image_pdfimage_print
  • Fecha: 20 de febrero 2013
  • Lugar: Sala Galileo Galilei (Madrid)
  • Componentes:
    Jason Moran and The Bandwagon
    Jason Moran: piano
    Nasheet Waits: batería
    Tarus Mateen: contrabajo
  • Comentario: Con un millón de arpegios y minimalismo obsesivo, Jason Moran inicia el concierto inundando la sala Galileo Galilei con su hard-bop de pasión y desenfreno.
    jason_moran_bandwagon_8253
    Un comienzo con swing a múltiple velocidad, un trío de tres elementos que disfrutan uno a uno.Los últimos trabajos del pianista tejano los ha grabado en el prestigioso sello alemán ECM junto al saxofonista Charles Lloyd: Rabo de Nube (2008), Mirror (2010) y Athens Concert (2012). Lost In A Dream (2009) con Chris Potter y Paul Motian y el último a su nombre Ten (2010 Blue Note).
    jason_moran_8172

    Las características de su música intuyo que se acercan más a lo grabado en Blue Note que para el sello de Manfred Eicher. Su sonido es negro americano, una suerte de estilos que partiendo del hard-bop se mezclan con claridad y naturalidad donde confluyen el Blues, Rhythm and Blues, Ragtime, M-Base o Rock y en el que no falta la música clásica. Jazz alquímico personal e imaginativo, contundente e hipnótico donde prima la frescura creativa y la revisión de la tradición para llevarla al presente con miras al futuro.

    En la noche de Galileo Galilei aparecieron personajes importantes de la historia del jazz en forma de collage sonoro pregrabado, desde Billie Holiday a Fats Waller para dar pie al trío a desarrollar sus conversaciones y diálogos, no precisándose las miradas de complicidad habituales, ya que The Bandwagon es uno, compacto y sólido.
    tarus_mateen_8140

    Jason Moran nos deleita con su técnica depurada donde sus dedos saltarines recorren el teclado con nervio acelerado y decelerado en oleadas sónicas repletas de swing que nos muestra a grandes del pasado como Oscar Peterson o Thelonious Monk; Tarus Mateen corre veloz hasta la extenuación sin dejar un solo espacio libre de su mástil y Nasheet Waits con su golpeo firme y seco encarna el M-Base con poderío electrizante. Danza tribal hipnótica y salvaje en su solo.
    nasheet_waits_8280

    Pero aún hubo algo más, y es que Jason Moran estaba decidido a ofrecernos su lado vanguardista, su cara Free Avant Garde y para ello se apoyó en sus manos que arrastrándose por el teclado sumieron todo en un caos que desembocó en un ragtime optimista y amable que finalmente rompió con un arrebato explosivo.

    Con el aclamado bis final la música pregrabada formó un nuevo collage con el grupo que continuó con su libertad de miras, su sonido colorista y cálido incitando a la danza y al éxtasis atrayente.

    No hay duda: Jason Moran and The Bandwagon son los alquimistas del siglo XXI.

 

Texto: © Enrique Farelo, 2013
Fotografías © Sergio Cabanillas, 2013