Kiko Berenguer (Paris y St Georges de Didonne, Francia. 3 y 4 de abril de 2019) [Conciertos]

Por P. Al Maced.

Estreno en Francia del saxofonista Kiko Berenguer y su Cuarteto.

Kiko Berenguer, saxofonista valenciano, acompañado de su cuarteto, fue invitado en el marco del proyecto Cuando el jazz se cruza con el flamenco en París, en el Sunset-Sunside y en Saint-Georges de Didonne, que a pesar de ser una modesta ciudad del Suroeste de Francia, suele descubrir al público a músicos a quienes no se les ha reconocido todavía dentro del hexágono.

En el famoso club parisino, a lo largo de tres sets, Kiko fue destilando sus mejores composiciones, escritas minuciosamente y en las que cada nota tiene su sitio sin dejar lugar al azar. Fueron dialogando sus saxofones con la guitarra flamenca de Juan del Pilar y el cajón y la batería de Miguel Asensio, mientras César Giner actuaba de moderador con el bajo eléctrico.

Se alcanzó el climax en el primer set con “Canastera” y “Narsong”. Después del receso fueron emergiendo “Conversa”, “Mi Camino” y “Reencuentro” de entre ocho preciosos temas.

El público pudo percatarse de las cualidades de Kiko Berenguer durante el tercer momento, cuando tocó un clásico del bolero “Ayer te Vi Llorar” y terminó de manera muy hermosa la actuación con “Canela y Menta”.

Al día siguiente se notaba una gran expectación en el Centro cultural de Saint-Georges de Didonne, donde una conferencia previa puso a los asistentes sobre la pista de la fusión del jazz y flamenco, en la que se escucharon fragmentos de Negro Aquilino, Montoya, Hampton, Miles Davis, Pedro Iturralde, Paco de Lucía, Jorge Pardo, Chano Domínguez, Juan Manuel Cañizares, Miguel Núñez y hasta la Barbería del Sur…

Kiko Berenguer entra de lleno en su propósito con “Blue Rumba” único tema que no es de su autoría y “Aire”, tema emblemático de su último disco. El diálogo entre los dos géneros vuelve a poner de realce el profundo conocimiento del jazz y de los fundamentos del flamenco que posee Berenguer y la técnica impecable con la que hacer brotar el alma de sus saxófones.

El artista, con la gran personalidad y originalidad que le caracterizan, se destaca de los líderes actuales del jazz-flamenco tales como Chano Domínguez y Jorge Pardo. Sin virtuosidad innecesaria, sin notas redundantes. Un hermoso sonido muy fluido singulariza su expresión en especial con “Canastera” y “Narsong” cuya bella melodía fue respaldada por el bajo y las palmas de los músicos que recibieron intensos aplausos a lo largo de sus intervenciones.
César Giner recalcó el diálogo entablado gracias a su dominio del bajo, como lo atestiguaron sus solos que conmovieron a la asistencia mientras el sabor de la guitarra flamenca estalló entre los dedos de Juan del Pilar, en sus introducciones e improvisaciones. Se saboreó la gran destreza de Miquel tanto con la batería como con el cajón, peculiarmente en “Dancing with the Moon”.

Como el día anterior, el precioso “Canela y Menta” puso punto final al show y el público, entusiasmado, se puso a aplaudir y a felicitar al cuarteto.

En una sala donde el público está directamente en el escenario fue fácil para los aficionados, al final del concierto, acercarse al saxofonista y sus compañeros y ofrecerles sus felicitaciones que también merecen la asociación local, El Tren Latino, organizador del evento y los servicios culturales del ayuntamiento para asumir el riesgo de traer por primera vez en Francia a Kiko Berenguer.

Texto: © P. Al Maced, 2019
Fotos en el Sunset (2 primeras fotografías) : © Patrick Martineau, 20149
Fotos en St Georges de Didonne (4 últimas fotografías) © Jean Patrick Bouty, 2019