image_pdfimage_print
“Samba de Orfeu”. Jim Hall (Paul Desmong <i>Take Ten</i>, 1963)

“Samba de Orfeu”. Jim Hall (Paul Desmong Take Ten, 1963)

Uno de los atractivos del jazz son los solos, las intervenciones, más o menos improvisadas, que realizan los miembros de un grupo acompañados por el resto de sus compañeros. Salvo honrosas excepciones, las grandes estrellas que configuran el canon del jazz suelen ser grandes solistas.

Algunos de estos solistas parecen haber nacido para acaparar los focos, bien sea por un espectacular virtuosismo, bien por la angustiosa necesidad de expresar algo. Otros, no obstante, parecen candidatos más improbables a ser el centro de atención. Un ejemplo: Jim Hall.

Hall es uno de los guitarristas más respetados de la historia del jazz (Pat Metheny se deshace en elogios cuando habla de él, y no es el único). Persona discreta y apocada, es un excelente acompañante y, como solista, elegante y mesurado.

El solo que nos ocupa lo grabó, el 10 de junio de 1963, como miembro del cuarteto de Paul Desmond. En esa época, principios de los sesenta, ya era un primera fila, el año anterior había sido tocado en el cuarteto de Sonny Rollins en The Bridge y también participaba en la Concert Jazz Band de Gerry Mulligan y Bob Brookmeyer.

“Samba de Orfeu”, del disco de Paul Desmond Take Ten es una muestra perfecta de los atributos de Hall como solista.

Disponible en Paul Desmond: Take Ten (original RCA, disponible en diversas reediciones BMG o SonyBMG).

Escúchalo en:
* Spotify
* YouTube