image_pdfimage_print

A pesar de la pandemia se ha celebrado la 32ª edición de Visa Pour l’Image, festival de fotoperiodismo de referencia internacional que se celebra en la ciudad francesa de Perpignan. Se ha llevado a término con algunos retoques. Han disminuido, ligeramente, sus exposiciones a veinte (en los últimos años oscilaban entre 24 y 26), que han sido ubicadas en tan sólo tres espacios (cuando se repartían entre unos ocho). Se han incrementado las dos semanas habituales en dos fines de semana más y han readaptado las proyecciones nocturnas que se celebraban durante la primera semana.

Los tres espacios expositivos están muy próximos, a tocar el uno del otro. El Couvent des Mínimes (que alberga 15 exposiciones), La Église des Dominicans (con 4 exposiciones) y La Caserna Gallieni (con la selección de la prensa cotidiana internacional).

 

Église des Dominicans

En el reducido espacio de la Chapelle de la Funeraria du Campo Santo, con cien sillas de plástico, se pudieron ver durante las dos primeras semanas y a lo largo de todo el día, las proyecciones en bucle de lo que en anteriores ediciones se proyectaba al aire libre, en la pantalla gigante del recinto del Campo Santo, en las denominadas Soirées. Cada noche se iniciaba con un resumen de las noticias más remarcables desde la edición anterior, repartidas en grupos de dos meses consecutivos por jornada. Se completaba con el pase de distintos documentales fotográficos, montados de forma dinámica, con una, dos o tres imágenes abarcando toda la pantalla y una banda sonora seleccionada con criterio y buen gusto. También contaba con la presencia de algunos de sus autores. Se aprovechaban las veladas para ir entregando los galardones de los distintos premios del festival (en esta edición han sido quince).

Recinto Campo Santo con la Chapelle  Funeraria a la derecha

Por citar sólo cuatro trabajos, destacaremos, Les derniers des Mohana (Los últimos mohanes) de Sarah Caron, 22 fotografías a color, en distintos formatos sobre lona plastificada y que rompe con la estricta rigidez del formato uniforme de las otras exposiciones. Un proyecto dedicado a la última población flotante, en peligro de desaparición por la contaminación de las aguas, del lago Manchar situado al sur del Pakistán.

Chapelle Funeraria / Proyección-resumen mensual con un recuerdo para Peter Beard

Une plannète noyée dans le plastique (Un planeta ahogado en el plástico), de James Whitlow Delano, una cuarentena de fotografías en color, con las consecuencias del excesivo consumo y posterior desecho de los plásticos no reutilizables. Algunas de ellas muy sobrecogedoras y que invitan a la reflexión.

 

Église des Dominicans / Les  derniers des Mohana

Pandémie(s) [Pandemia(as)], una sesentena de fotografías a color, de diferentes fotoperiodistas realizadas en distintos lugares del mundo. Un trabajo coral relacionado con los efectos del confinamiento a causa del Covid-19.

Couvent des Minimes / Une plannète noyée dans le plastique

Le visage humain du Covid-19 à New York (El rostro humano del Covid-19 en Nova York), de Peter Turnley, con 55 fotografías en exquisito blanco y negro y con una fuerte componente visual, dedicada a las “víctimas y héroes o ambos a la vez” de la pandemia en Nova York.

Couvent des Minimes_Pandémie(s)

Se ha publicado el catálogo correspondiente, como es habitual desde 2008 año del 20º aniversario, en edición bilingüe francés/inglés, que incluye una selección de seis fotografías de cada proyecto, el texto introductorio y una imagen del autor/a.

Couvent des Minimes_Le visage Humain de Covid-19 à New York

Este año los programas de mano sólo han sido impresos en los dos idiomas mencionados y no en la versión catalana ni en la castellana como también era costumbre, aunque se podían descargar en la entrada con el código QR.

Todas las imágenes de las veinte exposiciones, con sus introducciones y sus pies de fotos, se pueden visionar en la web del festival (www.visapourlimage.com).

Un festival tan interesante como recomendable.

Texto e imágenes: © Joan Cortès, 2020