image_pdfimage_print

XXVIII Eivissa Jazz

  • Fecha: 9 de septiembre
  • Lugar: Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    • Eva Fernández Group
      Eva Fernández: voz y saxos alto y soprano
      David Pastor: trompeta
      Miguel Ángel Cordero: contrabajo
      Toni Pagès: batería
      José Luis Guart: piano y teclados
      Músico invitado: Pere Navarro
    • Moisés P. Sánchez Trío
      Moisés P. Sánchez: piano
      Toño Miguel: contrabajo
      Borja Barrueta: batería

 

Noche de reencuentros esta tercera jornada del festival Eivissa Jazz: con el grupo de Eva Fernández venía David Pastor, que ha dejado muchos amigos en sus anteriores visitas a la isla, y Moisés P. Sánchez, que tan grato recuerdo dejara en la edición de 2014, acompañando a Perico Sambeat después de que éste sustituyera a Benny Golson cuando se cayó del cartel a última hora por un problema familiar.

001-eva-fernandez

Conocíamos a Eva Fernández por sus comienzos en esa cantera maravillosa que es la Sant Andreu Jazz Band de Joan Chamorro y la aparición este año de un disco a su nombre That Darkness, editado por el Taller de Músics, que es donde Eva estudia -a falta del trabajo de fin de carrera-, y donde es profesor David Pastor.

002-david-pastor

003-jose-luis-guart

004-miguel-angel-cordero

005-toni-pages

006-eva-fernandez

El profesor y su joven alumna -22 años- empezaron marcando territorio, soplando fuerte, “Hemos venido a tocar, y mucho”, parecían decirnos, él con su peculiar trompeta ligeramente inclinada, y ella con el soprano curvo, que cuando no lo tocaba lo acunaba como a un bebé. Después de este potente “Nadir”, compuesto por Pastor, Eva cambió el soprano por el alto y también cantó “Teach Me Tonight”, con un Pastor que en este tema y por momentos parecía salido de Nueva Orleans, además de ser el autor de los arreglos. Arreglos que ofrecían otra visión de canciones muy conocidas, como “Dream a Little Dream”, donde sólo reconocimos la melodía cuando Eva la cantó al final, después de lucirse con los saxos alto y soprano, además de hacerlo José Luis Guart, que en este caso cambió el piano por los teclados. A continuación “Love is a Losing Game”, de Amy Winehouse -una de las cantantes que ha influido en Eva-, y “Diz que eu fui por ai”, tema brasileño pero sin exceso de tropicalismo.

Era el momento de “My Favorite Things”, que según dijo Eva “le gusta a mi madre”, y la señora demuestra tener buen gusto; saxo soprano + My Favorite Things nos lleva irremediablemente a pensar en Coltrane, pero Eva y su grupo hacen algo distinto, comienza Miguel Ángel Cordero solo, apoyándose en el contrabajo, casi doblado, y Eva comienza a cantar mientras la trompeta la va acompañando, pero con frases propias, aparece el soprano, con más dulzura que ‘Trane’ y aportando otras cosas, apartándose de la melodía, que vuelven a recuperar en un solo de piano que se va apagando mientras el público guarda absoluto silencio, sólo roto por el vuelo de un avión; parece que esto se ha acabado pero Toni Pagès vuelve a ponernos en situación otra vez, retumba la batería, mientras Eva retoma la canción para ya terminar. Excelente versión.

007-eva-fernandez-pere-navarro

Después de tanta intensidad, la balada “That Darkness”, compuesta por Eva y que da título a su último disco; es hora de detenernos en la Eva cantante; no dispone de uno de esos vozarrones ni se presta a pirotecnias vocales, pero aprovecha muy bien su clara voz y su buena dicción, y en general sabe ‘leer’ muy bien las canciones, como en “Never Will I Marry”, donde sabe darle un tono picarón muy acertado: “Never, never, never”, “Nunca, nunca, nunca… ya veremos”;

Quedaba la sorpresa final; sorpresa relativa, porque estando por ahí Pere Navarro -también tiene a David Pastor como maestro en ‘el Taller’- esperábamos que subiera a tocar y así lo hizo, en “The Way You Look Tonight” se marcó un solo tan hot como los de su maestro, terminando todo en una fiesta.

008-moises-p-sanchez

009-antonio-miguel

010-borja-barrueta

011-moises-p-sanchez-trio

012-moises-p-sanchez

Había ganas de ver a Moisés P. Sánchez interpretando su propia música desde que le vimos hace dos años en las circunstancias que contaba al principio. El trío tocó principalmente temas de su próximo disco Metamorfosis, disco que contará con loops, otros efectos electrónicos y voces que no nos ofrecieron aquí, pero la realidad es que el modo acústico le va muy bien a temas como “Génesis”, “Biofilia”, o “Metamorfosis”, que comienza hermosa, lenta, hasta que el trío empieza a especular y se vuelve todo potencia, para acabar con la misma dulzura con que empezaron; recuperaron los temas “A Long Day In A Short Life” y “Sol”, de sus discos anteriores Dedication y Ritual; “Sol” es otro tema lento, en el que a falta de electrónica el sobrio pero eficaz Borja Barrueta puso unos efectos ‘caseros’ con la batería y con citas al grupo Nirvana incluidas. Lo que cuento es poca cosa para todo lo que nos ofreció este trío esta noche de septiembre; esa conjunción entre los tres, esa facilidad para las transiciones entre relajación y velocidad, esa belleza en las melodías, como en ese largo solo de Moisés en el tema final “Simbiosis parte 2”, solo que acabó de enamorar a un público ya enamorado por lo escuchado antes. Valió la pena esperar dos años para ver a este trío. Y para quien se quedó con ganas de más, les pudimos ver más tarde en la jam de ‘Sa Qüestió’.

 

Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2016
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2016

 

P.D. Antes del concierto tuve ocasión de saludar a David Pastor y conversar un poco con Eva Fernández, y le conté lo mucho que me gustaba su interpretación de “Georgia on My Mind” de uno de los discos de la ‘Sant Andreu’, el número 4 de la serie; pues bien, no lo cantó durante su concierto, pero sí lo hizo en la jam de la noche siguiente, la del sábado; seguro que no lo hizo por nuestra conversación pero me gustó de todas maneras.