image_pdfimage_print
Rodrigo Amado © Cristina Cortez

Rodrigo Amado © Cristina Cortez

El saxofonista y fotógrafo portugués Rodrigo Amado es uno de los músicos con mayor proyección internacional de su país. En el último año ha aparecido en grabaciones en Not Two (Searching For Adam), su propio sello European Echoes (The Abstract TruthMotion Trio) y también en Ayler Records (Electricity de Humanization Quartet). Pachi Tapiz charló con él sobre sus proyectos y su importante proyección a nivel internacional.

PACHI TAPIZ: En estos momentos estás tocando y grabando con músicos de primer nivel de Europa y Estados Unidos: Paal Nilssen-Love, Taylor Ho Bynum, Gerald Cleaver, John Hebert o Kent Kessler. También estás grabando en sellos muy importantes: Not Two, que es uno de los sellos del momento, o Ayler Records entre otros. Tú eres portugués. ¿Cómo te las has arreglado para entrar en contacto con esos músicos tan importantes?

RODRIGO AMADO: Todo comenzó con Clean Feed. Aunque llevo tocando intensamente desde los dieciocho, durante muchos años la escena internacional del jazz y la improvisación eran únicamente algo con lo que soñar. Si me hubieras dicho hace diez años que en el futuro estaría tocando con músicos como Nilssen-Love, Bynum o Hebert te habría dicho que de ninguna manera. En 2001 Pedro y Carlos Costa me invitaron a comenzar un nuevo sello. Ya tenían la primera grabación lista para ser publicada (The Implicate Order, Live at Seixal), y comenzamos a trabajar en la imagen del sello (el nombre, la parte gráfica…). Fue una época muy emocionante.

Steve Swell, Ken Filiano y Lou Grassi fueron los primeros músicos norteamericanos que conocí bien. Paulo Curado y yo participamos en esa primera grabación, y recuerdo observar cómo ensayaban y quedarme alucinado por la forma en que improvisaban, como una entidad orgánica. Aprendí mucho viéndoles tocar. Cuando dimos el concierto me encontré tocando cosas que nunca pensé que podría llegar a tocar. Ahí fue cuando me di cuenta del poder y el impacto que tiene tocar con músicos que son mucho mejores que uno. Afortunadamente, puesto que era parte de Clean Feed, las oportunidades de tocar con músicos internacionales no cesaron de ocurrir. Por entonces cada vez que traíamos una banda a Portugal hacía un esfuerzo para conseguir algún concierto con uno o dos músicos de la banda. Hubo algunos shows memorables, la mayoría en pequeños locales, con Ken Filiano, Steve Swell o Joe Giardullo. Cuando el Vinny Golia Sextet visitó muestro país para un par de conciertos (Jazz ao Centro) tuve la oportunidad de organizar uno de los conciertos más memorables de mi vida. Un quinteto con Giardullo, Ken Filiano, Alex Cline y Bobby Bradford. No podía creer que estaba tocando con Bradford, uno de mis ídolos debido a su labor junto a Ornette [Coleman] y John Carter. Y la música funcionó de verdad. Después de ese concierto creo que mi forma de tocar cambió profundamente, fue un proceso de transformación de algunos puntos concretos de mi desarrollo.

Amado - Lopes - Levin © António Júlio Duarte

Amado – Lopes – Levin © António Júlio Duarte

Así que por esa época fui tomando más confianza en mis habilidades improvisatorias. Ya tenía un par de buenos discos en Clean Feed: The Space Between con Filiano y Carlos Zingaro, y Motion, la segunda grabación de los Lisbon Improvisation Players con Steve Adams de Rova Saxophone Quartet, otro de mis grupos favoritos. Todas esas grabaciones fueron consiguiendo un montón de eco de la prensa internacional que básicamente me decían que estaba haciendo las cosas bien.

Por aquél entonces recibí una invitación para tocar en Spectrum Festival, y me dijeron que había dinero para que pudiese invitar a quien quisiera. Pensé inmediatamente en Paal Nilssen-Love porque había escuchado sus grabaciones con Ken Vandermark y me imaginé que mi forma de tocar encajaría naturalmente con la suya. Casí podía escuchar en mi mente la música que haríamos. En el contrabajo me encantaba la potencia y aparente simplicidad de la manera de tocar de Kent Kessler. Ellos dijeron que sí y nos encontramos la tarde en que llegaron a Oporto, tomamos unas bebidas y estuvimos estupendamente juntos. La siguiente tarde estábamos tocando por primera vez y grabando y la música estaba allí justo como había imaginado…

Así siguen pasando las cosas. Sucedió de nuevo con Bynum, Hebert y Cleaver, y así continuará ocurriendo, eso espero. Cuando dejé Clean Feed en 2005 necesitaba centrarme más en mis propios proyectos –música y fotografía–, y me sentí con fuerza para ser más independiente. También sentí que tenía un camino artístico propio que seguir. No había marcha atrás. Tengo un montón de apoyos y de interés por parte de sellos internacionales, periodistas, músicos, etcétera. Todo esto ocurrió porque estuve con Clean Feed en el lugar correcto y en el momento adecuado. En todo este proceso también tengo que reconocer que he tenido un montón de suerte.

PACHI TAPIZ: ¿Tienes algún problema más aparte de tus propios temores cuando tocas con esos músicos internacionales? Supongo que yo estaría bastante asustado si tuviese que tocar con monstruos del jazz como Bobby Bradford, Paal Nilssen-Love, Ken Filiano, Nels Cline o los otros músicos que comentabas.
Amado - Kessler- Nilssen-Love

Amado – Kessler- Nilssen-Love @ Nuno Martins

RODRIGO AMADO: Habitualmente no me pongo nervioso en situaciones improvisatorias. Incluso si estoy tocando con esos monstruos. Creo que eso es muy importante, tener confianza, ser muy preciso. Otra cosa que he aprendido a lo largo de los años es a aceptar de antemano la posibilidad de fallar, la posibilidad de que la música no ocurra de un modo satisfactorio. Haciendo esto me meto en una situación improvisatoria con la cabeza clara, centrándome completamente en la música. Entonces cualquier cosa puede suceder entre dos extremos; uno es cuando soy totalmente auto consciente y peleo por que la música suceda de una manera; el otro es cuando me dejo transportar por la música y no tengo que pensar, sino que me transciende. Pero a veces, incluso en esas situaciones de lucha, la música puede ser más interesante debido a la tensión, a la energía que empleamos en intentar encontrar nuevas ideas y soluciones, pueden surgir formas musicales nuevas e interesantes.

Humanization 4tet. Electricity (Ayler Records, 2010)

Humanization 4tet. Electricity (Ayler Records, 2010)

PACHI TAPIZ: En la última grabación en Ayler Records en la que participas (de Humanization 4tet) tocas temas compuestos. ¿Es muy diferente la manera en que tocas temas así que cuando improvisas?

RODRIGO AMADO: Sí. Supongo que mi estructura mental varía un poco, principalmente porque hay una estructura y tengo que estar atento a ella mientras desarrollo mis propias ideas musicales. Cuando toco improvisación total, a pesar que que mi concepto está conectado con la composición en tiempo real, no pienso sobre las formas de la composición. Parece que es algo que sucede como parte de mi personalidad musical.

Cuando toco piezas compuestas una parte de mi pensamiento va a los parámetros de los arreglos y la línea improvisada normalmente tiene una conexión con la pieza, está inspirado por esta. Sin embargo la cosa más importante que cambia ese acercamiento es el hecho de que cuando tocamos piezas compuestas podemos tocarlas más de una vez. Ese proceso de repetición, a pesar de que nunca tocamos lo mismo dos veces, hace que se disparen un montón de diferentes ideas musicales. Me gusta ver cómo esas composiciones cambian a lo largo del tiempo.

Humanization Quartet © Rui Portugal

Humanization Quartet © Rui Portugal

PACHI TAPIZ: ¿Nos puedes hablar de este proyecto? Es una mezcla de muchas influencias, no sólo de jazz.

RODRIGO AMADO: Luis Lopes lidera el grupo y tiene un fuerte bagaje de rockblues, a pesar de que nunca aparecen de un modo obvio. Yo también he estado interesado en todas las clases de música, no sólo jazz, y Aaron y Stefan Gonzalez tocan en bandas de música punkgrind-core, además de hacerlo con su padre –Dennis Gonzalez– en toda clase de interesantes proyectos de jazz.

Así que cuando decidimos formar el cuarteto la idea fue dejar que todas esas distintas influencias fluyeran libremente. También hemos decidido recientemente comenzar a usar piezas compuestas por todos los miembros del grupo, lo que refuerza esa idea de la energía de la mezcla. El resultado es que tocamos música que es realmente la mezcla de cuatro personalidades diferentes.

Lo fundamental en el grupo es la improvisación. Utilizamos temas compuestos como un punto inicial a partir del cual nos sumergimos en aspectos improvisatorios de la música, intentando llevarla tan lejos y tan hondo como podemos. Una de las cosas que me gusta de The Humanization Quartet es que todo el mundo es totalmente abierto, asumimos riesgos y nos retamos entre nosotros, noche tras noche, concierto tras concierto. Ese es siempre el verdadero reto, mantenernos firmes como un grupo cuando nos movemos en esas áreas desconocidas.

Amado - Kessler- Nilssen-Love. The Abstract Truth (((European Echoes, 2010)

Amado – Kessler- Nilssen-Love. The Abstract Truth (((European Echoes, 2010)

PACHI TAPIZ: Como nos has contado, trabajaste con Clean Feed. ¿Nos puedes explicar un poco más detalladamente por qué comenzaste con tu sello European Echoes? ¿Por qué le pusiste ese nombre y cuáles serán sus próximas ediciones?

RODRIGO AMADO: Como te comentaba antes comencé a trabajar en Clean Feed desde su inicio en 2001. Pedro Costa y yo éramos los socios principales con el mismo porcentaje de negocio. En 2005 me resultaba muy difícil conseguir un equilibrio entre el absorbente trabajo del sello y mis propios proyectos –habíamos crecido de una manera incontrolada, logrando una distribución a nivel mundial muy rápidamente, y yo estaba comenzando a desarrollar una actividad muy intensa tanto como músico como fotógrafo. Esos años fueron increibles, uno de los retos más grandes de mi vida, con montón de trabajo y un montón de diversión. Pero tal y como te he contado las cosas comenzaron a desequilibrarse. Mi responsabilidad en la compañía no era compatible con el tiempo que necesitaba para mis propios proyectos. Comencé a fallar, así que decidí dedicarme completamente a mi propio trabajo.

Necesitaba mi propio sello para publicar parte de mi trabajo exactamente de la manera que quería hacerlo. Así que comencé European Echoes. El nombre es una inspiración que proyecta mi trabajo desde Portugal (o Europa) al resto del Mundo. Y, como seguramente sabrás, también es el título de un gran disco de Manfred Schoof.

Ahora estoy suscitando mucho interés en mi música por parte de distintos sellos. Esto ha hecho que mis planes cambien un poco. Cada nuevo proyecto que grabo tengo que decidir si lo publico en European Echoes o si lo hago en otro sello. En European Echoes tengo más control (ahora y en el futuro), pero me supone emplear más tiempo, dinero, etcétera. Con otros sellos también puedo llegar a conseguir una mejor distribución, dependiendo del sello.

De todos modos sigo trabajando cerca de Clean Feed y Trem Azul (muchas veces ensayo en sus locales), y con Pedro Costa, y sigo estando asombrado de lo lejos que han llegado gracias al gran trabajo que están haciendo. Pero tampoco podía estar siempre bajo sus alas. Me gusta la independencia.

Las próximas grabaciones serán de mi cuarteto portugués con Manuel Mota, Hernani Faustino y Gabriel Ferrandini, un trío con Carlos Zingaro y Ken Filiano (me ha costado mucho elegir el material) y Motion Trio con Jeb Bishop como invitado.

Rodrigo Amado. Searching For Adam (Not Two, 2010)

Rodrigo Amado. Searching For Adam (Not Two, 2010)

PACHI TAPIZ: Sobre tu última grabación en Not Two con un gran trío de improvisadores (Searching For Adam con Taylor Ho Bynum, John Hébert y Gerald Cleaver): ¿qué premisas tenías cuando tocaste con ellos? Ellos también son un trío establecido. ¿Es muy difícil encajar con ellos y la manera en que tocan? También quería preguntarte por el concepto de la foto de esa grabación. Me encanta… no sé qué es lo que veo allí, ¡pero me encanta!

RODRIGO AMADO: La única premisa que tengo cuando elijo músicos para mis proyectos es que yo imagino la música con ellos, es que casi la puedo oir por adelantado. Me puedo ver tocando con esos músicos y veo una parte de mí en la música que tocan. Lo puedo sentir escuchando grabaciones, pero ayuda si los puedo ver tocando en directo. Vi a John Hébert en Nueva York y me quedé fascinado por su sonido y sus habilidades improvisando. A Taylor lo vi en Lisboa con Braxton y me quedé fascinado por las diferentes estéticas que hay en su forma de tocar. Gerald era al único que conocía únicamente por grabaciones, un joven maestro de la batería.

Cuando nos encontramos en Oporto sólo hicimos un breve ensayo y fuimos a dar el primer concierto. La música era casi exactamente lo que había imaginado y estaba perfectamente equilibrada. Nunca hablamos acerca de qué o cómo íbamos a tocar… de ninguna manera. Sólo subimos al escenario y comenzamos a tocar. Fue muy fácil relacionarse con esos tíos, musical y personalmente. Nos lo pasamos muy bien. Cuando grabamos este proyecto los tres no habían tocado juntos nunca. El trío todavía no existía. Según creo entender se sintieron tan a gusto durante esos conciertos que decidieron mantenerse en activo como un trío formal.

Las fotos que elegí para esa edición son de mi serie Searching for Adam, y el concepto fue el mismo que el de este proyecto fotográfico específico. Ese título es una metáfora y representa la búsqueda que cada artista lleva a cabo para encontrar su voz personal propia. Para mí esta es la cuestión clave en el arte actual. Con esta idea construí una historia imaginaria, con personajes de ficción, que ocurre en Nueva York. La serie al completo se puede ver en mi web. La portada y las fotos interiores reflejan una parte de la sorprendente energía creativa que flota en esa ciudad.

Rodrigo Amado Quarteto © Vera Marmelo

Rodrigo Amado Quarteto © Vera Marmelo

PACHI TAPIZ: Aunque estás dirigiendo tu propio sello, ¿cuáles son tus discográficas favoritas y por qué? ¿Tienes en mente producir música de algún grupo en el que no estés involucrado como músico?

RODRIGO AMADO: Mis sellos favoritos en este momento son Not Two, Clean Feed, Ayler, No Business y AUM Fidelity. Todos lo son por la misma razon. Están publicando música creativa, vital y verdadera que refleja muy bien nuestra época. Son sellos como estos los que construyen el futuro del jazz y otros géneros cercanos. De los sellos grandes ECM continúa publicando un montón de buena música. Por supuesto que a mí me gusta lo más experimental como Far Side de Roscoe Mitchell.

En cuanto a la segunda pregunta no tengo tiempo para pensar en producir la música de otro músico que no sea yo.

PACHI TAPIZ: ¿Cuáles son los músicos y/o grabaciones que más te han influido como músico? Las que más te impresionaron, las que te llegaron muy adentro…

RODRIGO AMADO: Es difícil de contestar. La lista podría seguir y seguir. David Bowie, Brian Eno, [John] Coltrane, Ornette [Coleman], Steam de Archie Shepp, The Fringe, The Trio de John Surman, Bush Baby de Arthur Blythe, cualquier grabación de Fred Anderson, Miles AheadBitches Brew de Miles Davis, Comin’ On de John Carter, Henry Threadgill,Dogon ADCoon Bid’ness de Julius Hemphill, Air, Gush, Aretha Franklin, Can, Lightnin’ Hopkins, Steve Reich, Scott Walker, The Meters, Derek Bailey, Jimmy Lyons, Cecil Taylor, Glenn Spearmann, News For Lulu de Zorn,
Muhal Richard Abrams, Caetano Veloso y miles de otros y otras grabaciones que hacen mi vida apasionante.

PACHI TAPIZ: Sobre tu serie de fotos “Searching for Adam”: ¿tienes intención de tocar y/o grabar más música para este trabajo aparte del CD que ya has publicado?

RODRIGO AMADO: “Searching for Adam” es, en este momento, un proyecto finalizado. Incluye la serie de fotos y la grabación que he hecho. Todavía lo presento en directo, pero no lo voy a expandir. Justo ahora estoy trabajando en otro proyecto que incluirá música e imágenes. Será un duo con el baterista Gabriel Ferrandini y usaré una nueva serie de fotografías tomadas en Berlín, Moscú, Varsovia y Copenhague, que están inspiradas en el trabajo del poeta portugués Herberto Helder.

© Nuno Martins

© Nuno Martins

PACHI TAPIZ: ¿Cuáles son tus próximas grabaciones aparte de las que publicarás en European Echoes?

RODRIGO AMADO: Las próximas grabaciones son las que he mencionado antes e incluyen todos los sellos posibles.

PACHI TAPIZ: Portugal y España somos vecinos, pero a veces me parece que en España es muy difícil conocer la escena portuguesa. ¿Qué piensas sobre la escena española y qué músicos portugueses (¡además de ti!) merecerían un mayor reconocimiento en España?

RODRIGO AMADO: Yo siento lo mismo respecto a España. Hay una gran necesidad de promotores que trabajen en ambos mercados y que creen un circuito tanto para el jazz de vanguardia como para el convencional.  Estamos cerca pero no hay pistas sobre qué clubs hay en los que presentar nuestra música, qué ciudades son más fuertes en cuanto a la música creativa… Mi idea es que la escena española es más conservadora, aunque sé que hay un montón de proyectos nuevos, creativos y muy interesantes en España.

Hay muchos buenos músicos portugueses que estoy seguro que les encantarían a los aficionados españoles. Ahora me vienen a la cabeza Red Trio, Carlos Zingaro, Bernardo Sassetti, Carlos Barretto, Hugo Carvalhais, Hugo Antunes, Ernesto Rodrigues, Luis Lopes, Mário Laginha, Manuel Mota, Sei Miguel, Lisbon Underground Music Ensemble, André Fernandes y muchos más que estoy seguro que me estoy olvidando.

© Texto: Pachi Tapiz 2011
© Fotografías: Nuno Martins, Cristina Cortez, António Júlio Duarte, Rui Portugal, Vera Marmelo