image_pdfimage_print
  • Fecha: 24 de julio de 2015
  • Lugar: Bogui jazz club (Madrid)
  • Componentes:
    Brian Charette: Órgano
    Telmo Fernández: Guitarra eléctrica
    Noah Shaye: Batería
    Ganavya Doraiswamy: Vocales

Brian Charette Trio © Sergio Cabanillas, 2015

Brian Charette Trio
© Sergio Cabanillas, 2015

El trío de Brian Charette se presentó en Madrid y lo hizo con el guitarrista Telmo Fernández, con el cual mantiene una estrecha colaboración y amistad desde el año 2007.
El protagonista es un afamado y prestigioso organista estadounidense que siempre ha estado unido a sonidos y propuestas propias de soul, el funk o el blues, sin descuidar su lado más be-bop. Su prestigio le ha llevado a ser nominado a los premios grammy por la revista Downbeat Magazine.
El neoyorkino ya compareció por estos pagos el 2 de noviembre de 2013 y lo hizo con el mismo trío a excepción hecha de la vocalista Aurora García, que les acompañó aquella noche.

Brian Charette © Sergio Cabanillas, 2015

Brian Charette
© Sergio Cabanillas, 2015

En el presente concierto el organista americano se apoyó en una serie de composiciones standards alejadas de las que han formado parte del repertorio de su último trabajo, Alphabet City (Posi-Tone, 2015).
Con “Eight Counts For Rita” de Jimmy Smith comenzó a andar lo que iba a ser una noche plagada de groove, funk y soul sin concesiones, con excelentes pinceladas de técnica individual que entusiasmaron al público que, con sus aplausos y bailes, apoyó en todo momento a los músicos.

Telmo Fernández © Sergio Cabanillas, 2015

Telmo Fernández
© Sergio Cabanillas, 2015

Con “Ease Back” del grupo de The Meters (grupo de R&B y funk nacido en los años 60) continuó esta máquina bien engrasada que es el trío de Brian Charette. El sudor que impregnaba la sala era tan necesario-por la música- como innecesario por la climatología del exterior que castiga a los madrileños desde hace ya casi dos largos meses.
El “Alligator Boogaloo” de Lou Donaldson volvió a poner el club patas arriba. Música caliente y pasión desbordada que no desmaya ni desfallece. Los solos del líder y su imponente mano derecha se complementan con la guitarra de Telmo Fernández y la explosión incandescente de los platos de Noah Shaye.

Noah Shaye © Sergio Cabanillas, 2015

Noah Shaye
© Sergio Cabanillas, 2015

Groove y más groove, que sólo se rompió con la aparición de la vocalista neoyorquina de origen hindú Ganavya Doraiswamy. Dos fueron sus oportunidades para lucirse y lo hizo con dos standards, el primero de ellos fue “Summertime” de George Gershwin incluida en su ópera del año 1935 Porgy y Bess. Una versión distinta donde el sabor étnico y experimental juntó la poesía recitativa de la India con el funk y el reggae. La invitada moduló con fuerza su voz hasta alcanzar registros de altura cósmica que crearon un ambiente distinto y especial.

Ganavya Doraiswamy © Sergio Cabanillas, 2015

Ganavya Doraiswamy
© Sergio Cabanillas, 2015

La velada continuó con otro clásico del soul: “Ain’t No Sunshine” de Bill Withers, otra versión revisada y tratada sorprendentemente desde la espiritualidad entendida desde el prisma del “gospel hindú” y cantada con un profundo sentimiento mántrico, que a buen seguro, salió del “soul hindú”.
Para terminar, algún que otro tema de George Benson o Jack McDuff en la misma línea coherente con el resto del concierto.

Texto: © 2015 Enrique Farelo
Fotografías: © Sergio Cabanillas, 2015