image_pdfimage_print
  • Fecha: 13 de Julio de 2017
  • Lugar: Festival Universijazz en el Patio de la Hospedería de San Benito, Centro Buendía, Universidad de Valladolid, Valladolid.
  • Grupo:
    Madeleine Peyroux
    Madeleine Peyroux  (voz, guitarra y ukelele), Jon Herington (guitarra eléctrica y coros) y Barak Mori (contrabajo y coros).

La elegancia interpretativa de Madeleine Peyroux y de sus dos acompañantes, su agradable voz, y un repertorio proveniente de un amplio estilo de músicas y compositores, de Chuck Berry a Facundo Cabral, fueron la receta que ofreció la tercera jornada del Universijazz, de nuevo con el aforo completo, y en esta ocasión, con las entradas agotadas desde muchos días antes. Una mujer se felicitaba por la suerte de haber conseguido una, de una persona que no podía asistir, mientras esperaba en la cola que daba acceso al Patio de San Benito, un bello marco que cede el Ayuntamiento de Valladolid para la realización del Festival.

La neoyorkina seleccionó para la noche algunos de los temas que componen su nuevo álbum Secular Hymns, como “Tango Till They’re Sore” o el blues “If the Sea Was Whiskey” de Willie Dixon, interpretado con el ukelele y puso el punto de crítica e ironía, dedicando una llamada-canción a su vecino Donald Trump.  También hizo un repaso por los temas de anteriores grabaciones, como “Our Lady of Pigalle” del disco Bare Bones o “Bird On the Wire” perteneciente a The Blue Room, permitiéndose cantar con acierto en diferentes lenguas, empleando el francés en “J’ai deux amours”, el portugués, en la bossa nova de Jobim “Água de Beber” y el español, para “No soy de aquí ni soy de allá” del mencionado cantautor argentino Facundo Cabral, coreadas estas dos últimas por parte del público, que aunque entusiasmado, estuvo mucho más reservado que las dos noches anteriores, dado el carácter más intimista de esta actuación.

Jon Herington a la guitarra y Barak Mori al contrabajo, arroparon con sus bellas interpretaciones a la cantante y también prestaron sus voces en algunas ocasiones, recreando una bella versión del clásico de 1915 “I Ain’t Got Nobody” o en los temas dedicados a las mujeres y a los hombres respectivamente por Madeleine, “Shout Sister Shout” de Sister Rosetta Tharpe y “Everything I Do Gonh Be Funky (From Now On)” de Allen Toussaint.

La recta final de concierto la protagonizaron el tema “More time” del poeta jamaicano Linton Kwesi Johnson, y el clásico del maestro Leonard Cohen “Dance Me To The End Of Love”. El público, que expresaba a su salida la felicidad por el bello espectáculo que acababan de presenciar, motivó el regreso al escenario de los artistas para ofrecer un viejo tema de la historia de la música, el “Careless Love”, popularizado por la Emperatriz del Blues, la gran Bessie Smith.

Texto: © José Miguel Sebastián, 2017
Fotografías: © Chusmi10, 2017