image_pdfimage_print

Germán Díaz es uno de los músicos más importantes y tal vez menos conocidos que habitan en nuestro país. Su instrumento de cabecera es la zanfona, el genial instrumento proveniente del siglo XII. Pero no queda aquí la cosa, y es que Germán es un enamorado de los instrumentos más bien poco comunes. Órgano de barbaria, caja de música, rolmona cromática, sierra musical… Son algunos de los instrumentos que suele usar tanto en sus grabaciones como en sus directos.

Intentar etiquetar la música que nos ofrece el autor es realmente absurdo. Se puede intentar, pero resulta mucho más interesante (y gratificante) que si alguien se siente atraído por lo que se dice en esta entrevista, investigue y se hipnotice. Germán Díaz, dentro de las limitaciones de algunos de los instrumentos (muchos de ellos mecánicos) consigue crear un espacio-tiempo paralelo en el que lo que sucede, camina entre lo bello y lo (repito) hipnótico. Además, utiliza elementos provenientes del jazz, aspecto que dota a sus proyectos de mayor libertad creativa.

Hablamos de los dos últimos discos publicados en los que aparece el zanfonista. Método Cardiofónico (Producciones Efímeras, 2014) y Cancionero Gallego (Producciones Efímeras, 2015) este último publicado con el Oh Trío. Hablamos de magnetismo. De la observación de nubes. De futuros instrumentos… Mejor que lo comprueben por ustedes mismos.

IMG_4897.JPG-German Diaz B&Wwm

Jesús Mateu Rosselló: Gracias ante todo por conceder esta entrevista a Tomajazz. Para posibles lectores que no conozcan tu música o aquellos que sí la conocen pero están interesados en profundizar en el aspecto humano del autor. ¿Quién es Germán Díaz y por qué decide dedicarse al difícil mundo de la música?

Germán Díaz: Empecé, como muchos niños, interesándome por la música y devorando todo lo que había por casa, que era, sobre todo por resonancias familiares, música clásica y tradicional. Después empecé a estudiar guitarra y gané algún concurso de canción con el que pude comprarme mi primera zanfona, instrumento que ya había despertado mi curiosidad.

Lo que sigue es lo habitual de todos los músicos… viajes para estudiar, intentar formarse y conocer a otros músicos…

Jesús Mateu Rosselló: Hace unos meses, publicaste mediante tu sello discográfico Producciones Efímeras el disco Método Cardiofónico basado en los ritmos de latidos de corazón grabados por el Doctor Iriarte en los años cuarenta. ¿Cómo descubriste las grabaciones del Doctor Iriarte y cuándo te diste cuenta de que había un proyecto en ello?

Germán Díaz: Las grabaciones me llegaron por mi padre, médico también. Un amigo suyo le dio una de las carpetas originales que editó el doctor Iriarte y mi padre me lo regaló, pues sabe de mi interés y curiosidad por la historia de la fonografía y las grabaciones insólitas…

En cuanto lo escuché por primera vez, en un gramófono, me pareció de una intuición poética asombrosa, y comencé a pensar cómo utilizarlo en directo…

German Diaz_Metodo Cardiofonico

Jesús Mateu Rosselló: ¿Crees que el Dr. Iriarte, cuando realizó aquellas grabaciones, podía intuir que los latidos grabados podrían servir para algo más… es decir, que no solo grabara los latidos para su estudio, sino que el simple hecho de escucharlos, podía evocar un “algo” poético? ¿Eran comunes estos tipos de grabaciones en aquella época o fue un rara avis?

Germán Díaz: Bueno, tuve la fortuna de contactar con uno de los hijos del doctor Iriarte, José Antonio, que desgraciadamente falleció antes de que editásemos el disco, pero me envió, con gran generosidad, material de su padre. Aurora de Ozamiz, mujer de José Antonio, me comentó que el Dr. Iriarte hablaba del parecido de algunos latidos con el zureo de las palomas, así que creo que su sensibilidad también encontró ritmos poéticos en esos latidos anónimos…

Esta grabación es insólita y pionera en su época… hemos de tener en cuenta que el Dr. Iriarte patentó su método en los años 30, y entonces, era difícil y costoso grabar… Había que estampar los discos, después copiarlos, etc…. y grabar unas frecuencias tan graves, no es nada sencillo… de hecho, en el folleto que acompaña la publicación, aparece una foto -que hemos reproducido en el disco-, en donde se ve al Dr. Iriarte grabando a un paciente con un micrófono especial adosado al pecho…

 IMG_4065.JPG-German Diazwm

Jesús Mateu Rosselló: La financiación de Método Cardiofónico ha sido posible gracias a una campaña de crowdfunding. ¿Por qué decides tomar esta decisión y qué conclusiones sacas de la experiencia? Imagino que todo el tiempo que se invierte, es tiempo que se pierde en relación a estudio y composición.

Germán Díaz: La campaña de micro mecenazgo funcionó de maravilla y estoy muy agradecido a todas las personas que participaron. Decidimos financiar el disco de esta manera porque nuestra discográfica es muy pequeña y humilde, y no tiene posibilidad de financiarse de otra manera. Además, para este disco, hicimos una edición especial que supuso un desembolso importante: una tirada limitada de 100 unidades con una xilografía preciosa que hizo Francisco Remiseiro, en una carpeta elaborada a mano por Fernando Fuentes.

El tiempo que me quitó este particular en relación a estudio y composición, fue muy poco… ¡Peor es toda la oficina y burocracia que hay que sufrir para poder conseguir un concierto!

Jesús Mateu Rosselló: Una vez grabado y editado el material, a parte de los conciertos que puedan surgir, ¿se podría decir que Método Cardiofónico es un proyecto acabado?

Germán Díaz: Es un proyecto acabado que me ha llevado unos años pensar y terminar… ahora tenemos otros proyectos en la cabeza, aunque seguimos actuando con el Método Cardiofónico… acabo de llegar de Italia y ahora estoy en Munich durante un mes, y en verano tenemos giras por Francia, Austria, república checa, Alemania… así que es un proyecto que aún podemos rodar por el resto del mundo.

Jesús Mateu Rosselló: Ya que comentas que hay proyectos en marcha, aparte del reciente disco publicado con Oh Trío del que ahora vamos a hablar, ¿qué otros proyectos se están gestando?

Germán Díaz: Tengo en mente uno sobre nubes, que relataría un viaje… aún estoy madurando el argumento… pero quiero además fabricar un instrumento entre mecánico y lira organizzata… en fin… poco más te puedo avanzar… el próximo domingo iré a Viena a trabajar con mi lutier, Weichselbaumer, para empezar a plantear el instrumento…

Y ahora mismo estoy en Villa Waldberta, en una residencia artística de un mes, en Munich, y voy a intentar sacar de nuevo otro proyecto que se me ha ocurrido al llegar aquí… si me sale algo, te lo cuento.

Jesús Mateu Rosselló: Precisamente tenía en mente realizarte algunas preguntas en relación a las nubes, porque aparte de tu proyecto como músico, eres uno de los organizadores de un congreso que este año ha celebrado su segunda edición: el Congreso Internacional de Observadores de Nubes. ¿Puedes explicar que actividades realizáis y con qué fines?

Germán Díaz: El congreso internacional de observadores de nubes, es una reunión interdisciplinar en torno a las nubes… Músicos, antropólogos, meteorólogos, pintores, escritores, fotógrafos, etc… Debaten y presentan trabajos sobre las nubes. El fin último del congreso es conocer mejor aquello que amamos -las nubes en este caso-, porque con conocimiento, se disfruta más intensamente.

El congreso de este año fue muy especial para mí, porque conseguimos, gracias a la generosidad de Francisco Remiseiro y Siña Fernández, fundir una campana con el relieve de una nube de Athanasius Kircher, que se utilizó para ilustrar la relación de las campanas con las nubes -en una conferencia que pronunció Joaquín Díaz-, y para un concierto magnífico que hizo Benxamín Otero con Carlos Quintá.

Jesús Mateu Rosselló: ¿En qué medida puede influir en tu música la observación de nubes? Por lo menos, en tu sello discográfico vemos que cada disco equivale a una nube, además de proyecto que comentas en una respuesta anterior.

Germán Díaz: Las nubes han sido, y serán, fuente de inspiración constante. Y en ese sentido, me gusta observarlas, conocerlas, y emocionarme con su cambiante figura… supongo que la emoción que despiertan, me ayuda a crear algunas de las pequeñas melodías que compongo…

Jesús Mateu Rosselló: Recién estrenado el año 2015, sale al mercado el primer disco del trío del que formas parte junto con Antonio Bravo a la guitarra y Diego Martín a la batería y bendhir, es decir Oh Trío. Cancionero Gallego (Producciones Efímeras, 2015) proyecto del que ya adelantaste información en la entrevista que concediste a Tomajazz allá por el año 2010. ¿Cómo surge el proyecto y cómo ha sido el proceso de adaptar once piezas del cancionero gallego a vuestra formación?

Germán Díaz: El proyecto surge, sin duda, por la amistad que nos une a los tres. Antonio y yo grabamos hace años un disco sobre el cancionero de la guerra civil española, y este nuevo trabajo ha sido una revisión personal de otro cancionero, importante, como es el de Torner y Bal y Gay.

Un amigo me regaló este cancionero, y empezamos a trabajar sobre la selección de todas las melodías y los arreglos para crear el repertorio que ahora se puede escuchar en el CD.

Oh Trio_Cancionero Gallego_Producciones Efimeras_2015

Jesús Mateu Rosselló: Aunque en mi opinión, eres un músico al que no me atrevería a encasillar en ningún estilo, tan siquiera en varios definidos, lo que está claro es que un elemento indispensable en tu música es la improvisación. Por este motivo se podría decir que encajas en según qué proyectos de marcado carácter jazzístico. ¿Cómo conociste el mundo de la improvisación y que te sedujo para que la incorporaras a tu personalidad musical? Precisamente, en Cancionero Gallego, es un elemento indispensable.

Germán Díaz: El mundo de la improvisación lo conocí gracias a músicos con los que he colaborado como Baldo Martínez, Antonio Bravo, etc… La zanfona no es un instrumento muy ágil, por sus particularidades técnicas, y además, es un instrumento modal que responde a una afinación particular sobre un bordón, pero su capacidad tímbrica lo hace muy interesante…

Me gusta la improvisación porque crea un momento único que tiene que ver con la relación personal con cada músico y con la energía particular del lugar en el que tocas.

Jesús Mateu Rosselló: El primer minuto del primer tema de Cancionero Gallego “Mozo Xeitoso” se podría decir que es una introducción que coquetea con la libre improvisación. ¿Puede ser, en un futuro, un paso a seguir en la evolución de tu música?

Germán Díaz: Bueno, hace tiempo, formamos un dúo de libre improvisación con Diego Martín, Marisco Fresco, con el que estuvimos tocando varios años… tal vez ahora mi camino sea otro y me dedique menos a la libre improvisación, aunque el mes que viene tenemos una nueva grabación con Irene Aranda y Lucía Martínez precisamente de libre improvisación….

IMG_4900.JPG-GermanDiazB&Wwm

Jesús Mateu Rosselló: Hace unos días, asistí a un espectáculo para niños (y no tan niños) de un artista valenciano, Dani Miquel, en el que, para mi sorpresa, interpretó algunas canciones con una zanfona. Al ser tu instrumento de cabecera, o por lo menos con el que te identifico más rápidamente. ¿Crees que hay un desconocimiento generalizado en relación a este instrumento?

Germán Díaz: Es un instrumento no muy conocido, como tantos otros, pero que poco a poco va interesando a más y más gente. Hay muchos jóvenes que tocan muy bien y que se interesan e identifican con este instrumento.

Jesús Mateu Rosselló: Hace dos años, presentabas junto a David J. Herrington proyecto con un instrumento realmente insólito, híbrido entre zanfona y órgano, es decir, la Lira Organizzatta. El Luthier Wolfgang Weichselbaumer, fabricante de cuatro reproducciones, te encargó la composición de nuevo repertorio para el singular instrumento. Imagino que un gran honor para tu persona. ¿Cómo fue aquella experiencia? ¿Habrá referencia discográfica de la música que compusiste y que interpretaste en varios conciertos?

Germán Díaz: Más que encargarme la composición, lo que hizo fue prestarme generosamente el instrumento para que hiciera lo que quisiera. Pensé en David por su sonido especial y su sensibilidad, y comenzamos a trabajar juntos. La verdad es que es un proyecto complicado de mover, por lo delicado del instrumento, y muy exigente para mi, ya que al fin y al cabo, se trata de un nuevo engendro distinto a la zanfona, y no tengo el tiempo necesario para poder estudiarlo todos los días en profundidad…

No sé si habrá referencia discográfica… me gustaría poder trabajar el instrumento unos años y después grabar… ya veremos…

Jesús Mateu Rosselló: Los instrumentos mecánicos, como pueden ser la caja de música o el órgano de barbaria, tienen, en mi opinión, un magnetismo casi hipnótico. Parece una contradicción ya que no hay más que girar una manivela para accionar el instrumento y que reproduzca las notas. Cómo músico que compone para estos instrumentos y que los utiliza en conciertos ¿Cómo se puede explicar, según tu propia experiencia, la fascinación que produce?

Germán Díaz: Bueno, pues como tú muy bien has dicho en la pregunta… como un magnetismo hipnótico… ver una caja que engulle un papel, y toca música, es algo insólito… y ese sonido algo imperfecto de la música mecánica, hace que tenga un encanto especial…

Jesús Mateu Rosselló: Aparte de la inspiración proveniente de los factores que te rodean, que músicos o conjuntos musicales son imprescindibles para el crecimiento musical de Germán Díaz, es decir, aquellos que de alguna manera, forman parte de tu música.

Germán Díaz: Una larga lista, la verdad, casi me resulta complicado enumerar alguno, porque de una forma u otra, de todos aprendo y muchos admiro… compositores como Machaut, Milán, Narváez, Da Milano, Weiss, Conlon Nancarrow, Dvorak…. intérpretes como Tasto Solo, H. Smith, Anouar Brahem, Galliano, Dave Douglas….

Jesús Mateu Rosselló: Bueno, hace escasos días que acaba de fallecer Juan Claudio Cifuentes “Cifu”. Para cualquier aficionado a la música jazz (no necesariamente) supone una pérdida tremenda. ¿Que ha supuesto el Cifu en la carrera de Germán Díaz?

Germán Díaz: Exactamente lo que tú dices en la pregunta. Una pérdida tremenda de un personaje del que tanto aprendimos… Me encantaba escuchar sus programas, y esa forma profesional de hacer radio y compartir sus conocimientos enciclopédicos.

Jesús Mateu Rosselló: Para finalizar, darte las gracias por conceder esta entrevista a Tomajazz. Esperamos que tus más recientes proyectos tengan buen recorrido y que los que están por venir nos emocionen así como lo hacen tus trabajos publicados hasta el momento.

Germán Díaz: Muchas gracias a vosotros, por mantener viva una plataforma cultural en torno al Jazz como es Tomajazz, y mucho ánimo.

Texto: © Jesús Mateu Rosselló, 2015
Fotos © Sera Martín, 2015