image_pdfimage_print
  • Simin Tander Quartet
  • 8 de febrero de 2013
  • Fundación Carlos de Amberes (Madrid).
    Con el apoyo de la embajada de Holanda. Promovido por Wei World Management
  • Componentes:
    Simin Tander: voz
    Jeroen van Vliet: piano y piano eléctrico
    Cord Heineking: contrabajo
    Etienne Nillesen: batería
  • Comentario:
    IMG_1046
    Tanto en Holanda como en Bélgica o en Alemania están apareciendo interesantes músicos con propuestas novedosas que intentan dotarse de un sello personal en su manera de entender el jazz.
    IMG_1062
    Uno de esos nombres es Simin Tander, que volvía por segunda a vez a Madrid. La cantante participó en el 2011 en el Festival de Jazz de la capital, y tanto entonces como ahora en su actuación en la Fundación Carlos de Amberes, actuó acompañada por la misma sección rítmica. Con un trabajo discográfico publicado hasta la fecha (Wagma), esta cantante de origen alemán y afgano compagina los acentos jazzísticos con sus conocimientos de la música oriental. Su lenguaje es original y por momentos es capaz de contagiar su emotividad. El repertorio que interpretó forma parte de su disco, en el que se incluye una canción cantada en español.
    IMG_1031 B_filtered
    Los temas compuestos por Simin Tander rezuman sensualidad y lirismo en sus interpretaciones, acompañados por otros en los que la improvisación adquiere más protagonismo. Para ello juega con la espontaneidad, la introducción de lo oriental y buenos momentos de acompañamiento de la sección rítmica, con los que se crean ambientes muy intensos. La fusión de la música étnica y el jazz contribuye a proporcionar ambientes intimistas, apoyados por el piano de Jeroen van Vliet, el contrabajo de Cord Heiniking y la batería de Etienne Nillesen.
    IMG_1059
    Simin Tander es una cantante con una gran capacidad para modular los registros de su voz. Tan pronto crea momentos a medio tempo, como otros que sirven para subrayar la vertiginosidad de la sección rítmica. Utilizando el recurso del susurro para comenzar los temas para dar paso al acompañamiento de la rítmica, su voz llega a convertirse en un instrumento más. En la segunda parte del concierto, con la incorporación de la electrónica para crear un ambiente especial, se sucedieron los temas donde se combinaba los sonidos experimentales con otras aportaciones propias del jazz. Fue ahí donde la cantante demostró sus mejores momentos.
    IMG_1055
    En general, el cuarteto dio la sensación de estar algo condicionado por un patrón un poco establecido, cuya barrera a veces no lograba traspasar, aunque sí hubo oportunidad de disfrutar de algunos pasajes, en los que esta nueva voz residente en Holanda supo comunicar espacios sonoros llevados a cotas de gran belleza.

Texto: © Carlos Lara, 2013
Fotografías: © Enrique Farelo, 2013