image_pdfimage_print

I Festival JazzKorea 2015

  • Fecha: miércoles 02 de diciembre de 2015.
  • Lugar: Galería Han-ul (Planta Baja) del Centro Cultural Coreano (Madrid).
  • Grupo: Jo Young Deok Trio
    Jo Young-Deok: guitarra eléctrica
    Park Ji Woong: contrabajo
    Choi Yoseph: batería.

Jo Young Deok Trio

Jo Young Deok Trio no es precisamente un grupo conocido en occidente, pero en Asia son reconocidos y admirados. Ya en el año 2012 fueron galardonados con el primer premio en el festival de jazz de Jarasum, año en el publicaron su disco de debut Attelage cuyo significado es conexión. Ellos fueron los encargados de clausurar este primer festival de jazz coreano en Madrid con un lleno total.

Trío que centra sus intereses en un jazz ortodoxo y académico de marcadas influencias americanas con el be-bop y el hard-bop como banderas de su sonido, donde tienen cabida Wes Montgomery, Jim Hall o incluso los inicios de Larry Coryell.

Jo Young-Deok

Dirigido con guante de seda por Jo Young Deok, el trío, se muestra swingueante para sacar sonidos limpios y claros como el agua cristalina. Jo Young Deok se vale de su elegante guitarra para dibujar líneas melódicas y líricas que fusionan el jazz con la tradición coreana de manera sutil, casi imperceptible, pero muy presente. Muy bien apoyado por Park Ji Woong y Choi Yoseph alcanza niveles realmente convincentes en sus cohesionados desarrollos estructurales donde tiene igualmente cabida el sentimiento más profundo, la sencillez y la humildad, convirtiendo lo complejo en aparente facilidad. No carentes de técnica instrumental, ni mucho menos, podríamos calificar a Jo Young Deok como un instrumentista de altura, a Park Ji Woong un experimentado bajista y a Choi Yoseph un baterista que combina la contundencia energética con el feeling.

Park Ji Woong

El gusto refinado, la imaginación, la sobriedad y la soltura a la hora de manejar los tiempos modulando con gracia cada nota y cada pasaje hicieron del concierto un espectáculo tan breve que pareció corto, dejando al aficionado con muchas ganas de seguir deleitándose con el sonido placentero y la energía positiva con la que nos regalaron.

Choi Yoseph

Incluso el exquisito bis pareció poco y nos dejó con muchas ganas de seguir y seguir disfrutando. La conclusión final indica que en lugares lejanos y exóticos también podemos encontrar grandes músicos que dignifican el jazz hasta  alcanzar niveles de importancia universal.

Texto y Fotografías: © Enrique Farelo, 2015