image_pdfimage_print

El segundo concierto del ciclo Murajazz 2015 estará protagonizado por Mikel Andueza, que al frente de un cuarteto de muchos kilates presentará Cada cinco segundos (Errabal), un CD que muchos aficionados llevan esperando desde hace años, puesto que todas las grabaciones de Andueza han sido más que notables. Pachi Tapiz lo entrevistó por correo. Esto es lo que contó sobre su nuevo proyecto y grabación.

Mikel Andueza Cuarteto_peq

 

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿Preséntanos, por favor, a los músicos que te van a acompañar en tu concierto en Murajazz.

MIKEL ANDUEZA: Ese día presentamos mi nuevo CD con Dani Pérez, Gonzalo Tejada y Gonzalo del Val. Dani Perez es sin duda uno de los músicos más interesantes del panorama, había hecho cosas con él en el pasado y tenía muchas ganas de grabar algo con guitarra, y que fuera él quien la tocara. Gonzalo Tejada, un musicazo, compañero de innumerables batallas, bolos y grupos, había participado en el desarrollo de los temas desde su nacimiento, imprescindible en este trabajo.

Gonzalo del Val, es otra generación, lo conocí desde sus inicios y he seguido su gran evolución con mucho interés, a través de los trabajos en los que ha participado, que son muchos y de mucha calidad. Con este mismo grupo estrenamos el tema “Cada 5 Segundos” hace como ocho años, con una minigira que hicimos, y entonces vi que funcionaba el grupo. Luego he añadido para la grabación otros músicos de igual talla y que han colaborado conmigo estos años.

mikel andueza portada cada cinco segundos

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿Tus trabajos han tenido muy buena aceptación, por eso una pregunta es casi obligada: ¿por qué tanto tiempo ente tu anterior grabación y este Cada cinco segundos?

MIKEL ANDUEZA: Por diferentes razones, desde mi último disco las cosas han cambiado mucho, a todos los niveles. Con la crisis e Internet las ventas de discos, las discográficas, conciertos… todo ha entrado en un túnel del cual no sabemos como se va a salir, si se sale. Cada vez es más difícil tener la oportunidad de tocar, pues el presupuesto es poco y además ahora somos muchísimos músicos en la escena. No le veía sentido a mover un disco en estas circunstancias. Por otra parte, no te acordarás, pero en una entrevista que me hiciste con motivo de mi anterior trabajo te comenté que tenía en mente que el próximo disco sería con guitarra. Ya entones pensaba en Dani, me impresiona su musicalidad, y no ha sido fácil contar con él durante una larga temporada, por graves problemas familiares.

Además es que he grabado un montón de discos en estos años, dos con Hasier Oleaga, con Kike Arza, tres con Juantxo Zeberio, Ainara Ortega, Miguel Salvador, Iñaki Salvador, tres con Iñaki Askunze, con Chris Kase, Gonzalo Tejada… alguno me dejaré… en fin, que he grabado un montón de discos de amigos, de los cuales algunos ni hemos llegado a presentar en público, así que tampoco esto me animaba mucho, porque grabar un disco significa ensayos, viajes, fines de semana en un estudio, fuera de casa, generalmente te cuesta dinero… es un esfuerzo que si lo multiplicas por treinta que llevo…

Realmente no es una propuesta para mover en el futuro, es una mirada al pasado, un cerrar página de alguna forma. Sé que esto no es lo que se suele hacer, pero en este caso es así, creo que por eso he tardado tanto en hacerlo, como no tenía una necesidad, digamos comercial, ha sido una necesidad humana de avanzar.

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿Por qué el título de esa grabación?

MIKEL ANDUEZA: Una de las canciones que toco en los conciertos es la que da el título. Cuando la tocamos explico que se trata de una balada en 5/4, una rareza en la cual cada 5 segundos aparece una nota nueva en ella: en el primer compás una, en el dos dos, en el tres tres, así sucesivamente. Al principio cada nota se oye mucho, van pasando los compases, sumando notas y estas van siendo menos importantes. Creo que el efecto se consigue de forma natural y musical, de hecho podría ser hasta un tema comercial. Y nace de que en África cada 5 segundos muere un niño de hambre, cuando lo escuché me impresionó, yo tenía los niños pequeños y estaba especialmente sensible con el tema. Aquí que hay muy pocos niños esto sería una tragedia insoportable. Así que me puse a hacer una canción que reflejara la diferencia en importancia cuando son pocos o muchos, las notas o los niños. En los conciertos provoca una atmósfera sorprendente.

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: Una cuestión que surge al escuchar este nuevo CD: ¿tenías en mente quiénes iban a ser tus compañeros en el CD a la hora de componer y arreglar? Gonzalo Tejada, Iñaki Salvador y Gonzalo como suele ser habitual están en su línea… pero… ¿le diste alguna indicación especial a Dani Pérez?

MIKEL ANDUEZA: Los músicos que están, especialmente Tejada y Salvador, han tocado estos temas en muy diferentes contextos y formatos, de hecho cuando toco los temas con otros músicos, si voy lejos y toco con músicos locales en otros lugares, hecho en falta sus aportaciones muchísimo, son parte de ellos. Chris también es un colaborador frecuente y un gran lujo de compañero a todos los niveles, algunos temas no los entiendo sin él. Con Del Val he ido coincidiendo en cosas y me gusta muchísimo como toca.

Con Dani, no hacen falta indicaciones, solo dejarle tocar, es simplemente, un mago, un Midas, música en estado puro.

Además he de decir que todos ellos son unas personas con las cuales no solo quieres tocar, es que quieres irte a lo que sea, si hubiéramos grabado las comidas o las cenas entre sesiones, hubieran tenido más interés que el disco seguro, hubieran sido un éxito de ventas. Pura inteligencia todos.

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿En tu CD hay guiños monkianos, y también miradas a la música tradicional. Para los que les gusta simplificar, ¿qué etiqueta le tendrían que poner a tu grabación? ¿Tienen sentido esas etiquetas que tanto gustan en el jazz?

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: Supongo que todos necesitamos etiquetas para organizarnos, si no sería complicado. Mas allá de esto, se puede decir que en el disco no hay un concepto general, ni una onda concreta, el no tener un objetivo comercial te da mucha libertad estilística. Simplemente es un reflejo de mis influencias, en mis canciones se puede oír que me gusta Binney, Sanborn, Parker, Oatts, Brecker, Desmond, Cannonball… pero también las horas de televisión con mi familia, la música de los bares con mis amigos, la música de las fiestas… por eso hay cosas que suenan a Monk, a teleserie, a fiestas populares… el disco es un dejar grabado el trabajo de componer y tocar de los últimos años con los músicos que he compartido esta vida musical.

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿Qué es lo que necesitáis los músicos? ¿Qué es lo que echáis en falta para que se os reconozca tal y como merecéis? No citaré nombres, pero hay muy buenas grabaciones, proyectos muy interesantes a los que es muy difícil ver en directo, por ejemplo.

MIKEL ANDUEZA: Yo me siento muy reconocido por lo que hago, si te dedicas a algo que tiene tan poco impacto en la sociedad… yo no me quejo, y entiendo que los programadores apuesten por nombres que les den cierta seguridad, son humanos y tienen sus presiones, ellos tienen que hacer un esfuerzo por atraer al público en un ambiente cultural muy hostil. Creo que somos grandes afortunados, hacemos lo que nos gusta, y esa es la recompensa.

PACHI TAPIZ – TOMAJAZZ: ¿Cuál es la importancia de ciclos que como Murajazz apuestan por los músicos locales y por sus propuestas?

Es muy importante, nos da la oportunidad de mostrar lo que hacemos en un ambiente propicio y con unas condiciones adecuadas. Que no es poco…

Entrevista: © Pachi Tapiz, 2015
Fotografía promocional. © Mikel Andueza, 2015

CartelA3-MuraJazz

MuraJazz 2015