image_pdfimage_print

Está llamada a ser uno de los conjuntos del año. Y si las cosas van bien, por qué no decirlo, de los próximos años. Y es que Artemis, una formación exclusivamente femenina formada por algunas de las mejores artistas del mundo del jazz va a por todas en su primer álbum.

Pero comencemos, en primer lugar, con las presentaciones. Dirigida por la pianista Renee Rosnes, de la banda forman parte Melissa Aldana (saxo), Anat Cohen (clarinete), Ingrid Jensen (trompeta), Allison Miller (batería), Noriko Ueda (bajo) y la estupenda vocalista Cecile McLorin Salvant.

Si leemos las reseñas que de este álbum hacen la prensa especializada, el álbum de debut del grupo está llamado a ser si no el mejor del año, uno de esos que sí o sí hay que tener en cuenta cuando al echar la vista atrás, analicemos la mejor música que se ha producido en este 2020 tan extraño.

Y sin embargo, hay algo en Artemis que a mí no me llega o mejor dicho, con lo que no consigo conectar… sobre todo a nivel emocional. Lo cual sin embargo, no le quita ningún mérito a nivel técnico, con una producción de primerísimo nivel. Es como si de alguna manera, con Artemis nos embarcásemos en un viaje estupendo, que promete todo tipo de aventuras y diversión, pero del que al volver a casa y revisar nuestros recuerdos, solo salvemos esa excursión opcional de última hora. Y sí, el viaje nos gustó, pero prometía tanto…Estoy seguro de que conocéis esa sensación.

Al disco, justo es decirlo, le cuesta empezar: tanto en “Goddess Of The Hunt”, como en “Frida” (uno de los temas que Aldana acabó dejando fuera de su álbum homenaje a Frida Kahlo), el conjunto “sestea” en un preciosismo musical al que le falta una dirección concreta… y que por fin encuentra en el tercer tema, una estupenda versión de “The Fool On The Hill”  de los Beatles, en la que esta vez sí, el grupo demuestra de lo que es realmente capaz.

Pasable es “Big Top”, ejercicio de ligero free jazz al que salva el gran sentido rítmico y la energía de Allison Miller y por supuesto, Cecile McLorin Salvant hace lo que normalmente hace la Salvant: bordarlo. Tuve la oportunidad de verla en concierto hace poco más de un año y fue una experiencia memorable. En “If it’s Magic” se hace casi con el protagonismo del álbum con una más que notable versión de la balada de Stevie Wonder; mientras que “Cry, Buttercup, Cry” es un bonito homenaje al clásico de Maxine Sullivan.

El álbum se completa con la meditativa “Nocturno” y una versión un tanto deslavazada del “The Sidewinder” de Lee Morgan; curiosa en su propuesta de argumentos, pero que en mi opinión falla a la hora de transmitir lo que consigue Morgan en un tema tan divertido y bailable. En definitiva, “Artemis” es un álbum con muy buenas intenciones, con momentos más que interesantes, pero que tomado en conjunto, no cumple con lo que promete.

La calidad de las artistas es tan grande, sin embargo, que estoy seguro que a poco que afinen los mecanismos internos de la banda, pronto nos encontraremos con un segundo álbum a la altura de las capacidades individuales de sus miembros.

© Rudy de Juana, 2020. http://www.caravanjazz.es/

Artemis: Artemis (Blue Note, 2020)