Guillermo Bazzola: Rebound (Gnu Town, 2017) [Grabación de jazz] Por Carlos Lara

image_pdfimage_print

El argentino afincado en Madrid Guillermo Bazzola, del que ya conocíamos sus anteriores trabajos en trío, cuarteto y dúo, se presenta ahora con una formación en quinteto. A 14 años del gran disco con el “Gnu Trío”, con sus colegas Marcelo Peralta y Andrés Litwin, y a tres ya de sus últimas grabaciones, este natural de Santos Lugares (Buenos Aires) vuelve a la carga con un nuevo grupo que ha plasmado su trabajo en el disco Rebound.

El disco se abre con la pieza “Rebound”, traducida como Rebote, que da título al disco. Tiene un comienzo lento con punteos de guitarra y acompañamiento de los metales, saxo alto y trombón. Le sigue fraseo de Bazzola y una vuelta al riff del comienzo. El punteo es nítido y claro, que recuerda mucho a John Abercrombie, su músico preferido, recientemente fallecido. La pieza se desarrolla a medio tempo con saltos in crescendo para mantener la tensión.

“Insomnia Waltz” evoca un estado de duermevela. Ritmos inquietantes de la guitarra, con la pieza poco a poco convirtiéndose en un paseo musical, en el que en cualquier momento pueden desatarse los músicos. Retoma el relevo el trombonista con un suave fraseo, con el guitarrista de fondo y la batería aportando un buen sentido al tema. Eugeniusz Marciniak se luce con una intensidad media que otorga al tema cierto calor intimista, retomado por Bazzola en un desarrollo brillante, hasta que es acompañado por los metales y da paso a la improvisación de la guitarra.

“Romántica” es una pieza que tiene raíces italianas, como el guitarrista, que comienza con los metales (saxo alto lleva la iniciativa con el trombón en segundo plano) y la música evoluciona como meandros de un río. Vuelve el solo del trombonista con un peculiar estilo comedido y preciso. El bajista interviene con un punteo grave, al que le sigue el guitarrista con otro punteo similar y ya el resto de la banda con los metales.

En “Two Jims and Bob”, Bazzola hace un homenaje a uno de los tríos más innovadores del jazz como fue el formado por Jimmy Giuffre, Jim Hall y Bob Brookmeyer. Aquí la guitarra lleva la iniciativa con ciertos toques de carácter festivo, el clarinete y el trombón interfieren, creando un cuadro que poco a poco va tomando color. El desarrollo de la pieza aporta un gran momento de swing con un tono cálido.

“Elipso” se inicia con un solo de bajo y batería, acompañando a la guitarra de Bazzola con algunos guiños a Frisell, y empieza a desarrollarse un calipso bastante sui generis, que entra muy bien por su amabilidad a los oídos.

“Reno”, en recuerdo de una estancia de Bazzola en Finlandia, comienza con una interpretación a solo de la guitarra que evoca esos espacios solitarios que se escucha en el jazz nórdico con una sencilla melodía. El saxo y el trombón refuerzan esa connotación evocadora muy característica.

“In Motian” dedicado al batería Paul Motian, el guitarrista empieza a crear un ambiente íntimo, con punteos y frases a modo de apuntes. El saxo encara un fraseo muy en la línea de la plegaria coltraniana, mientras que la guitarra introduce detalles que enriquecen aún más el tema. El trombón se incorpora para aportar su grano de arena, mientras que el saxofonista improvisa hacia terrenos más liberados. La pieza se hace más festiva y amable con todo los músicos tocando al unísono. La pieza está interpretada a medio gas y así termina.

“Feigele” en idioma yiddish significa pequeño pájaro, refleja el interés de Bazzola por la música Klezmer. El saxo y el trombón llevan la dirección de la pieza.con la guitarra en un punteo desatado y que se desarrolla in crescendo, con el silbato a modo de homenaje a Roland Kirk. La pieza coge ritmos alegres que son intersectados por los punteos del guitarrista.

“Paco´s Bar”, en recuerdo de un amigo coruñés, es un tema de aires festivos y frescos, en el que se pone en claro que se trata de un divertimento del compositor. Ritmos un tanto pegadizos, que rápidamente dan paso a los aderezos que van engalanando la pieza hasta crear cuerpo. El trombonista aporta mesura y nitidez, sin desmadrase en ningún momento, seguido por otro solo del saxofonista igual de cálido con frases muy bien traídas, La guitarra realiza unos punteos que tiene una coherencia sin pretender ser estridente. Es una guitarra tranquila y al mismo tiempo ajustada a cada momento. El riff festivo del tema sirve para destensar y crear bienestar al oído

“Gnu Stomp”, el tema que cierra y el más largo del disco, fue ya grabado por Guillermo Bazzola con el Gnu Trio, donde los músicos prácticamente tienen carta blanca para explorar y experimentar en nuevos sonidos, es una jam realizada en estudio, donde la guitarra marca la senda al resto del grupo. Los dos metales marcan el ritmo. junto al batería. En un riff que sirve para que, el trombonista se explaye con un fondo muy suave. Poco a poco las frases del trombonista se hacen más intensas y la pieza va cogiendo cuerpo con las aportaciones por debajo de guitarra, bajo y batería. La guitarra realiza distorsiones y de nuevo a la manera de Abercrombie los solos se van superponiendo hasta ir creando un cuadro lleno de matices y detalles. El saxo retoma con suavidad creando un ambiente propio a través de una intervención bastante larga aportando con su propio solo un oportuno pasaje. El guitarrista utiliza el pedal para crear efectos internos. El saxofonista continúa desarrollando su parte con mucha ambición. El batería, el bajo eléctrico y la guitarra ocupan un dilatado espacio erigiéndose en protagonistas de la recta final de esta jam de estudio.

Rebound muestra con detalles y destellos las influencias de siempre del guitarrista, con particulares homenajes a sus músicos más queridos en el jazz, que se van descubriendo según se escucha el disco. Para quien hubiera seguido hasta ahora la carrera de Bazzola este disco puede suponer una propuesta poco reconocible en ocasiones, aunque por supuesto, sigue siendo muy fiel a su estilo. Su bagaje como músico y erudito del jazz suponen un plus de coherencia sobradamente demostrada. En este trabajo incorpora algunos instrumentos nuevos, pero la calidad de las composiciones y de los arreglos, siguen mostrando a un Guillermo Bazzola en plena forma.

 Tomajazz: © Carlos Lara, 2017

Guillermo Bazzola: Rebound

Guillermo Bazzola (guitarra eléctrica y efectos), Ricardo Tejero (saxo alto y clarinete), Eugeniusz Marciniak (trombón), Dani Batán (bajo eléctrico y efectos) y Cesar De Frías (batería y percusión).

1 “Rebound”, 2 “Insomnia Waltz”, 3 “Romantica”, 4 “Two Jims and Bob”, 5 “Elipso”, 6 “Reno”, 7 “In Motian”, 8 “Feigele”, 9 “Paco´s Bar” y 10 “Gnu Stomp (Studio Jam)”. Todas los temas escritos y arreglados por Guillermo Bazzola

Grabado en Gnu Town Studio, Madrid, el 30 de enero y el 6 de febrero de 2017. Publicado en 2017 por Gnu Town.

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.