image_pdfimage_print

Por Juan Antonio Serrano Cervantes (texto) y José Luis Luna Rocafort (imágenes).
I Jazz Point Ibiza

  • Fecha: 7 de marzo de 2020. 20:30 (Segundo concierto)
  • Lugar: Teatro Ibiza (Ibiza)
  • Grupo:
    Jure Pukl Quartet + Invitado
    Jure Pukl (saxo tenor)
    Joel Ross (vibráfono)
    Joe Sanders (contrabajo)
    Nasheet Waits (batería)
    Invitado:
    Javier Vercher (saxo tenor)

El segundo concierto en el Teatro Ibiza (tras el del quinteto de Pere Navarro) de este primer Jazz Point Ibiza no podía terminar mejor que con la actuación de Jure Pukl. El esloveno afincado en Nueva York y su grupo fueron una de las sensaciones del festival. Entre los músicos con los que ha grabado encontramos a Vijay Iyer o la colaboración con el pianista croata Matija Dedić en el disco Hybrid (Whirlwind Recordings, 2017), en el que figura una versión de “Lonely Woman” de Ornette Coleman fascinante.

De los cuatro músicos que saltaron al escenario ya conocíamos a Joe Sanders y a Nasheet Waits de la noche anterior; el bajista nos iba a mostrar esta noche una cara más participativa que ayer, y en cuanto al batería, fue uno de los destacados del festival; por su parte, Joel Ross nos había dejado con ganas de oír más de su sonido al vibráfono después de la píncelada que nos había ofrecido con el quinteto de Pere Navarro, concierto que había abierto la noche.

Para empezar, “Gloomy Sunday”, bella melodía con introducción de Pukl, la parte central del tema desarrollándola solo el trío sin él, con Joel Ross que nos invitó a un interesante viaje por las láminas de su vibráfono (estuve a punto de escribir “teclas”, pero evidentemente son láminas), para recuperar la melodía en el momento que debía engancharse el saxo otra vez y terminar, pero esta vez con más energía. Siguieron con “Broken Circles” y con “Separation”, vimos a Joel Ross bajar significativamente el nivel de la música, más que porque el tema lo exigiera, quizás para intentar acallar el runrún que se oía desde el fondo de la sala y buen solo el de Joe Sanders tarareando la melodía, con una postura que creaba el efecto de resbalar por el contrabajo por su forma de tocar con las piernas semiflexionadas (como curiosidad tocó descalzo).

En “The Force” el invitado fue Javier Vercher, el madrileño-valenciano residente mucho tiempo en Nueva York fue otro de los muy aplaudidos por el público, y eso que no venía al festival con grupo propio sino como invitado, ayer viernes tocó con el cuarteto de Rick Margitza (también le vimos en la jam session) y mañana domingo lo haría con la Big Band Ciutat d’Eivissa, con Jure Pukl se juntaron sobre el escenario dos fuerzas de la naturaleza, cómo soplan estos dos. El concierto terminó con “Work” (de Monk), y “Triumph of Society”, donde además de la energía del esloveno disfrutamos de buenos momentos del trío vib-bajo-bat, con Joel Ross marcándose un bailecito y estupendos Sanders y Waitts. Terminaba así (al menos en su parte de recintos cerrados) esta primera edición de un festival que ha sido todo un éxito artístico y de público; si se repite en años venideros, la idea de traernos músicos del ámbito neoyorquino es un complemento ideal para el veraniego Eivissa Jazz, puesto que este último lleva años apostando fuerte por el jazz nacional y europeo.

Pero esto no era el final del todo, nos quedaba el domingo con una jornada matinal y gratuita.

Tomajazz:
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2020.
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2020.