image_pdfimage_print

Por Juan Antonio Serrano Cervantes (texto) y José Luis Luna Rocafort (imágenes).
I Jazz Point Ibiza

  • Fecha: 8 de marzo de 2020, 12:00
  • Lugar: Mercat Vell (Eivissa / Ibiza)
  • Grupo:
    Big Band Ciutat d’Eivissa + Invitados
    Antonio J. Marín, Santiago Ramírez, Pau García Rovés, Penélope Tafur (trompetas)
    Vicent Matoses, Vicent Tur, Jairo Marín, Jaume Tur (trombones)
    Muriel Grossmann, Mayra Riera, Nacho Marí, Gustavo Gamaza, Álvaro Boned (saxos)
    Radomir Milojkovic (guitarra)
    Chema Pellico (bajo)
    Dani Marín (batería)
    Santi Pérez (teclados, dirección)
    Invitados:
    Javier Vercher (saxo tenor, flauta travesera)
    Trevor Coleman (teclados, trompeta de bolsillo)
    Ramsés Puente (violín)
    Diego Román (voz)

 

La primera edición del festival Jazz Point Ibiza terminó con la actuación de la Big Band Ciutat d’Eivissa en un concierto gratuito cortesía del Ayuntamiento de la ciudad. Al igual que en las dos noches anteriores en las que hubo llenazo tanto en Heart Ibiza como en el Teatro Ibiza, el público acudió en masa a la conocida como Plaça del Mercat Vell (Plaza del Mercado Viejo, oficialmente Plaça de la Constitució). Ayudó un día claramente preveraniego más que de final del invierno o de la incipiente primavera. Ausencias, novedades y un relevo en la banda respecto a su anterior concierto de septiembre de 2019: los ausentes fueron la trompetista Wiebke Pahrman y el saxo tenor Jorge Ortiz, la novedad Gustavo Gamaza (saxo tenor), y en la dirección Santi Pérez sustituía a Vicent Tur. Javier Vercher era uno de los invitados, pero de hecho fue un miembro más durante todo el concierto, compartiendo atril con Muriel Grossmann.

Para empezar, diversión. “The Flintstones” (Los Picapiedra), con diálogo entre los saxos de Nacho Marí y Muriel Grossmann para acabar con toda la banda coreando ese ¡Vilmaaaa! Con el que terminaban siempre los capítulos.

El buen humor continuó con la sintonía de la comedia de TV. “Frasier”, con Trevor Coleman como invitado; fue uno de los animadores de la jam session del viernes con su trompeta de bolsillo y hoy se presentó con dicho instrumento además de tocar los teclados; bien las diferentes líneas de vientos y solos de Vicent Tur y el propio Coleman. El neozelandés dejó momentáneamente el escenario y el siguiente tema fue “Miss Fine”, de Oliver Nelson, con buena alternancia entre las distintas líneas de vientos, solo de Javier Vercher y muy bien la sección rítmica, con Chema Pellico y Dani Marín que nunca fallan, y un Radomir Milojkovic muy bien adaptado al grupo en un rol muy diferente a cuando toca con Muriel Grossmann.

Siguiente invitado, Ramsés Puente, violinista cubano que puede tocar piezas clásicas, jazz manouche, canciones sefarditas o música balcánica en diversos grupos y orquestas en los que participa, lleva aquí varios años y es todo un lujo para la isla. Su interpretación de  “Softly, as in a Morning Sunrise” estuvo cargada de swing mientras el director, Santi Pérez (cubano también) llevaba el ritmo con el pie derecho. Salida del violinista y vuelta de Trevor Coleman en una deliciosa versión de “Bye Bye Blackbird”.

Más invitados, esta vez el cantante Diego Román que se lució en “Night And Day”, de Cole Porter; Román es un tenor con aplomo, con cuerpo; habitualmente forma un dúo con Santi Pérez al piano, y precisamente el director cambió su atril de director por los teclados en It’s All Right With Me, también de Cole Porter y tocado en clave latina; solo de Javier Vercher a la flauta travesera y luego solos de Vicent Tur (trombón), Gustavo Gamaza (saxo tenor), Vicent Matoses (trombón), y Santiago Ramírez (trompeta). En “One Note Samba” otra buena intervención de trevor Coleman” y solo de Nacho Marí, y volvió Diego Román con una alegre versión de “Straighten Up & Fly Right”, del repertorio de Nat King Cole.

Solo de Dani Marín a la batería para anunciarnos el tema final, otro de Cole Porter, “Love For Sale”; los trombones empiezan a soplar y se les unen trompetas y luego saxos; más solos, ahora de Radomir Milojkovic y Javier Vercher. Quedaba tiempo para una propina, la repetición del tema de “Frasier” con solo de Vicent Tur y otra vez Trevor Coleman a los teclados y que nos dejó otro buen solo de su trompeta de bolsillo.

Para muchos, entre los que me incluyo, habrá sido nuestro último concierto hasta que se normalice la situación provocada por el coronavirus. También habrá sido para algunos (también me incluyo), nuestro último acto social. Por eso es importante que sigan las recomendaciones y se queden en casa, dejen la picaresca para las novelas del Siglo de Oro, que ya hemos visto que esa actitud nos hizo más mal que bien en su momento. Quédense en casa por respeto a toda esa gente que está arriesgando su pellejo por nosotros, y porque cuanto más tardemos en volver a la vida cotidiana, peor lo pasarán músicos, artistas, autónomos, pequeños empresarios o pequeños comercios, incluyendo a ese local que hemos convertido en nuestro favorito porque programa la música que más nos gusta. El mundo del jazz ya tiene que lamentar la muerte de Marcelo Peralta y Manu Dibango. Voy a barrer para casa y recomendarles que escuchen mucho jazz, ya sea en Streaming, en vinilo, CD, DVD o cualquier otro formato físico, así como también en esas pequeñas píldoras diarias que nos ofrecen en Facebook o Instagram toda esa gente que se dedica a hacer esa música que llamamos jazz, nuestra gran afición, para algunos también un virus, pero que no mata.

Tomajazz:
Fotografías: © José Luis Luna Rocafort, 2020.
Texto: © Juan Antonio Serrano Cervantes, 2020.