44º Festival Getxo Jazz

  • Fecha: 1 de julio de 2021. 19:00
  • Lugar: Muxikebarri, Getxo (Vizcaya)
  • Grupo:
    The Cuban Jazz Syndicate
    Michael Olivera, batería y voz.
    Miryam Latrece, voz.
    Pepe Rivero, piano.
    Raynald Colom, trompeta.
    Ariel Brínguez, saxo.
    Yarel Hernández, bajo.

Buena parte del público que abarrotaba la Sala Ereaga, del Musikene de Getxo, Bizkaia, llegó al concierto de The Cuban Jazz Syndicate esperando encontrarse con un repertorio música rumbera tradicional; ya saben, algo de mambo, un poco de chachachá, otro poco de bolero, mucho son… Sin embargo, para desmayo de algunos, Cuban Jazz Syndicate son una banda jazzera donde las haya, de vanguardia incluso.

Los aires de la tradición se detectan aquí y allá, pero desde luego no constituyen más que la base sobre la que construyen todo su entramado musical. Michael Olivera lidera un sólido sexteto de músicos que saben lo que se traen entre manos. Con más de sesenta discos en su haber, Olivera aprovechó su participación en el reanudado festival Getxo Jazz para presentar su última grabación Y llegó la luz.

Como es fácil imaginar, no son unos neófitos sobre los escenarios, pues han pasado por algunos de los más prestigiosos, en Madrid, Barcelona, Montreal, Varsovia, Tokio o Viena. No es de extrañar, por lo tanto, la seguridad y tranquilidad con la que afrontaron el concierto, si bien tal vez les sorprendió un poco de la fría reacción del público ante sus intentos de enredarlo en coros y palmas, algo que parece consustancial a cualquier espectáculo musical procedente de la isla caribeña, pero que aquí no acabó de cuajar.

El problema es que, como decíamos más arriba, la suya no es una música que se preste especialmente a la participación popular, sino más bien a una degustación, digamos, intelectual. Las intervenciones de los metales —Raynald Colom en la trompeta y Ariel Brínguez en el saxo— estuvieron a la altura de los mejores intérpretes de jazz progresivo o de fusión. Si en algunos momentos las raíces latinas resultaban evidentes (“Bolero danzongo”), en otros, los metales citados y el bajo de Yarel Hernández generaban sonidos que bien podríamos llamar urbanos (“Para Tito”), y aún en otros, se detectaban influencias africanas (“Mozambique”). De su experimentación, fue buena muestra el quinto tema, “Mi ritmo”, inspirado en el conocido “Oye como va”, de Carlos Santana y Tito Puente, aunque Michael Olivera ya advirtió al público antes de empezar: “No se emocionen”, les dijo. Y con razón, pues el resultado es una muy interesante versión, si bien por completo irreconocible.

Dicho todo esto, hay que añadir que, dada la calidad de los músicos, la banda podría dar más de sí, si las composiciones estuviesen un poco más trabajadas. En ciertos momentos brillaban destellos de inspiración que deberían haber sido mejor aprovechados. La intervención de la vocalista tampoco fue todo lo satisfactoria que se podría desear: no se le entendía nada de lo que cantaba, salvo cuando en el tercer tema, “Ganas de vivir”, el resto de los músicos se lanzaron a corear el estribillo, con el apoyo del público. Una vocalista que no vocaliza, no tiene mucho sentido, la verdad.

Por otro lado, los músicos deberían replantearse la duración tanto de las intervenciones solistas, como de los temas en sí mismos. Un solo debe ser algo más que una exhibición de destreza instrumental; el músico debe tener algo que decir. Y otro tanto vale para las composiciones de la banda, en general. Como ejemplo el excelente tema final, a cargo de ese gran pianista que es Pepe Rivero, “Para Bebo” —en homenaje a Bebo Valdés—, que hubiese sido perfecto de haber recortado los últimos minutos. Una vez has alcanzado el clímax de tu “mensaje musical”, concluye lo antes posible y dedícate a escuchar los aplausos.

Texto: © Juan F. Trillo, 2021 / https://jantilkut.wordpress.com/https://www.facebook.com/jan.tilkut
Fotografías: Pedro Urresti Barandiarán © Festival de Jazz de Getxo, 2021

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.