Falkner Evans: Invisible Words. Mirando hacia atrás sin lágrimas [Grabación de jazz] Por Juan F. Trillo

Los artistas siempre han convertido en fuente de inspiración cuanto acontece en sus propias vidas, las alegrías y las penas, y de la intensidad de estas emociones y de la destreza de cada cual depende en gran medida el resultado. En el caso que nos ocupa, Evans ha transformado el recuerdo de su esposa Linda –fallecida en 2020- en las ocho deliciosas melodías que componen este álbum. Sin embargo, el pianista neoyorkino no ha querido hacer un homenaje póstumo a su memoria, sino más bien, y en sus propias palabras, “un retrato musical” de quien fue su compañera durante casi treinta años.

Se trata por tanto de composiciones que llevan una fuerte carga emotiva y que, a pesar de que quienes las escuchemos no conociésemos a la persona que las inspiró, no resulta difícil vincularlas a nuestras propias vivencias y sentimientos. Así pues, es preciso advertir al lector para que tome las palabras de esta reseña con precaución, pues no hay nada más subjetivo que las emociones.

Falkner, procede de Oklahoma, hereda su apellido del conocido novelista norteamericano y comparte un Grammy con los miembros de la banda western Asleep At The Weel, con quienes estuvo en la carretera durante cuatro años, hasta que en 1985 decidió asentarse en la ciudad de Nueva York. Desde entonces ha liderado un trio y un quinteto, si bien en esta ocasión ha querido grabar en solitario el que es su cuarto álbum, un reto a la altura de la ocasión.

Sin embargo, Falkner demuestra tanto su maestría al teclado como su sensibilidad compositora. Cada una de las piezas que integran esta colección transmite el estado de ánimo del pianista, a buen seguro debido al especial significado que tienen para él. El álbum se abre con el tema que da título al conjunto, “Invisible Words”, y se cierra con “Invisible Words for Linda”, intimistas y melancólicos ambos. El primero establece el tono del álbum en su conjunto y el último, el más breve de todos, sirve de despedida, despedida en la que nos parece apreciar la elevación de espíritu de quien mira al pasado con añoranza, pero dispuesto a seguir su camino.

Por lo tanto y en contra de lo que se podría esperar, no se percibe tristeza en ninguna de las composiciones, sino una actitud positiva: son los buenos momentos los que deben prevalecer en nuestra memoria, si no queremos que los recuerdos se conviertan en una carga demasiado pesada. Eso sí, transmiten todas ellas una fuerte, y probablemente inevitable, sensación de nostalgia.

Es, por consiguiente, un disco para escuchar en la intimidad, dejando que el piano y la compañía de Falkner nos lleven por senderos de la memoria poco frecuentados, en la que será sin duda una placentera experiencia. Son, como hemos dicho, ocho composiciones, que no llegan en total a cuarenta y cinco minutos, bastante menos de lo que suele ser habitual, pero que en este caso resultan suficientes para satisfacer al oyente, sin duda porque las emociones intensas suelen (y deben) ser también breves. Conclusión: muy recomendable.

Tomajazz: © Juan F. Trillo, 2021 / https://jantilkut.wordpress.com/https://www.facebook.com/jan.tilkut

Falkner EvansInvisible Words
Falkner Evans: Piano
Productor: Falkner Evans
Ingeniero sonido: Michael Marciano
Grabado en los estudios Samurai Studio, Astoria, Queens. NYC.
Fecha grabación: Enero y febrero de 2021.
Masterizado en Systems Two, Long Island, NY.
Publicado en 2021 por Consolidated Artists Productions.

Print Friendly, PDF & Email

Deja tu comentario: ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.