image_pdfimage_print
Braxton
A la búsqueda durante toda su carrera de desarrollar su lenguaje propio, los ocho CD que se incluyen en la caja con las grabaciones de Anthony Braxton en Black Saint y Soul Note sirven como una buena aproximación a distintos aspectos de su música.
Uno de ellos es el de la “tradición” del jazz. Por ejemplo, el legado de músicos que han marcado su devenir y ejercido una fuerte influencia en los músicos que los siguieron. Thelonious Monk es un músico habitual en el repertorio de sus proyectos y conciertos basados en standards. Del mismo modo que hizo en su momento con la música de Charlie Parker o Andrew Hill, en 1987 grabó Six Monk’s Compositions (1987) en cuarteto con Mal Waldron (piano), Buell Neidlinger (contrabajo) y Bill Osborne (batería). Otro elemento central en el jazz es la improvisación. En la discografía del batería Max Roach hay varias grabaciones en dúo con distintos músicos. En 1978 grabó Birth and Rebirth con Anthony Braxton. En apenas cuarenta minutos ambos músicos imaginaron siete improvisaciones de primer nivel. Un años más tarde ambos grabarían de nuevo, en esa ocasión en concierto, el magnífico One In Two – Two In One (hatOlogy).
Otro aspecto fundamental en la carrera de Braxton son sus composiciones, que le sirven para plantear diferentes plataformas musicales a partir de las que compone, interpreta e improvisa. El cuarteto es uno de sus formatos por antonomasia. Aunque aquí no está esa enorme máquina de hacer jazz que fue el cuarteto que formó con Marilyn Crispell, Mark Dresser y Gerry Hemingway desde finales de los ochenta hasta mediados los años noventa, los cuatro músicos aparecen junto con otros como John Lindberg, David Rosenboom y George Lewis en Four Compositions (Quartet) 1984, Six Compostions (Quartet) 1985 y Five Compositions (Quartet) 1986. Allí aparecen distintas caras de Braxton como compositor. No hay más que fijarse en la variedad que presentan las composiciones “69 M”, “110D”, “116”, “115”, “114 (+108A)” o “110 A (+108)”.
Otra de las formaciones en las que es imprescindible escuchar el trabajo de Braxton es en gran formato. En la caja se incluyen Eugene (1989) con The Northwest Creative Orchestra, 4 (Ensemble) Compositions 1992 y Composition No 173 para 4 actores, 14 instrumentistas, escenario y proyecciones de vídeo. Las dos últimAs grabaciones son unas obras centradas en sus composiciones en ese momento. Sin embargo Eugene (1989), de escucha obligada, recupera algunas de las mejores composiciones de su repertorio con las que realiza una particular revisión de varios estilos y aproximaciones a la improvisación.
© Pachi Tapiz, 2011
Anthony Braxton. The Complete Remastered Recordings on Black Saint and Soul NoteCam Jazz. Reecición en 2011. 8 CD. Distribuido por Harmonia Mundi España.