image_pdfimage_print

Por Juan Antonio Serrano Cervantes (texto), y José Luis Luna Rocafort (imágenes).

XXX Eivissa Jazz

  • Fecha: 7 de septiembre de 2018, 21:30
  • Lugar: Baluard de Sta. Llúcia (Eivissa / Ibiza)
  • Grupos:
    Antonio Serrano Quartet
    Antonio Serrano (armónica)
    Dee Jay Foster (contrabajo)
    Albert Sanz (piano)
    Esteve Pi (batería)
    Eivissa Jazz Experience Sextet
    Abe Rábade (piano y dirección musical)
    Gorka Benítez (saxo tenor, flauta)
    Carlos Martín Moreno (trombón, congas)
    Iago Fernández Camaño (batería)
    Reinier Elizarde Ruano (contrabajo)
    Voro García (trompeta, fiscorno)

Utilizada ampliamente en el mundo del blues, la armónica apenas es utilizada en el jazz. Jean Baptiste Frédéric Isidor Toots Thielemans puso al instrumento en el mapa del jazz y Antonio Serrano ha seguido su legado. Todo un lujo para el jazz nacional y el encargado de abrir la jornada del jueves de Eivissa Jazz 2018, acompañado por Dee Jay Foster y los ya conocidos por aquí Albert Sanz y Esteve Pi. Nos presentaron Tootsology, homenaje a la obra de Thielemans que precisamente empieza con ese vibrante “Tootsology”, original de Serrano.

 A partir de aquí, un repaso a temas emblemáticos compuestos o tocados por uno de los belgas más universales, fallecido en 2016, como su composición “Harmonica Rag”, tema con claros aires parisinos. Destacable al piano Albert Sanz en “Don’t Be That Way”, de Benny Goodman. Otro original de Toots, “Soul Station” (no confundir con el homónimo de Hank Mobley) es un largo blues que empieza solo con la armónica, después Foster-Sanz-Pi tienen un buen momento para tocar a trío, incluido un interesante paseíto por las cuerdas del contrabajo a cargo de Dee Jay Foster, para rematar el tema otra vez a armónica sola. Para tocar el tema de Charlie Parker “Donna Lee” fue invitado a subir al escenario Voro García. El trompetista valenciano hizo la parte de Dizzie Gillespie mientras serrano hacía la de Bird aprovechando para citar unas frases de “We Shall Not Be Moved” (“No nos moverán”), y completando el tema, buen solo de Esteve Pi.

En su disco The Brasil Project Vol. 2 (1993, BMG), Toots grabó “Travessia”, de Milton Nascimento, según Antonio Serrano “uno de los momentos más románticos de Toots”, tema que le tocó cantar a Albert Sanz. A continuación, ritmos caribeños con “Everywhere Calypso” (Sonny Rollins) con una generosa intro a la armónica y un recuerdo para “Maná Maná” de Barrio Sésamo (Toots compuso la sintonía de este programa infantil). Para terminar con “Three Views Of A Secret” de Jaco Pastorius, y no podía ser de otra manera, “Bluesette”, inolvidable tema compuesto por el músico belga.

Era el turno de Eivissa Experience 2018. Su formación varía cada edición, convirtiendo esta experiencia en algo único. Cada año Abe Rábade convoca a músicos que previamente hayan tocado en el festival (hemos visto desde dúos hasta septetos). Cada uno aporta un tema que los demás deben estudiar y unicamente ensayan un par de veces cuando ya están en Ibiza para tocar. En esta edición se observó buena compenetración en el grupo, como si no se hubieran visto dos días antes. Ejemplo el enérgico y con buen sonido colectivo “Big Young Soul” (Iago Fernández). Más lento fue “Leonor de Aquitania” (Gorka Benítez), tema con fuerza e intensidad. Ritmo más vivo en “El conguero” (Reinier Elizarde), con metales brillantes, Gorka a la flauta, Abe Rábade en su lado más rítmico y un interesante diálogo entre flauta y trombón al que se uniría Voro García con la trompeta y buen final ya todo el grupo. Abe Rábade aportó “Tránsito 6. Wheel of Hope”. Bella melodía, muy orquestal y terminando de forma solemne. Tras el concierto el pianista nos comentó que había querido adaptar al jazz las formas de orquestación clásica.

Llegados a este punto, una sorpresa (relativa si mirábamos la cantidad de sillas sobre el escenario), La Big Band Ciutat d’Eivissa tocaría tres temas con la Experience con algunas modificaciones: Chelu García y Dani Marín (piano y batería) no actuaron, a cambio se incorporó el vibrafonista Andrés Coll y el guitarrista René Mercier sustituyó a Radomir Milojkovic.

Con Abe Rábade a la dirección nos interpretaton un vibrante “Payuki Codes” (Carlos Martín), con protagonismo del trombonista que también se sentó al cajón; “Bones” (Voro García), empezaron el tema los vientos de la BBCE añadiéndose la sección rítmica y todos reforzando el sonido de Voro al fiscorno, con Carlos Martín a las congas, solos también de Iago Fernández y Reinier Elizarde y final con Voro a la trompeta con sordina. Terminaron con “Babel de sons” (Abe Rábade), de los tres el tema en que más participó la BBCE con Gorka Benítez solista al tenor. Podemos decir que la BBCE superó la prueba.

Parecía el final pero los miembros de la Experience nos regalaron un blues improvisado, al que Antonio Serrano, que se sumó al grupo y que además de tocar la armónica se encargó de añadir voz: “Everyday I have the Blues”, parafraseando a B.B. King.

La Eivissa Jazz Experience fue una genial idea de Juan García Merayo y debemos estarle siempre agradecidos por ello y a Abe Rábade por aceptar el reto. La sensación del público era la de haber asistido a una de las mejores Experience desde 2006. Para quien todavía quería más, quedaba la jam de “Sa Qüestió”.

Tomajazz. Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2018
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2018