image_pdfimage_print

El trío alemán Malstrom (Jo Beyer -batería-, Axel Zajac -guitarra-, Salim Javaid -saxo-) fue el grupo ganador del Concurso Internacional de Grupos de Jazz de Getxo 2017. Con cinco años a sus espaldas y cuatro CD publicados (el último de ellos grabado en sus dos actuaciones en directo en el festival getxotarra), en su música se adivinan influencias de lo más dispar para generar una propuesta de gran contundencia. El baterista Jo Beyer respondió por correo al cuestionario confeccionado por Pachi TapizJosé Luis Luna Rocafort es el autor de las instantáneas del grupo a su paso por Eivissa Jazz 2017.

Pachi Tapiz: ¿Cuándo comenzó el grupo Malstrom?

Jo Beyer: Nos encontramos en 2013 mientras estudiábamos música en Hochschule Osnabrück.Empezamos a componer y a intentar tocar nuestra propia música. Conseguimos mucho apoyo de la Universidad en la que estudiábamos. Un montón de profesores nos ayudaron y nos dieron un cantidad de consejos. Ensayamos mucho juntos e intentamos desarrollar nuestra música y grabamos nuestro primer disco en el estudio que es parte de la Universidad. Con esta grabación organizamos un montón de conciertos y tocamos muchas veces abriendo conciertos o actuando en pequeños clubs.

Jo Beyer

Pachi Tapiz: Defines Malstrom como “drum’n’bass – metal – jazz”… ¿cuáles son los grupos y/o músicos que te influyeron para crear Malstrom?

Jo Beyer: En estos momentos no intentamos definir nuestra música como ningún género. Todos tenemos diferentes backgrounds y hemos escuchando muchos y muy distintos tipos de música. Probablemente esa es la razón del resultado de nuestro sonido y de la música que hacemos. Ahora mismo no pensamos sobre como querríamos sonar en general o qué género nos gustaría tocar. Nosotros tocamos la música que nos gusta. Hay infinidad de bandas que son responsables de nuestra clase de aproximación a la música y de nuestro sonido como Meshuggah, Blink 128, Incubus, Limp Bizkit, Christina Aguilera, Nils Frahm; un montón de grupos  y músicos de jazzcomo Jack de Johnette, Ornette Coleman, Miles Davis, Charlie Parker, Tigran Hamasyan, Tyshawn Sorey, Vijay Iyer; pero también la música clásica contemporánea.

En mi caso también una gran influencia es Christian Lillinger, un baterista, compositor y líder alemán que me ha inspirado mucho en improvisar libremente.

Salim Javaid

Pachi Tapiz: “Descent into Malstrom” es una obra maestra del pianist Lennie Tristano… ¿De dónde proviene vuestro nombre?

Jo Beyer: Para ser honestos, desconocíamos que existe ese tema de Lennie Tristano.

Hay un gran remolino en el mar que se llama “Malstrom”. Es una historia que cuentan los marineros, que dice que ese remolino es extremadamente grande y poderoso. Muchos barcos desaparecieron cuando se acercaron a ese remolino. Nos gustaba esa imagen de un fenómeno natural con un poder tan extremo.

Malstrom también existía en la mitología griega. Es una puerta que representa la entrada a otro mundo mágico. También nos gustaba esa posibilidad de alcanzar y descubrir un nuevo mundo desconocido.

Axel Zajac

Pachi Tapiz: Malstrom ganó el “Concurso Internacional de Grupos de Jazz de Getxo”. ¿Cuál es la importancia que tiene el haber ganado este importante concurso de jazz joven?

Jo Beyer: Creo que es muy importante para los grupos jóvenes participar en distintos concursos. Siempre se consiguen muchos nuevos contactos, críticas, reseñas…

Ganar esos concursos también significan, por supuesto, ganar dinero que se puede emplear en desarrollar nuestra música, publicar nuevas grabaciones, pagar el merchandising

También es de mucha ayuda el conseguir los vídeos de nuestros conciertos, que se pueden usar para promocionarnos y para que nos contraten. A causa de ganar el concurso hemos conseguido unos cuantos conciertos más lo que también es muy importante. Finalmente, aunque no por ello menos importante, está el que se haya publicado un disco en directo a partir de los conciertos en Getxo, lo que ha sido muy útil para lograr la atención de la prensa.

Lograr que te presten atención es probablemente lo más importante que ocurre cuando ganas este concurso. Consigues nuevos contactos, posibilidad de nuevos conciertos y a aficionados que tienen la oportunidad de conocernos y de escuchar nuestra música.

Pachi Tapiz: Sois un grupo muy joven, pero a pesar de eso habéis publicado un nuevo CD cada año desde 2015… Ya tenéis publicadas cuatro grabaciones. En vuestro tercer CD el pianist Florian Weber colaboró con vosotros. Los otros tres discos fueron grabaciones como Malstrom exclusivamente. En 2018, ¿cuál será el próximo paso en vuestra Carrera?

Jo Beyer: Ahora mismo no hay planes concretos para un nuevo CD. Sabemos que grabaremos y publicaremos un nuevo CD pero no sabemos todavía cuándo. Desde hace unos meses estamos intentando desarrollar un nuevo concepto de directo. No tenemos un setlist, sino que comenzamos el concierto tocando libremente. Únicamente dejamos que ocurra lo que tenga que ocurrir. Eso no significa que ya no tocamos más nuestras canciones, sino que estas son algo así como un vocabulario que podemos usar, pero que tampoco es obligatorio que lo hagamos. Algunas veces tocamos pequeñas partes de una canción o las conectamos de una nueva forma. A veces tocamos libremente e improvisamos según el estado anímico de una canción concreta o simplemente tocamos las canciones de arriba abajo.

Eso es emocionante y nuevo para nosotros, además de una gran posibilidad para tocar los conciertos según un determinado estado anímico. En el pasado, cuando hemos estado tocando un montón a veces ocurría que cuando tocábamos sabíamos antes de tocar qué iba a ocurrir. Ese sentimiento destruía gran parte del potencial creativo y nos hacía sentirnos cansados. Así que ha sido una gran idea ese concepto de conciertos abiertos y tocar de un modo mucho más fresco, libre y creativo todo nuestro material.

También estamos intentando tocar mucho más en locales que no sean locales específicos de jazz. Hemos experimentado que puede ser realmente inspirador tocar para gente joven que escucha música rock. Es otra atmósfera totalmente diferente cuando la gente no se sienta, sino que está de pie y se mueve con nuestra música. Por supuesto que es fantástico el ambiente de un club de jazz o un festival. Pero intentamos abrirnos a la posibilidad de conocer cuáles son los festivales y clubs en los que podríamos tocar y también conocer a los distintos tipos de oyentes a los que podemos llegar con nuestra música.

Tomajazz. Entrevista y fotos de las grabaciones: © Pachi Tapiz, 2018
Fotografías de los músicos y del grupo en su paso por Eivissa Jazz 2017: © José Luis Luna Rocafort, 2017
Agradecimiento a Juan Antonio Serrano Cervantes.