image_pdfimage_print

Art Blakey_Blues March_Jazz Characters New Series_3CDHablar de Art Blakey (1919-1990) es hacerlo de uno de los grandes músicos de la historia del jazz. Tanto por su papel como elemento fundamental entre los bateristas de la década de los cincuenta, como por su papel esencial en el desarrollo del hard-bop tras la revolución que supusieron Charlie Parker y compañía en la década anterior con el advenimiento del be-bop. El volumen de la Jazz Characters New Series de Le Chant Du Monde selecciona 34 temas en forma de un triple CD que aunque abarca década y media (comienza con una sesión en 1947 con Art Blakey integrando el quinteto de Thelonious Monk, y finaliza en 1961), están centrados en apenas ocho años: tras el tema inicial de 1947, el siguiente tema -cronológicamente hablando- es de 1953.

Tres vectores son los que sigue esta colección imbatible. Por un lado, está el papel de Blakey como acompañante de lujo. En la colección aparece como integrante de los Cannonball Adderley’s Five Stars, el Joe Gordon Quintet, el Cliff Jordan – John Gilmore Quintet, el Hank Mobley Quartet, el Wayne Shorter Quintet, o el Thelonious Monk Quintet. En esta categoría se puede incluir el Art Blakey Duo, que el 29 de marzo de 1959, realizó una versión para quitarse el sombrero del clásico de Cole Porter “What Is This Thing Called Love”. El acompañante era el fabuloso Paul Chambers, contrabajista a reivindicar y a quien el mismísimo John Coltrane dedicó el célebre “Mr. P.C.”.

El siguiente vector son los Jazz Messengers, esa increíble fábrica de nuevos talentos por la que pasaron músicos de la categoría de Wayne Shorter, Bobby Timmons, Lee Morgan, Curtis Fuller, Johnny Griffin, Jymie Merritt, Jackie McLean, Bill Hardman, Hank Mobley, Horace Silver, Benny Golson… Entre los temas seleccionados no podían faltar dos clásicos del nivel de “Moanin'” y “Blues March”, grabados el 30 de octubre de 1958.

El último eje que centra la selección son unas pocas encarnaciones de los Art Blakey Percussion Ensemble. En formación variable, este grupo le sirvió a mister Arthur Blakey para experimentar con la música afrocubana, así como con distintas formaciones, percusiones y ritmos.

El recopilatorio, al igual que el volumen ya comentado dedicado a Coleman Hawkins, incluye toda la información de los músicos y fechas de grabación (aunque se echa en falta el título de las grabaciones originales en la que aparecían estos temas), e incluye un interesante libreto bilingüe (en francés e ingles) de casi 40 páginas, que repasa la carrera de este gigante de la batería.

© Pachi Tapiz, 2015

Art Blakey: Blues March (Le Chant Du Monde; Rec.2015; 3CD)