundante el cartel de este año era en caras ya conocidas. Paradojas de la vida, entre tanto repetidor se notaron algunas ausencias. Para colmo, a penúltima hora se cayó del cartel la estrella del festival, Benny Golson. Todo esto y mucho más en Tomajazz, ilustrado con la mirada aguda de José Luis Luna, el detalle hecho fotografía.

Mambo Jambo 2

Mambo Jambo
© José Luis Luna Rocafort

En un año en el que el Johnny ha cerrado sus puertas, y festivales como el Roccella Jazz Festival, en Italia, se han debido suspender por falta de fondos, (habría sido la 34ª edición, que ya son años), podemos estar contentos de que se siga celebrando el de Eivissa, a pesar de los recortes en el presupuesto (más aún), y la duración (un día menos), aparte de la habitual premura de tiempo con la que debe batallar el organizador del mismo. En la última entrega de esta serie nos extenderemos más en este asunto.

Hablando de ausencias, la principal ha sido la de Abe Rábade con su Eivissa Jazz Experience (acudía desde 2006 con una formación distinta cada año).

Eugenio García

Eugenio García
© José Luis Luna Rocafort

Noche agradable en el Baluarte de Sta. Llúcia, primeros saludos mientras Antonio Pérez de Olaguer, el afinador del piano, va a lo suyo. Este año José Luis Luna llega acompañado de un histórico de la crítica musical y cultural de Mallorca, Ferran Pereyra. Junto a Pep Tur, ídem local, forman lo que José Miguel López, de RNE-Radio 3 y presentador del festival, llamaría cariñosamente “la mafia”. Suena la sintonía del festival, obra de Abe Rábade (al menos esto no lo han suprimido), y tras la presentación del citado José Miguel López comienza el primer concierto.

Siggi Jonsson

Siggi Jonsson
© José Luis Luna Rocafort

Desde 2010 abre el festival la Eivissa Jazz Big Band, y eso está bien porque apenas tienen oportunidades de tocar el resto del año, esta vez se presentan de blanco impecable y con cambio de director, que ahora es Santiago Pérez. Comienzan de forma enérgica con “Groovin’ Hard”, de Don Menza, que popularizó la Big Band de Buddy Rich, casi nada. Además de a su director, la EJBB ha renovado su repertorio y una de las novedades es el “Theme from Frasier”, de la serie de TV del mismo nombre, con brillante interpretación. El concierto siguió con “But not for Me” y “Miss Fine”. En este tema, Santiago Pérez, que desde el comienzo nos habia ofrecido todo un espectáculo gestual, se sentó al piano, continuando con “Agua de beber” y “Basie Straight Ahead”, todos con un sonido pleno y solos de mérito a cargo de Natxo Marí (2), Eugenio Pérez, Siggi Jonsson (2), y Dani Durán. A continuación, “Love for Sale” de Cole Porter con arreglos de Buddy Rich, que en palabras del director Santiago Pérez era “un reto para todos”, pero que “les gusta enfrentarse a él”. Este “reto” fue sobradamente superado, con gran solo de Siggi Jonsson. A partir de este momento podríamos decir que empezaba la segunda parte del concierto, un homenaje a George Gershwin con dos vocalistas, la ya conocida y querida por el público Eva Cano, y el debutante Nacho Lezcano, del cual dijo Santiago Pérez que llevaba poco tiempo en la isla y “le habían echado el guante”. Si no me equivoco Eva Cano surgió de un coro de gospel local y con esa voz tan “negra” y a la vez tan sugerente nos regaló un precioso “Embraceable You”, con solo de Vicent Tur al trombón; también estuvo a un buen nivel Nacho Lezcano con “Love is Here to Stay”. Para acabar este homenaje a Gershwin, los dos nos ofrecieron un simpático y lleno de complicidad “’S Wonderful”. El concierto se completó con “Switch in Time”, de nuevo con solo de Vicent Tur, y para acabar, otro “gran reto”, “Night in Tunisia”, con Eugenio Pérez como trompeta solista en el centro del escenario (interesante conexión cubano-tunecina, pues de Cuba procede Eugenio, igual que Santiago Pérez, que no son familia), sendos solos de Vicent Tur y Dani Durán, y el percusionista Stefano Serra como invitado. Había ganas de tocar y no fue necesario que el público pidiera el bis, que consistió en una repetición de “’S Wonderful”.

Nacho Lezcano - Eva Cano

Nacho Lezcano – Eva Cano
© José Luis Luna Rocafort

Un concierto que dejó a músicos y público contentos y muestra de que la Eivissa Jazz Big Band sigue marchando a pesar de todo.

Mambo Jambo

Mambo Jambo
© José Luis Luna Rocafort

Y ahora una de las polémicas del festival. Era el turno de Mambo Jambo. Efectivamente, lo suyo no es el jazz, pero tampoco entiendo la reacción de cierto sector de público y prensa que daban la sensación de que la última aldea gala en resistir se había rendido (se presumía que este era de los pocos festivales de jazz que sólo programaban jazz), olvidando que en el historial del festival ya actuaron grupos que, aplicando el mismo listón de purismo, tampoco hacían jazz. Podríamos gastar ríos de tinta intentando describir lo que es jazz y lo que no lo es (asunto que se debate desde sus comienzos y que me temo que seguirá debatiéndose por los siglos de los siglos, pero de algo tenemos que discutir ¿no?). Pues pasemos a la música. ¿Y qué musica hacen los Mambo Jambo?, ellos mismos la definen como “sonido jambofónico”, mezcla de rhythm & blues, rock & roll, swing, música surf y un poco de jazz, pero tampoco son un grupo de “revival”, sino que actualizan esas músicas añejas que tocan. Al frente, Dani Nel·lo, ex de Los Rebeldes, entre otros, y uno de nuestros mejores saxofonistas. Son todo un espectáculo verles en directo; ¿eso que usa el baterista Anton Jarl al comienzo como baquetas son maracas, o veo mal desde mi posición?; el sonido de Dani Nel·lo es potente y tórrido, ideal para su música; Ivan Kovacevic tiene a su contrabajo como pareja de baile, paseándose por todo el escenario, a veces llevándolo de manera horizontal ¡y sin parar de tocar en esa posición! Completa el grupo Mario Cobo y su guitarra que utiliza como tabla de surf (esto en sentido figurado, me refiero a los sonidos que extrae de ella). Los tres intercambian posiciones constantemente en el escenario, ahora es Dani Nel·lo el que ocupa el centro del escenario con sus contorsiones, luego lo hace Mario Cobo surfeando con su guitarra, mientras Ivan Kovacevic se ha colocado al fondo junto a Anton Jarl, siendo este el único que por razones obvias no se mueve del sitio. Canciones breves pero intensas, con títulos como “La maldición de los rockers”, “Hot guindillas”, “Sombras del este”, “El timo”, “El cadáver que vino a cenar”, pero también “St. Louis Blues”, y “Work Song”, de Nat Adderley, estas para cubrir la cuota jazzística.

Dani Nel·Lo © José Luis Luna Rocafort

Dani Nel·Lo
© José Luis Luna Rocafort

El organizador del festival, Miquel Prats “Botja”, ya avisó previamente: “va a arder la muralla” (el festival se realiza en uno de los baluartes de la muralla renacentista de la ciudad), y así fue, consiguiendo que buena parte del público bailara, que no es fácil por estos lares.

Ivan Kovacevik

Ivan Kovacevik
© José Luis Luna Rocafort

Los actos de la noche terminaron con la Jazz Disco, ya realizada el año pasado, y con una novedad, jam session en el bar Sa Qüestió.

Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2014
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2014