image_pdfimage_print

El XXV Festival de Jazz de Badajoz arrancó el jueves 8 de noviembre de 2012 con la presentación del libro escrito por Juan Pedro Jiménez y Emile Durand en el Teatro López de Ayala.

En el acto, que reunió a uno de los autores, el profesor y guitarrista Juan Pedro Jiménez con Javier Alcántara, organizador del festival, se hizo un amplio repaso de la vida de Django y se comentaron algunas de las particularidades de esta obra que, en sus cuatro años de investigación, contó con la colaboración de personas que conocieron directamente a Reinhardt, de sus familiares (en particular de su nieto, David Reinhardt) y de la Embajada Francesa, a través de la cual se contactó con el Conservatorio y el Museo de la Cité de la Musique de París, el mismo que precisamente en estos días acoge una muestra dedicada al célebre guitarrista gitano. Una exposición que tiene previsto llegar a nuestra capital el próximo mes de febrero.


Juan Pedro Jiménez

La obra, que fue revisada por Alfredo Papo y Juan Claudio Cifuentes, ha sido editada por Milenio e incluye testimonios y fotografías inéditos, deteniéndose en los aspectos más diversos de la vida de Django, “un hombre soberbio y arrogante como ninguno, pero con un corazón enorme que entendía que la vida se gobierna a través del amor hacia todo el que se consideraba amigo suyo o cercano a él”.

Sus más de cuatrocientas páginas se detienen en temas como su origen manouche, el accidente que le provocó su minusvalía en la mano izquierda, su reinvención como guitarrista, el Quintette du Hot Club de France, su especial relación con Stéphane Grappelli, su frustrante gira por EE.UU. bajo la batuta de Ellington, su vida familiar, la pasión de Django por la pintura, sus guitarras (con especial atención a sus famosas Selmer), sus experiencias con los grandes del jazz, sus contadas actuaciones en España, la importancia de su encuentro con Jean Sablon, Swing Records, su gira por Inglaterra, los años de la ocupación nazi y,  finalmente, en su legado, comentado en el epílogo por el guitarrista Biel Ballester.

Con respecto a la herencia de Reinhardt, Jiménez señaló que ésta no solo se encuentra viva en el afamado Birélli Lagrène sino también en Tchavolo Schmitt, Romane, Angelo Debarre, Stochelo Rosemberg y en una cantidad cada vez mayor de jóvenes guitarristas manouches.

En su charla, el autor ha querido destacar que esta publicación en castellano además de venir a saldar una deuda pendiente con Django, lo hace también con el “monstruo”  Óscar Alemán, “a quien aún no se le ha brindado el tributo que merece”. El libro le dedica un capítulo entero a Alemán (bajo el significativo título de “El rey invisible”), amigo del gitano con quien nunca llegó a grabar y del que el prestigioso Leonard Feather llegó a escribir: “Su tono, su fraseo, su swing, su ataque son tan grandes que no quiero que nadie me nombre más a Django Reinhardt”.

El prólogo de “Django Reinhardt. Un gitano en París” está a cargo de Michael Dregni, reconocido biógrafo del gran guitarrista, que afirma que Jiménez y Durand “han hecho un trabajo magistral” sobre la vida de este artista que dijo: “con mi guitarra en la mano no temo al presidente ni al papa de Roma”.

© Sergio Zeni, 2012