image_pdfimage_print

XXVII Eivissa Jazz

  • Fecha: 25 de julio de 2015
  • Lugar: Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Eivissa Jazz Experience ’15
    Abe Rábade: piano y dirección musical
    Martí Serra: saxos tenor y soprano
    Vicenç Solsona: guitarra
    Francis Posé: contrabajo
    Guillermo McGill: batería
    Jorge Pardo Sextet “Huellas”
    Jorge Pardo: saxos y flautas
    Josemi Carmona: guitarra flamenca
    Enrique Rodríguez: trompeta
    Pablo Báez: contrabajo
    Jacques di Constanzo: marimba
    Israel Varela: batería

La tercera y última jornada de Eivissa Jazz 2015 se presentaba apasionante, por su cartel y por las dos ideas que se nos iban a presentar: por un lado algunas de las figuras del jazz hispano, y por otro lado “Huellas”, de Jorge Pardo, tal como se concibió originalmente.

001 Eivissa Jazz Experience

003 Martí Serra

002 Abe Rábade

“Eivissa Jazz Experience” fue una afortunada idea para la edición 2006 de Juan García Merayo, que organizó el festival hasta 2011. Cada año (con las excepciones de 2012 y 2014, y en 2013 que vino con su propio grupo), Abe Rábade convoca a una serie de músicos que ya estuvieron aquí previamente, de manera que han actuado desde dúos hasta septetos. Aparte del interés por lo efímero de la propuesta (ya no repiten formación, por lo menos en este escenario), esta vez el pianista gallego se presentaba con lo que José Miguel López calificó de “All Stars”, o dicho de otra manera, un “Supergrupo”. Les esperaba una “lucha contra el viento”, según dijo Abe, avezado ya a este fenómeno meteorológico. Asustaba un poco ver al charles y a los platillos de la batería moverse solos e imaginar lo que le esperaba a Guillermo McGill.

004 Francis Posé

005 Vicenç Solsona

006 Guillermo McGill

El quinteto nos deleitó con composiciones propias; para empezar, “Música intrínseca” (Martí Serra), donde comenzó suavemente el propio saxofonista para seguir luego a trío con Abe Rábade y Francis Posé, para acabar ya todos juntos; la intensidad de la música subió con el siguiente “Peña Parding”, también de Martí Serra; sigueron con el tema de Francis Posé “Caminito de Arenas”, abriendo el contrabajista con un solo muy flamenco seguido por un largo guitarreo de Vicenç Solsona, turno para el solo de Abe Rábade y luego de Martí Serra al saxo, para volver Francis Posé, con un estilo tan relajado que más que sostener el contrabajo, parecía que se apoyaba en él; estábamos viendo sobre el escenario a una máquina de hacer buen jazz, muy bien conjuntados a pesar de haber hecho únicamente un par de ensayos; el concierto siguió con “Sinestesia”, “For Blues”, y “Ejes”; en este último le tocó el turno de solos al elegante Guillermo McGill; precisamente del uruguayo fue el último tema que nos ofrecieron, “People from Khartoum”, con buen discurso al saxo, un piano enérgico y otro buen solo de guitarra.

007 Jorge Pardo

008 Jacques di Constanzo

009 Josemi Carmona _ Pablo Baez

010 Enriquito

4666 600x400

012 Jorge Pardo

Era el turno del “Mejor músico europeo de Jazz” de 2013, que nos iba a presentar su proyecto “Huellas”, espectáculo que se ha representado tanto en formato de trío hasta el “Huellas XXL” con una Big Band. En este caso veríamos un sexteto, la formación original, que nos ofrecería “jazz que bebe en el flamenco”. Como en el inicial “El Faro”, con Jorge Pardo a la flauta en un largo solo y luego una serie de solos a modo de presentación de los músicos: “del mismo centro de París” Jacques di Constanzo; “del mismo centro de Tijuana”, Israel Varela; “del mismo centro de Huelva”, Pablo Báez; “del mismo centro de La Mancha”, Enrique Rodríguez, Enriquito; y “del mismo centro de la familia Habichuela”, Josemi Carmona (Josemi ya es más que “el pequeño de los Ketama”). Más allá de la anécdota de que era la primera aparición de una marimba sobre el escenario de Eivissa Jazz, gustó mucho el francés. Precisamente la bulería “Zapatito” empezó con un solo de este instrumento, se unió Jorge ya con el saxo, siguió Josemi con una larga intervención a la guitarra, luego Enriquito, para acabar este tema el quinteto sin Jorge Pardo. Otro temazo la bulería “Maid Marian”, qué buen comienzo de Josemi a la guitarra para unírsele Jorge al tenor, la marimba aportando su toque exótico y clímax final. Muy aplaudido fue Pablo Báez al comienzo de “Puerta del Sol”, una zambra a la que Jorge, que seguía con el tenor, supo darle ese sonido tan flamenco que él sabe dar. La flauta volvió a sonar en la bulería “Sanlúcar-Mojácar”. Pero esto no era el final, quedaba mucha y buena música por escuchar. Para empezar el tiempo de bises, un emotivo recuerdo para Paco de Lucía con Jorge a la flauta, Josemi a la guitarra y acompañando las palmas del público; luego, una sorpresa: la subida al escenario de la cantaora Bego Salazar, otra demostración de Josemi a la guitarra con un sutil acompañamiento de la batería y las palmas de Jorge, Israel y Enriquito, mientras Jacques les observaba desde su marimba sin intervenir (después del concierto me comentaría que como buen francés “las palmas no eran lo suyo”. Fue un momento simpático del concierto del que quedaba el final-final, “Una noche en el Aku aku”, otra vez Jorge al tenor, con esa fusión, esa amalgama de estilos que ha sabido crear, y un solo final de Israel Varela jaleado por todos los músicos y el público. Gran espectáculo “Huellas”, y un sexteto que pocas veces se repetirá, si tienen ocasión no dejen de verlo.

Y para quien todavía quisiera más música, quedaba la jam de “Sa Qüestió”, hoy tampoco citaré a todos los que participaron, que fueron muchos, pero recuerdo especialmente un “Someday My Prince Will Come” en el que participaron Abe Rábade a la batería y Jacques di Constanzo a los teclados (al que sepa que Abe toca muy bien la batería no le sorprenderá esto, pero era curioso verles con los “papeles cambiados”, además, entre otras cosas, para esto se inventaron las jam,), acompañados de Martí Serra al saxo, Vicenç Solsona a la guitarra y Arturo Pueyo (de “Jazz Division”) al clarinete, y creo que no me dejo a nadie.

Esta vez no hemos terminado con la incertidumbre de otras ediciones, ese no saber si el próximo año habría festival o no, su continuidad parece asegurada; variando un poco esa pregunta de “¿A dónde va el jazz?” que le hicieron a Thelonious Monk, podemos preguntarnos ahora: ¿A dónde va Eivissa Jazz?. Sabemos que va hacia algún lado pero sin saber hacia dónde; ideas hay varias, y una de ellas es que se vuelva a convertir en concurso como lo fue hasta 1993 y se conocía como “Muestra de Jazz para Jóvenes Intérpretes”, con ganadores como Chano Domínguez, Perico Sambeat o Ximo Tébar. Esperamos contarlo en Tomajazz y que ustedes lo puedan leer. ¡Hasta el año que viene!.

Texto: Juan Antonio Serrano Cervantes, 2015
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2015