image_pdfimage_print
  • Festival: Jazz Em Agosto 2016
  • Fecha: Sábado 13 de agosto de 2016, 18:30, entrada gratuita.
  • Lugar: Sala Polivalente, Fundaçao Calouste Gulbenkian, Lisboa, Portugal.
  • Componentes:
    Paal Nilssen-Love: batería, percusión

IMG_2495.JPG-Paal Nilsen-Lovewm

El noruego Paal Nilssen-Love es uno de los máximos exponentes de la batería en la actualidad. Un músico que a pesar de una actividad incansable (con varios cientos de conciertos año tras año), y de tener habitualmente entre sus compañeros a otros grandes del jazz más libre, no es fácil de ver en los escenarios españoles: en la temporada normal sí puede llegar a dar algún concierto en algún club de Barcelona, Madrid y pocos sitios más; en la temporada estival -en la que las programaciones de los festivales muestran una falta de originalidad alarmante-, su presencia en nuestro país se cuenta por ausencias año tras año salvo algunas excepciones.

Al hilo de todo esto, quizás no estaría de más que alguien se dedicase a crear -del mismo modo que ocurre en la investigación académica- algún tipo de índice en el que se valorasen a los artistas en función de sus conciertos (tanto en su número, como de su audiencia); el número de grabaciones como líder y como participante, así como la relevancia de los sellos en los que se publican; los músicos con quienes tocan; la participación en festivales, ciclos y clubs; las apariciones en los medios (incluidas menciones, críticas, reseñas y entrevistas), y en las redes sociales; de ese modo quizás es posible que hubiese unos elementos más objetivos para valorar a los artistas que participan en un festival que el que cada uno de ellos presuma de tener a unos artistas fabulosos en sus citas. Ahora que parece que el jazz va tomando su camino en las enseñanzas superiores, este podría ser un interesante terreno para desarrollar un trabajo interdisciplinar del jazz con diversos campos de trabajo de la Economía y la Investigación Operativa.

IMG_2496.JPG- Paalwm

Volviendo al baterista, no es la primera vez que en Tomajazz hemos reseñado sus actuaciones en el Jazz Em Agosto lisboeta. En la edición de 2016 ha sido el protagonista de sendos conciertos: el primero de ellos un solo de batería con entrada gratuita en la penúltima jornada, y actuando con la big-band de Free Large Unit que lidera en el concierto que clausuró Jazz Em Agosto 2016. En las últimas ediciones esta cita está teniendo la magnífica costumbre de que algunos de los músicos que participan en el festival en formaciones más amplias protagonicen conciertos en solitario. En 2016 estos han sido el guitarrista Marc Ribot, el saxofonista Frank GratkowskiPaal Nilssen-Love. Puesto que todos estos artistas se mueven por los terrenos de la improvisación, estos conciertos en el formato más reducido posible no resultan redundantes, sino una magnífica forma de mostrar las capacidades creativas de estos artistas. No sería un mal vicio que en nuestro país alguien tomase nota de esto -o que directamente lo copiase-, puesto que permite hacer un dos por (poco más que el precio de) uno…

Apenas cuarenta minutos, divididos en dos piezas, duró el concierto de Nilssen-Love en Lisboa. Una duración que puede parecer breve, pero que fue más que suficiente para demostrar su maestría como percusionista. Para ello empleó un kit de batería que amplió empleando un buen puñado de elementos tanto musicales (discos sonoros, tambores adicionales a su kit, mazas de distintos tamaños…), como no (un gran trozo de poliexpán que previa a su exitosa incursión en la libre improvisación debió ser una esquinera de algún gran electrodoméstico; algo similar a los plásticos ondulados utilizados para proteger a los tejados frente a las goteras, y otros elementos de lo más variado y de menor tamaño como tuercas o tornillos). Todos ellos fueron unas extensiones que sirvieron para demostrar que el magnífico tempo que tiene en su interior es un complemento a la libertad que surge de su imaginación musical.

IMG_2501.JPG- Paalwm

Resultaría sumamente prolijo, y en cierta manera infructuoso, y ciertamente aburrido intentar transformar en letras la clase práctica de este percusionista sobre el escenario de la Sala Polivalente de la Fundación Caloustre Gulbenkian. Sí que es más oportuno y apropiado añadir algunos apuntes sobre la actuación, como la estructura de las dos improvisaciones, que el músico desarrolló con gran naturalidad. En este desarrollo tuvieron tanta importancia los momentos más abiertos y abstractos que miraban hacia la improvisación libre, como los pasajes más concretos con un ritmo más marcado que miraban hacia los grandes de la batería en el jazz. Muy importante fue a su vez el manejo de la intensidad, de tal modo que si en unos momentos su potencia consiguió hacer salir partidas por los aires un par de baquetas, en otros jugó con el silencio y la resonancia de su sonido en la sala. Para todo ello tuvieron una importancia fundamental los elementos no musicales señalados anteriormente, empleados puntualmente de un modo muy acertado a lo largo de todo el concierto, sin amplificación y sin luces, todo se realizó al natural. Toda la intensidad musical se tradujo, como suele ser habitual en sus conciertos, en un músico totalmente empapado en sudor y en un auditorio satisfecho que pidió con insistencia un bis que finalmente no le fue concedido. Nada que objetar, pues tal y como reza el dicho, lo bueno si breve, es excelente.

Fotografías: © Sera Martín, 2016
Texto: © Pachi Tapiz, 2016