image_pdfimage_print

marcos-pin-broken-artistLa carátula de Broken Artist (imita a los singles de vinilo en una carpeta de cartón en 17×17 cm en una edición limitada a 150 ejemplares), parece reivindicar la posición actual del artista en la sociedad y más concretamente del músico de jazz en el mundo y en España, algo que viene a coincidir con un pensamiento propio que señala la existencia de la ingente cantidad de excelentes músicos que ofrecen su música a un escenario vacío de oídos.

Es indudable que Marcos Pin hace la música que quiere por encima de presiones mediáticas que parecen marcar el camino a seguir; para ello se vale de un quinteto de músicos muy enteros y preparados que viajan a ese pasado donde el hard bop brillaba con luz propia, y lo hacen con frescura, imaginación e inteligencia disfrutando y haciendo participes de su gozo a todos aquellos que quieran prestase a su encanto.

Seis composiciones completan Broken Artist, de las cuales cinco son propias de Marcos Pin y una ajena, “Carmen’s Cal” de Malcolm Stilton. Todas ellas caracterizadas por el buen gusto, la calidad indudable y la comunión con que se ensamblan a la perfección todos los componentes.

Destacar una composición sobre otra se me antoja complicado. El álbum se abre con “Blind Hope”, pieza dinámica y swingueante que se adaptaría a la perfección para un arreglo de big band y donde se suceden los solos de Pablo Castanho, Marcos Pin, Yago Vázquez y Alfonso Calvo en una clara demostración del hard bop más recalcitrante.

Continuamos con “Lullaby For My Two Boys”, una preciosa baladita exquisita y breve como un suave beso.

 “I Love You Too” sigue el camino abierto por “Blind hope” y destaca por ser una pieza de solida conjunción entre todos los componentes, especialmente entre Pablo Castanho, Yago Vázquez y Marcos Pin, aderezada por una fina capa de swing.

En “Castanho’s Reed” los solos son brillantes y convincentes y ligeramente virados al blues.

En “Carmen’s Call” podemos hablar de intensidad y energía con un Pablo Castanho quejumbroso y enrabietado con Yago Vázquez superlativo al piano y Marcos Pin conciliador, discursivo y dialogante.

“Vulpecula” echa el cierre de manera pausada y comedida economizando las intervenciones que se suceden con precisión matemática y que hacen referencia a la constelación del mismo nombre y cuyas estrellas bien pudieran ser los miembros del quinteto.

Broken Artist es como los buenos vinos siempre nos dejan impregnados de su aroma y sabor instalados en nuestra memoria.

© Enrique Farelo, 2016

Marcos Pin: Broken Artist

Composiciones: “Blind Hope”, “Lullaby For My Two Boys”, “I Love You Too”, “Castanho’s Reed” “Carmen’s Cal”, y “Vulpecula”.
Música compuesta y arreglada por Marcos Pin, excepto “Carmen’s Cal” de Malcolm Stilton

Músicos: Marcos Pin (guitarra eléctrica), Yago Vázquez (piano), Pablo Castanho (saxo alto y soprano), Alfonso Calvo (contrabajo) y Andrés Rivas (batería)

Grabado el 21 de agosto de 2014 por Tomás Angeitos en el estudio de A Ponte (Santiago de Compostela).Freecode Jazz Records en Mayo 2016.