image_pdfimage_print

31º Festival de Jazz San Juan Evangelista 2012. “La improvisación esencia y magia del Jazz”

  • Fecha: 27 de octubre de 2012.
  • Lugar: C.M.U. San Juan Evangelista (Madrid).
  • Componentes:
    Platform 1
    Ken Vandermark: saxo tenor y clarinete
    Magnus Broo: trompeta
    Steve Swell: trombone.
    Joe Williamson: contrabajo
    Michael Vatcher: batería
  • Comentario:

    El nuevo proyecto capitaneado por Ken Vandermark apuesta como todos los suyos por una constante búsqueda de sonidos nuevos y en los que vuelve a demostrar la importancia que este fuera de serie otorga a la interacción comunicativa de los músicos, siempre con altas dosis energéticas de por medio. Platform 1 basa gran parte de su esencia musical en elfeedback comunicativo entre todos sus componentes. En teoría de la comunicación nos enseñaron que el emisor se puede convertir en receptor y viceversa. No hay un único protagonista que lleve las riendas del proceso creativo, en este caso musical. En Platform 1 el equipo está por encima de las individualidades.

    Tanto Vandermark como Magnus Broo no era la primera vez que pisaban el escenario del San Juan. En el año 2008 ya mostraron sus cualidades. A diferencia de las propuestas estilo Peter Brötzmann’s Chicago Tentet, la música de Patform 1 se nutre de sonidos más tradicionales, con claras referencias a momentos estelares del jazz, adaptados a una propuesta compacta y llena de matices. Si entonces Vandermark apostaba por el free-jazz, en esta ocasión hay una marcada tendencia hacia sonidos más vanguardistas, con grandes fases de música improvisada, intercaladas con otras más orquestales o corales. Música a mitad de camino entre el bop-free y la música improvisada, donde el aspecto estético de la misma cobra mayor protagonismo, en detrimento de la fortaleza.

    Tanto Vandermark como Broo se ponen al frente de un proyecto en el que el resto de la banda la completan músicos experimentados con gran bagaje y con suficientes garantías. Músicos norteamericanos afincados en Europa, en países donde tienen un gusto exquisito por el arte musical y por el jazz en especial, como Suecia y Holanda. El trombonista americano Steve Swell es un fiel discípulo de Roswell Rudd, el canadiense Joe Williamson al contrabajo adquiere sus momentos de protagonismo y Michael Vatcher, es un batería gran creador de acentos sonoros y matices.

    Joe Williamson puede crear sonidos envolventes con el arco que se rompen con los tres vientos acelerando los sonidos improvisados. La potencia de los vientos realzan todos los temas y desarrollan un equitativo reparto de papeles a lo largo del concierto, siempre manteniendo una casi perfecta asimetría. El tenor de Vandermark pone en el aire un aroma especial a sonido añejo plenamente contemporáneo. En la trompeta de Magnus Broo hay momentos de Clifford Brown y Lee Morgan, pero también se intuyen retazos del Miles Davis más vanguardista. Concierto con buenos momentos de tempestad sonora sorteados por otros más calmados. Tanto en su faceta más emocional como en la visceral, Vandermark convierte sus conciertos en todo un catálogo de mensajes directos en los que no caben las divagaciones.

    Texto: © 2012 Carlos Lara
    Fotografías: © 2012 Sergio Cabanillas