image_pdfimage_print
  • Fecha: 26 de julio de 2012.
  • Lugar: Plaza de Santa María, Peñíscola (Castellón).
  • Componentes:
    Sheila Blanco: voz
    Larry Martin, batería
    Richie Ferrer: contrabajo
    Enrique García: guitarra
    Domingo Sánchez: piano
  • Comentario:

    En las nueve ediciones de existencia del Festival de Jazz de Peñíscola, los conciertos celebrados en la Plaza de Santa María se han revelado como la cita más popular del ciclo. El entorno agradable de las terrazas de la plaza al abrigo de las murallas de la ciudad proporciona al público asistente la posibilidad de tomarse una copa mientras disfruta de un programa que en este escenario siempre aúna entretenimiento y calidad, este año de la mano de intérpretes como el guitarrista badalonés Pere Soto, el saxofonista Dmitry Baevsky o la veterana formación madrileña Larry Martin Band, quienes en esta ocasión fueron la última cita de esta rama del Festival.

    El grupo basó la mayor parte del repertorio de la noche de su nuevo trabajo discográfico Everything Must Change, publicado a principios de 2012 y distribuido por el sello Indigo Records. Su actuación, más orientada al swing y a standards del jazz vocal que en otras ocasiones, comenzó con “Deep In A Dream”, antes de pisar el acelerador con “You Hit The Spot” y meterse en las turbias aguas de “Brother, Can You Spear A Dime”. Siguió “Social Call”, y no faltó una agradecida versión del “Take Five” de Brubeck en la que el jefe de filas tuvo uno de sus momentos de más lucimiento en un solo de batería jaleado por el público. Tampoco faltaron composiciones originales del quinteto, como “Oh My God!!” de Richie Ferrer, además de “Silent Man” y “Since I Found You Baby”, composiciones ambas del guitarrista Enrique García –esta última a ritmo de bossa -, las tres con letras de Larry Martin. El grupo enfiló la recta final de la noche con “I’ve Got Just About Everything” para finalizar envolviendo al público con el sentimiento a ritmo pausado de “Everything Must Change”. Tras los insistentes aplausos del público agradecido, la banda volvió a subir al escenario para despedirse con “Alright, OK, You Win”.

    Tras casi veinticinco años en funcionamiento, la Larry Martin Band goza de buena salud tras los últimos cambios en su formación. Sheila Blanco ha tomado el relevo en la voz, y se revela una digna sucesora de los nombres insignes que la precedieron, como Doris Cales o Yoio Cuesta, tendiendo puentes con el público y moviéndose con versatilidad tanto en el swing como en el blues o las baladas. Asimismo, Domingo Sánchez ha recibido de manos de Moisés Sánchez el soporte armónico de la banda al piano, demostrando solidez rítmica y buen gusto en los solos. Completan la formación Richie Ferrer, uno de los decanos del contrabajo en España y la guitarra de Enrique García, quien junto con el propio Larry Martin suman los dos únicos miembros de la formación original de la banda, nacida en 1987.

     

    Todos juntos proporcionaron a los asistentes entretenimiento, swing y sentimiento a partes iguales, con una rítmica asentada por los años que se entendía sin mirarse y hacía que todo fluyera, con solos breves, directos, y una precisión en los arreglos que denotaba las horas de ensayo y ensamblaje. Todo ello con un acabado pulcro y reluciente que impactó y cautivó al público desde la primera nota. Una brillante despedida a las noches mágicas de la Plaza de Santa María.

    Texto y fotografías © 2012 Sergio Cabanillas