Leído, visto o escuchado: Manuel Beteta sobre el americana

Me estaba convirtiendo en un aficionado musicalmente conservador, amoldándome a lo fácil, a la música sin sobresaltos, y rechazaba frontalmente cualquier anárquico sonido. Peor aún: el cuerpo me había pedido dejar de escuchar a Cannonball Adderley… y por ahí  no iba a pasar. Cualquiera sabe que, quieras o no, acabas en el jazz. Con sus líneas melódicas de serenas sonoridades, es la máxima expresión artística. El jazz es velocidad, interacción, pasión, exploración, una forma de conjugar complejamente las formas y los tiempos musicales. La fusión perfecta entre la placidez y la vehemencia con una simple progresión de acordes.

Manuel Beteta en la columna Opinión Invitada “El americana es perjudicial para la salud”. Ruta 66. Número 293. Mayo de 2012.

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.