image_pdfimage_print

María Toro lanza este mes su tercer álbum, Fume, con el que concluye la trilogía que dio comienzo en 2014, con A contraluz, grabado durante su estancia en la ciudad de Nueva York, y al que siguió Araras (2017), compuesto en la siguiente parada de su periplo, Río de Janeiro.

A lo largo de estos tres discos, María Toro ha ido recogiendo influencias muy diversas, pero que ella logra fusionar sorprendentemente bien: sones gallegos de su tierra natal, acordes flamencos, tradición brasileña y jazz de vanguardia. Ella misma define al conjunto como “una trilogía creativa en la que se retroalimentan experiencias y aprendizaje”. El resultado es una música que tan pronto sorprende, como resulta familiar, pero siempre agradable de escuchar.

Con el título del álbum, Fume (Humo), la artista quiere rendir homenaje a los recuerdos de su infancia y a las cocinas de leña, cerca de las que pasó sus primeros años. Contiene 10 temas, compuestos por la propia María Toro, en los que es posible encontrar un poco de todo lo anteriormente mencionado. Así, “Seu Marco” y “A Barata” son composiciones en las que se percibe la influencia brasileña, escuchamos aires flamencos en “La otra”, ritmos urbanos en “Kilitum” y en “Uno” – gracias a la batería de Litwin y a la trompeta de Rafaelovich – mientras que en “Fume”, que da título al disco, y en “A costureira”, María Toro recoge influencias de su tierra natal. Para este disco ha contado, además, con la intervención de un excepcional pianista, Chano Domínguez, en los temas “Nos vemos en la mureta” y “Esto es para ti”.

María Toro y su discográfica, Jazz Activist, presentarán Fume de manera oficial el próximo 21 de noviembre en la edición 2020 del Festival de Jazz de Madrid. Entre tanto, María ha respondido a algunas preguntas para Tomajazz realizadas por Juan F. Trillo.

Tomajazz – Juan F. Trillo: ¿Qué te has llevado, musicalmente hablando, de Nueva York y qué de Río de Janeiro? ¿En qué forma te han influido estas dos culturas musicales?

María Toro: De ambas ciudades me he llevado infinidad de experiencias e intercambios musicales con artistas de muy diversas culturas, y esos años de vivencias han sido definitivos para lo que es mi música hoy. De Nueva York me he llevado la multiculturalidad, tener la oportunidad de relacionarme con músicxs de muchas escuelas diferentes; allí aprendí a saltarme las barreras de las etiquetas y hacer música de una manera más libre, sin pensar en las fronteras.  La experiencia en Brasil también ha sido fundamental para mi carrera. Allí me inspiré muchísimo con todo lo que evoca ese país, su musicalidad, colores, fauna, naturaleza…. he aprendido mucho a tocar intuitivamente y a compartir música con personas de la calle, sin formación, con una intuición abrumadora que aplasta cualquier teoría. Ese proceso de intercambio ha sido muy enriquecedor y me ha abierto mucho la cabeza para mis composiciones.

Tomajazz – Juan F. Trillo: En esta ocasión, además de la flauta y la pandereta, haces las voces en “A costureira”, un tema de raíces claramente gallegas. ¿Volveremos a escuchar tu voz en el futuro, tal vez en más de un tema?

María Toro: En esta ocasión he tenido la osadía de cantar una melodía tradicional de Galicia que me cantaba mi abuela cuando yo era una niña. Es una melodía que nace muy fuerte dentro de mí y que representa mi infancia y mis raíces, porque mis primeros contactos con la música fueron a través de la pandereta y el folclore de mi tierra. Por eso he sentido la necesidad de cantarla en este disco, que representa en cierto sentido un reencuentro con mis orígenes. Cuando canto tiene que tener una justificación, tiene que haber algo que me lleve hacia ello, como ha pasado en este caso. Yo me dejo llevar así que seguiré cantando mientras tenga el impulso de hacerlo.

Tomajazz – Juan F. Trillo: Tras concluir esta trilogía, ¿tienes ya pensado cómo enfocarás tus próximas grabaciones?

María Toro: El momento de finalización de un álbum yo lo vivo como un acontecimiento muy fuerte. Es como un nacimiento de tus propias creaciones, una culminación de ti mismo. En ese proceso tan largo e intenso existen millones de etapas y fases, es un carrusel de emociones, pero cuando llega el momento en que la obra está terminada yo me siento plena. En este momento estoy saboreando esa plenitud y todas las satisfacciones que FUME me está proporcionando, y que justifican todo el esfuerzo que supone un proyecto hecho a pulmón, como éste. Y claro, después de FUME vendrán otros proyectos, nuestra cabeza no para.

Tomajazz – Juan F. Trillo: Para finalizar, resulta inevitable preguntarte por el efecto que está teniendo la situación sanitaria que el mundo entero está viviendo en tu carrera musical. ¿De qué forma te ha afectado?

María Toro: Eso es algo que aún no lo sé. Estamos en una etapa de transición, aprendiendo a reinventar nuestra profesión, con conciertos sin público, clases sin alumnos, cancelación de conciertos a días antes…  Estamos adaptándonos a la realidad que tenemos, y cada día es diferente porque no sabemos hacia dónde vamos. Nunca hemos sido un sector estable y mucho menos lo somos ahora. Pero también pienso que de todo se puede aprender y sacar algo positivo, es un momento de reflexión, de pensar en quienes somos y en lo que queremos.

Texto: © Juan F. Trillo, 2020 / https://jantilkut.wordpress.com/https://www.facebook.com/jan.tilkut
Fotografía de María Toro en JazzEñe 2017: © José Luis Luna Rocafort, 2017

María Toro: Fume
María Toro
: flauta travesera, pandereta, voces.
David Sancho: piano, voces.
Toño Miguel: contrabajo y voces.
Andrés Litwin: batería.
Chano Domínguez: piano.
Miron Rafaelovich: trompeta y fliscorno.
Shayan Fathi: batería y palmas. Grabación, mezcla y master.
Sello discográfico: Jazz Activist.