image_pdfimage_print

Sonny_Rollins-The_BridgeLa historia es de sobra conocida: en plena crisis creativa Sonny Rollins se retiró en 1959, practicando regularmente a solas en el neoyorquino puente de Williamsburg. Tres años después volvió por todo lo alto con su disco The Bridge (“el puente”), lleno de fuerza e imaginación, y con una formación de cuarteto con guitarra poco habitual por aquellos tiempos.

La anécdota es destacada en la carrera de Rollins, pero posiblemente también haya empañado en cierto modo el contenido del CD. El tema que le da título es un rhythm changes de melodía retorcida donde el saxo tenor suena con fiereza, el solo de Jim Hall a la guitarra anticipa sonoridades futuras y el de Bob Cranshaw al contrabajo se convierte en fenómeno de estudio para cualquier amanuense del instrumento. No debe pasarse por alto el abrupto final del tema, a juego con el resto del contenido. “The Bridge” constituye una obra de un adelantado a su tiempo que, además, nunca deja de lado la tradición.

© Adolphus van Tenzing, 2012

The Bridge (Sonny Rollins), RCA 96252