All About Marco -tres partes, dos entreactos y nueve músicos- (52è Voll-Damm Barcelona Jazz Festival / Sala Barts, Barcelona. 2021-01-21) [Conciertos de jazz] Por Joan Cortès

  • Fecha: Jueves, 21 de enero de 2021
  • Lugar: Sala Barts (Barcelona)
  • Grupos:
    Talismán
    Marco Mezquida, piano
    Martin Meléndez, violonchelo
    Aleix Tobias, batería y percusión
    Collage Beethoven
    Marco Mezquida, piano
    Pablo Selnik, flauta
    Masa Kamaguchi, contrabajo
    David Xirgu, batería
    Sílvia Pérez Cruz & Marco Mezquida
    Marco Mezquida, piano
    Sílvia Pérez, voz
    Chicuelo-Marco Mezquida
    Marco Mezquida, piano
    Juan Gómez “Chicuelo”, guitarra
    Paco de Mode, percusión

Con el redondo y atractivo “All about Marco”, el pianista Marco Mezquida presentó, el pasado jueves 21 de enero, cuatro de sus diversos proyectos, los tres que estaban anunciados más la sorpresa/regalo del segundo entreacto.

Es evidente que la totalidad del amplio y variado universo del menorquín necesitaría de una especie de Maratón a lo John Zorn (otro hiperactivo e inquieto músico, más allá de las concepciones y estéticas musicales de cada uno ellos). A pesar de ello las cuatro propuestas fueron bien representativas. Si a ellas les sumamos la del trio MAP con la Banda Municipal de Barcelona, programada por el mismo festival y l’Auditori de Barcelona (que se pudo seguir vía streaming), más el exquisito piano solo, una de sus facetas más características, del pasado verano en el Palau de la Música, habremos disfrutado en Barcelona de varias de las caras de este poliédrico músico a lo largo de este último y accidentado medio año.


La primera parte, de unos cuarenta minutos, correspondió a la presentación en Barcelona de su último trabajo discográfico, Talismán, con la misma formación que había grabado el exquisito Ravel’s Dreams (homenaje a Maurice Ravel). Talismán está formado por composiciones cortas, aparentemente sencillas y alejadas de la orfebrería beethoveniana de su anterior trabajo. Composiciones llenas de colorido, vitalidad y dinamismo. Elaborado con el mimo melódico característico de Mezquida y urdido con la complicidad máxima de Martin Meléndez al violonchelo y Aleix Tobias a la batería y percusión.


Pasamos sin descanso a la entrevista/diálogo del director artístico del festival, J. A. Cararach, con el pianista, que se desarrolló de forma amena con algunas respuestas afablemente irónicas “si hubiera estudiado más estaría tocando Mozart y, claro, los pianistas de clásica cobran más que los de jazz y tú lo sabes, …, pero también es cierto que no hubiera llegado hasta aquí”.


El segundo proyecto, Beethoven Collage, que a su vez se reconvirtió en otro collage reducido de media hora. Es un trabajo de urdido complejo, que no se pudo apreciar en toda su riqueza. Posiblemente la propuesta menos favorecida por la estructura, duración de la velada y el temporizador limitado a las 22 horas normativas del confinamiento. Interpretado por el propio Marco con el flautista Pablo Selnik, el único viento de toda la velada, el contrabajista Masa Kamaguchi y el baterista David Xirgu. Un trabajo exquisito con constantes juegos de idas y venidas entre partitura y composición inmediata.


En el segundo entreacto contamos con la sorpresa/regalo, de tan sólo unos diez minutos, del dueto de Mezquida con la cantante Sílvia Pérez Cruz, que materializaron un tapiz a base de pequeños fragmentos de temas, perfectamente aunados y fluidos, dejando constancia de su impecable entendimiento. Uno de los momentos más álgidos en una noche de altos vuelos.


Una noche que se cerró con la plena constatación de la fluidez entre dos músicos de procedencia diferentes, pero con las miras bien abiertas, que se escuchan, se entienden y confluyen de forma admirable, Chicuelo y Mezquida. Flamenco, jazz y otras hierbas, y, especialmente, lo que saben elaborar con todo ello. Hasta la fecha con sólo dos trabajos discográficos, ambos, como en los directos, con el destacable trabajo del percusionista Paco de Mode.


Aunque a priori puede parecer una frivolidad, pero dada la querencia del pianista por las camisas y los chalecos, podríamos decir que no resultó nada gratuito la elección de las camisas para cada uno de los proyectos anunciados, que de buena manera sirvieron para subrayar y resumirlos visualmente. Para Talismán, una de rojo liso sedoso, vivo y festivo, con el mismo color dominante de la portada del cd diseñada por Mireia Miralles, la segunda, para Beethoven Collage, de color azul cerceta oscuro con un denso estampado de líneas y formas pinceladas en negro y la tercera con el dibujo de varias grullas blancas volando libremente en diferentes direcciones sobre un fondo negro y gris.


Una velada con tres partes, dos entreactos, tres camisas y nueve músicos excelentes en perfecta comunión. Otras de las habilidades de este pianista, es el acierto y gusto a la hora de escoger a sus compañeros de viaje para cada uno de sus proyectos.

Texto e imágenes: © Joan Cortès, 2021