image_pdfimage_print

michelle_lordi_drive_coverEn el mes de diciembre de pasado año, la cantante Michelle Lordi grabó y publicó su segundo álbum como líder: Drive (Autoedición, 2014) junto con Larry McKenna (saxo tenor), Tom Lawton (piano), Madison Rast (contrabajo), Dan Monagan (batería) y de manera especial Orrin Evans (piano en los temas (“My Ship”, “I Fall In Love Too Easily” y “Drive”) que además es el productor del disco.

Elegancia es la primera palabra que viene a mi cabeza al acabar de escuchar el disco. Los diez cortes de Drive (Michele Lordi, 2014) contienen esta cualidad no tan fácil de conseguir y que no hay que confundir con sensaciones parecidas pero realmente alejadas. Intuyo que previamente a la confección de los dos discos publicados hasta la fecha, hay un estudio (escuchar es estudiar) intenso de las grandes vocalistas de la historia del jazz. Asimilando lo que hicieron en momentos determinados de la historia y a través de ello, conseguir sonar como un homenaje pero mirando al presente. Es evidente el sonido clásico del álbum, pero repito, sin sonar demasiado añejo. Introduciendo pequeñas variantes. Dando personalidad a través de la voz y de la música. Bien pensado, estas palabras más bien las aplicaría a siete de los diez temas del disco. Digo esto porque hay que mencionar la participación del peso pesado Orrin Evans. Muy a destacar el papel que desempeña el pianista. A parte de las labores de producción, participa en tres de los temas (“My Ship”, “I Fall In Love Too Easily” y “Drive”). Y precisamente estos son los que más se alejan del clasicismo comentado. Acercándose a un sonido más vanguardista. Elevando el proyecto. Dándole aquel ingrediente especial que lo diferencia de otros similares. Sin menospreciar a Tom Lawton que, dentro de una zona más segura, no deja de realizar un buen trabajo. Hay que decir que el resultado de estos tres temas está un paso por delante del resto. En cuando escucho el disco repetidas veces, mis emociones se descontrolan y vibran cuando aparece Evans. Su estilo tan personal se amolda perfectamente a los otros músicos (exceptuando “I Fall In Love Too Easily” dúo de piano y voz), y lo dicho: crean tres pequeñas joyas.

Aunque es evidente que Drive es un proyecto bastante compacto, entiendo que está presente esa pequeña descompensación de la que hablo. Aun así, me parece un proyecto notable, serio y respetuoso con los años dorados del jazz vocal. Eso sí, no puedo evitar pensar que sería muy interesante un proyecto con Orrin Evans de manera íntegra.

© Jesús Mateu Rosselló, 2015

Michelle Lordi: Drive

Músicos: Michelle Lordi (voz) Larry McKenna (saxo tenor) Tom Lawton (piano) Madison Rast (contrabajo) y Dan Monagan (batería). Orrin Evans (piano en los temas 4, 6 y 10)

Composiciones: “You’re My Thill”, “Imagination”, “True Love”, “My Ship”, “If I only had a heart”, “I Fall In Love Too Easily”, “My Ideal”, “Ghost Of A Chance”, “Now At Last” y “Drive”.

Grabado por Ron Disilvestro en Forge Recording Studios en Diciembre de 2014