image_pdfimage_print
  • Fecha: Jueves, 14 de setiembre de 2017
  • Balanyà-Rogers-Sanders
    Josep Maria Balanyà, piano y voces
    Paul Rogers, contrabajo de siete cuerdas
    Mark Sanders, batería
  • Fecha: Viernes, 15 de setiembre de 2017
    Oriol Roca Trio
    Oriol Roca, batería y composiciones
    Giovanni de Domenico, piano
    Manolo Cabras, contrabajo
    Aurora
    Pere Martínez, cante
    Max Villavechia, piano
    Javier Garabella, bajo eléctrico
    Joan Carles Marí, batería
    José Manuel Álvarez, baile flamenco

 

 

El trío, de alba bien reciente, constituido por el pianista catalán Josep Mª Balanyà, el contrabajista galés Paul Rogers y el baterista inglés Mark Sanders. Tres músicos de amplia trayectoria, contrastado bagaje y amplia discografía, se presentó en la segunda jornada del MMVV.

 

Ejecutaron un proyecto de extenso espectro. Tres músicos que parecían interactuar por vías telepáticas, cada uno con un punto distinto de fuga visual, aunque de escucha sumamente atenta, como en un no mirarse para mejor oírse, con una ejecución remarcablemente fluida y coincidente, plasmando un magma musical variado y bien amasado.

 

Desde los frotados de los palillos de Balanyà, cual hombre primitivo al encuentro del fuego primigenio hasta la interesante deconstrucción, en amalgama free, de “Els Segadors”, ya en el tramo final, pasando por diferentes parajes oscilatorios, entre sugerentes, especulativos y musculados. Sin olvidar algunos de los desgarros vocales, puro heavy metal, del pianista.

 

Con la sonoridad del singular contrabajo de siete cuerdas, diseñado por el mismo Rogers, pulsado, impulsado, fregado, golpeado y acariciado mediante la utilización de distintos arcos, y el percutir infalible de Sanders, de impasible apariencia pero de plena contundencia.

 

El baterista Oriol Roca junto a dos de sus máximos cómplices, Giovanni di Domenico al piano y Manolo Cabras al contrabajo (con los cuales viene colaborando desde hace tres lustros), ha grabado recientemente su primer trabajo discográfico a su nombre, el interesante mar, sí, en minúscula como remarcando la discreción de su autor.

 

Un trabado formado por siete temas, todos compuestos por Roca, dos de ellos a modo de agradable y acariciante canción sin letra, y un particular recuerdo a Maurice Chevalier. Un trabajo pausado, plácido y envolvente, que requiere su escucha atenta.

 

El directo, con prácticamente todos los temas del CD, disfrutó de un espectro más abierto y contrastado, dejando fluir componendas más musculadas, con aportaciones más viscerales que engrandecieron el proyecto e incrementaron el contraste entre las composiciones. Como suele ser habitual en el jazz, las músicas improvisadas y en el flamenco, los directos se acrecientan en relación a su referentes discográficos.

 

Terminamos nuestro sendero jazzístico con el quinteto Aurora, que presentó su trabajo “homónimo”, a caballo entre la música clásica española (Pedrell y Falla), el flamenco, el jazz con regusto de fusión más algunos textos de García Lorca.

 

Un directo que cuando más se alejaba de la tradición y a su vez más se adentraba por senderos más actuales, con ciertas cercanías al omega morentiano, más interesante y sugerente nos pareció.

 

Un grupo joven que cuenta con fehacientes mimbres. La voz flamenca, potente y segura de Pere Martínez, el piano elegante, con querencia por los silencios, de Max Villavecchia, el bajo eléctrico de Javier Garrabella, la percusión de Joan Carles Marí y el contrapunto del baile flamenco de José Manuel Álvarez.

 

Una formación que suena distinta, donde se vislumbran líneas diferentes, entre añejas y modernas.

 

Nos quedamos con las ganas de escucharlos y verlos más allá de los rigurosos cuarenta y cinco minutos pautados por el MMVV.

Tomajazz. Texto y fotografías: © Joan Cortès, 2017