image_pdfimage_print

Por Enrique Farelo.

  • Fecha: jueves 23 de mayo de 2019 a las 20 horas.
  • Lugar: Fundación Carlos de Amberes (Madrid).
  • Grupo:
    Vein “Symphonic Bop”
    Michael Arbenz: piano
    Thomas Lähns: contrabajo
    Florian Arbenz: batería

Los tres componentes de trío suizo Vein, poseen una sólida formación clásica que muestran en sus conciertos fusionando con soltura esta faceta con la improvisación jazzística y habiendo sido acompañados por músicos del prestigio del trombonista Glenn Ferris y los saxofonistas Greg Osby, Dave Liebman o Andy Sheppard a lo largo de su ya dilatada carrera.

Con más de una docena de discos publicados se presentan en Madrid con su último proyecto Symphonic Bop del que tocaron dos composiciones: “Boarding the Beat” (también incluido en su álbum The Chamber Music Effect) con la que se abrió el concierto, y “Fast Lane” con la que lo cerraron; por el medio quedaron composiciones de su disco VEIN Plays Ravel completamente dedicado al compositor Maurice Ravel, entre las que disfrutamos, “Le Tombeau de Couperin”, “Movement De Minuet” o “Blues”.

El trío mantuvo el equilibrio de sus tres componentes tanto en sus intervenciones, arreglos, composiciones e improvisaciones a lo largo de toda la actuación mostrándose como grupo sólido y solvente, sin fisuras y con momentos de gran belleza estilística.

Con “Boarding the Beat” se pusieron las bases de lo que se nos iba a ofrecer. El cruce del swing con el feeling, la unión de lo apacible con lo tormentoso con constantes modulaciones y cambios de intensidad en el que todos participaron a partes iguales.

La suite “Le Tombeau de Couperin”, dividida en tres partes, “Prélude”, “Forlane” y “Toccata”, supuso un guiño que de M. Ravel hizo a la música barroca y fue uno de los momentos más apetecibles y gozosos de la noche por la fuerza y energía controlada que puso al piano Michael Arbenz en “Prélude” y un rememorar a la figura del maestro Bill Evans en la bella y apacible “Forlane” que finalizó con un juego de notas al piano en “Toccata” del propio Michael Arbenz para dar un paso adelante para la brillante intervención de Florian Arbenz a las baquetas a la que Thomas Lähns se sumó con solidez y elegancia.

Con la sincopada y “quebradiza” “Fast Lane”, finalizó la actuación de un trío poco conocido en nuestro país pero de indudable valor artístico y que ha merecido las mejores críticas de los últimos años.

Tomajazz. Texto y fotografías: © Enrique Farelo, 2019